jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 06:40

Agenda Inclusiva

Presentado por:

Inclusión

Seguridad inclusiva: el método de extinción de fuego que todos pueden manipular

por 15 mayo, 2018

Seguridad inclusiva: el método de extinción de fuego que todos pueden manipular
Ante el inicio de fuego, existe un extintor liviano y fácil de manipular que funciona mediante lanzamiento directo y diseñado especialmente para ser utilizado por todas las edades y todas las personas. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este año entró en vigencia la Ley de Inclusión Laboral y hay mayor conciencia sobre el acceso a personas con discapacidad a distintos ámbitos en la vida pública y privada.

Sin embargo, hay detalles que la puesta en marcha de normas de este tipo no han considerado, como situaciones de seguridad. Por ejemplo, en caso de incendio puede resultar difícil poder manipular un extintor convencional, por el peso, la ubicación o la habilidad para usarlo.

A diferencia de los tradicionales, que tardan mínimo 20 segundos en descargarse y hacer efecto, el Bonex FR911 sólo requiere que su envase sea lanzado al fuego y produce un efecto inmediato. Su efectividad y fácil uso está cambiando la forma de reaccionar ante los primeros efectos de un siniestro y lo más importante es que está considerado como un producto inclusivo, ya que puede ser utilizado por niños, adultos mayores y personas con capacidades diferentes.

Es un producto de rescate rápido perfecto para ser instalado en escuelas, hospitales, hoteles, oficinas, fábricas, centros comerciales, edificios de gran altura, centros públicos hasta medios de transporte.

También se proyecta con un uso para las familias. Hoy muy pocos hogares cuentan con algún mecanismo para combatir fuegos en su etapa inicial por diferentes motivos: son muy grandes y ocupan espacio, son difíciles de usar, entre otros aspectos.

Si bien el envase es resistente a la manipulación, puede romperse cayendo desde una altura de sólo 30 centímetros. Esto asegura su efectividad, considerando que la recomendación es tirarlo desde una distancia de dos metros de las llamas que se originen.

El FR911 ha recibido varias certificaciones internacionales, una de ellas en Europa y su uso es obligatorio en Japón y Corea del Sur para los recintos donde hay niños y adultos mayores. Dada su facilidad de uso que no requiere capacitación, es de fácil almacenamiento, pesa poco, dura hasta cinco años y tiene prácticamente un nulo impacto sobre el medio ambiente.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV