Sonidos diseñados al detalle para atraer a los compradores - El Mostrador

Miércoles, 13 de diciembre de 2017 Actualizado a las 04:06

Agenda Vida

Presentado por:

Sonidos diseñados al detalle para atraer a los compradores

por 12 julio, 2011

BBC Mundo
Sonidos diseñados al detalle para atraer a los compradores
El ruido del obturador de una cámara digital, el del motor de una motocicleta o el de la puerta de un automóvil al cerrarse son sonidos cuidadosamente diseñados para complacer a los consumidores.

Muchos de los sonidos que escuchamos a diario han sido fabricados por ingenieros para persuadirnos de comprar cosas.

Los sonidos de cientos de productos han sido ajustados deliberadamente para satisfacernos, de acuerdo con Trevor Cox, profesor de ingeniería acústica de la Universidad de Salford, en Reino Unido.

Cox explica que la práctica tiene su origen hace unos 10 años en la industria automotriz.

"Los fabricantes se dieron cuenta de que cuando uno va a ver un auto en un concesionario lo primero que escucha no es el motor", dice Cox.

"Lo que uno escucha es el sonido de la puerta cuando se abre y cuando se cierra".

"Es una primera impresión sonora verdaderamente importante", asegura.

Pero cuando los fabricantes tuvieron que poner refuerzos en las puertas para satisfacer las exigencias de seguridad, los sonidos al abrir y cerrar comenzaron a cambiar.

"Y pensaron '¿cómo podemos reformularlo para que suene más caro, de más calidad?'", explica Cox.

Los ingenieros introdujeron amortiguadores en las cavidades de las puertas para reducir el tono latoso que habían adquirido y modificaron el mecanismo de la cerradura para que hiciera el tipo de clic exacto.

Obturador

El uso de ingeniería para moldear los sonidos de la vida cotidiana ya ha pasado a otros campos de la industria.

El ruido del obturador de una cámara de fotos digital es un ejemplo que busca imitar el de la vieja tecnología en un dispositivo moderno.

"Me atraen las cámaras digitales con un fuerte sonido de obturador", dice el especialista en tecnología de la BBC, Clark Boyd.

"Lo que está claro es que asociamos ciertos sonidos con la calidad de un producto".

En algunos casos los sonidos están diseñados para más que solo complacer o engañar al consumidor.

Por ejemplo, en el caso de los coches eléctricos, sirven a la seguridad.

El nuevo auto eléctrico de Nissan tiene un altavoz bajo el capó y un sintetizador que genera un ruido que imita al de un motor de combustión.

Y la motocicleta ENV, impulsada por hidrógeno, sería totalmente silenciosa si no fuera porque incorpora un ruido artificial para advertir a los peatones que se aproxima.

Harley Davidson

De hecho, el sonido de las motocicletas es algo que los fabricantes han buscado proteger.

En 1994, Harley Davidson inició un trámite para patentar el característico resonar de sus motos.

La empresa decía que los fabricantes japoneses habían imitado el sonido de algunos de sus renombrados motores.

El caso se mantuvo abierto por seis años y en 2000 Harley Davidson desechó el trámite, asegurando que habían ganado en "las cortes" de la opinión pública.

"Una de las cosas graciosas acerca de estas tecnologías es cómo algunos de los viejos sonidos e imágenes perduran", dice Cox.

"Cuando uno circula por las carreteras británicas, el símbolo de paso a nivel ferroviario es el de una vieja locomotora de vapor, pero hace años que no veo una."

"O si uno busca en su computadora el botón de guardar, lleva el dibujo de un disco flexible; ¿cuánta gente graba hoy sus documentos en un disco flexible?".

De la misma forma, los fabricantes de automóviles, teléfonos y cámaras responden a sus propias ideas, ancladas en el pasado, de cómo deberían sonar las cosas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)