Lunes, 21 de agosto de 2017 Actualizado a las 05:25

Sociedad

Tecnología de reconocimiento facial promete terminar con la evasión en el Transporte Público

por 28 junio, 2017

Tecnología de reconocimiento facial promete terminar con la evasión en el Transporte Público
El sistema que actualmente se utiliza con gran éxito en varias ciudades de Brasil podría disminuir en cerca de un 20% la evasión en el sistema de transporte público.

Con el objetivo de hacer más eficiente y disminuir el alto nivel de evasión en el pago del transporte público, ya comenzó a operar, en la comuna de Talcahuano, Concepción, el sistema de Reconocimiento Facial inteligente en varios buses del transporte público, tecnología de punta que ya ha sido revisada por el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones.

Así lo anunció, Álvaro Iriarte, gerente comercial de Citymovil, empresa nacional que importó desde Brasil esta tecnología basada en la comparación del registro fotográfico del usuario y sus rasgos biométricos, los cuales son almacenados en su tarjeta de pago sin contacto.

Se trata del mismo sistema que está evaluando para implementar y apoyar los cambios al medio de pago del Transantiago y que permitiría controlar de mejor manera el uso de la tarjeta BIP! en estudiantes y usuarios subsidiados, solo vinculando la información ya disponible con la nueva metodología de pago que adquiera el sistema.

Adicionalmente, la autoridad decidió probar este sistema dando la partida a un nuevo piloto en la comuna de Limache, Valparaiso, en los próximos días.

El sistema de reconocimiento facial ya se ha adoptado en otras ciudades importantes de Sudamérica como Sao Paulo, Río de Janeiro, Florianopolis, Fortaleza, entre otras.

“Se trata de una tecnología fácil de usar, que mejora la experiencia de viaje y los tiempos de traslado de las personas, gracias a su simpleza en su uso, funciona mediante una base de datos, con fotografía de los usuarios. Esto permite evitar fraudes, evasión, y mal uso de las tarjetas de beneficios o rebaja, como la tercera edad y la TNE”, destacó el especialista.

Además aseguró que a través de este sistema, se puede disminuir en un 20 % la evasión “está comprobado que disminuye el fraude y por ende la evasión en el pago”.

El servicio de recaudo electrónico con reconocimiento facial llega a cerca de 7 millones de usuarios, en ciudades como Río de Janeiro, donde operan 25 mil equipos. Su modelo de operación está basado en la filiación o registro de los usuarios  o  estudiantes, o cualquier individuo que tenga algún beneficio o subsidio por alguna gratuidad, por medio de una foto -con cámara biométrica- que registra unos 500 puntos únicos del rostro.

“Esto permite generar un código único en el mundo que queda grabado en el sistema y se empalme con el ADN lógico de la tarjeta para luego ser reconocida por el validador del bus. Se activa una cámara que saca 10 fotos en menos de un segundo e identifica a la persona. Si no es el titular la tarjeta se desactiva y el torniquete se bloquea”, explicó el experto.

Es 100% ciento fiable, ya que el software de reconocimiento facial identifica las tarjetas con diferencias comparando la foto captada en el bus y la foto del registro.

“Esta tecnología está a la mano de Transantiago ya que la licitación tecnológica de Transantiago 2.0 estaría apuntando a un sistema con mayor seguridad y contar al mismo tiempo, con un control en la tarjeta TNE, lo que permitiría asegurar que todas las tarjetas con beneficios (estudiantiles, subsidios directos, o incluso tercera edad) no sean víctimas de fraudes o engaños”, puntualizó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$45.000
Semestral:
$20.000
Trimestral:
$10.000
Mensual:
$5.000

Plan Empresa

Anual:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 500.000)

Semestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 250.000)

Trimestral:
$100.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 150.000)

Mensual:
$40.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 50.000)