domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:08

Agenda País 2030

Salud

Déficit de nutricionistas en la salud pública: profesionales advierten riesgos y exigen intervención de las autoridades

por 23 junio, 2018

Déficit de nutricionistas en la salud pública: profesionales advierten riesgos y exigen intervención de las autoridades
Especialistas aseguran que se puede poner en riesgo la vida de las personas, ya que la nutrición en un hospital es fundamental y parte del tratamiento de los pacientes, incluyendo los más graves. El gremio exige al gobierno poner atención al déficit que hoy existe en los establecimientos públicos, el cual llega al 60%, lo que se traduce en que un profesional, tenga que atender hasta a 120 pacientes por día.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es un rol desconocido por muchos, pero de tanta importancia como cualquier otro profesional que trabaja en cada hospital público de Chile. Se trata del profesional nutricionista, que tiene un papel destacado en la Salud Pública, desde el nivel central del Ministerio de Salud, hasta el operativo en la atención primaria de salud (consultorios) y hospitales.

Paolo Castro, presidente del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, señala que se trata del profesional mejor calificado desde su pregrado para prescribir alimentación a las personas sanas y que padecen de enfermedades, puesto que posee formación profesional en ciencias de la medicina, sociales y de alimentos, que le permiten abordar con pertinencia la prescripción de la alimentación.

“En los hospitales y clínicas del país, es el líder en los temas relacionados con alimentos y alimentación, abordando asuntos tales como inocuidad de los alimentos, centrales de producción, servicios dietéticos de leches, lactarios, bancos de leche, prescripción de alimentos a pacientes, soporte nutricional y evaluación nutricional integral. Debemos entender que un paciente que reciba una adecuada alimentación, probablemente es una persona que tendrá una mejor recuperación o tratamiento. Puesto que el quehacer del Nutricionista dentro de un reciento clínico es contribuir a la mejoría del paciente”, explica el profesional.

Castro es enfático en señalar que en Chile hace falta darle a la alimentación una concepción de tratamiento dietético nutricional en los pacientes hospitalizados y asumir la calidad que deben aportar los alimentos entregados, por lo cual, debe primero que todo tener el número mínimo de profesionales para hacer este trabajo.

“Situación que en Chile no se cumple, razón por la cual, existe un déficit de casi un 60% de profesionales nutricionistas. Lo que implica mucho más que la alteración del sabor o temperatura de las preparaciones, involucra una sobrecarga que se traduce en una atención al paciente, parcial dada la falta de recursos. Imagínese usted, su familiar tiene una enfermedad grave y requiere de alimentación como parte fundamental de su tratamiento, sin embargo, ese profesional tiene que atender durante esa mañana otros 120 pacientes. Eso que sucede en este país es gravísimo, puesto que afecta a las personas y de paso el presupuesto, dado que existe evidencia que un paciente mal nutrido durante su estadía hospitalaria puede utilizar más días cama”.

La importancia para los trabajadores y para la ciudadanía

Paolo Castro señala que se trata de una demanda justa tanto para los nutricionistas como para la ciudadanía, ya que lo que hoy ocurre es discriminatorio y poco saludable, ya que por la sobrecarga laboral, hay personas de por medio que no reciben un tratamiento digno, puesto que existe una suerte de omisión de la relevancia que tiene la dietoterapia en el bienestar integral que se merecen tener acceso.

“Todos, hemos tenido un familiar, amigo o cercano enfermo y hospitalizado. El principal beneficio es el derecho que esta persona tiene a recibir el tratamiento optimo desde el aspecto alimentario, para que idealmente se recupere lo antes posible. Por eso estamos llamando a asumir un compromiso de reponer los cargos faltantes y además permitir condiciones adecuadas laborales para que esto se traduzca en un beneficio para las personas”.

El presidente del Colegio de Nutricionista pone además como ejemplo, lo que ocurre en otros países, donde la profesión debe ser regulada, situación que en Chile no sucede, dado que no hay definición en el Código Sanitario. “Además, se le permite a los Colegios Profesionales, fiscalizar el ejercicio de la profesión, a través de registro o licencia que habilita para ejercer. Por lo tanto, tener un título profesional es uno de los pasos para ejercer la profesión pero no el único, puesto que cuando se trata de salud, debemos tomar todas las medidas necesarias para cuidar a nuestros usuarios”, sentencia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV