domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:08

Agenda País 2030

Mascotas

Evite dar empanadas y longanizas a su perro en Fiestas Patrias

por 11 septiembre, 2018

Evite dar empanadas y longanizas a su perro en Fiestas Patrias
Alimentos que se consumen en esta época pueden provocar intoxicación, diarrea y vómitos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace un año, el perro “Orejón” se convirtió en viral en redes sociales al robar una empanada durante una entrevista televisiva de Fiestas Patrias. Por "Orejón” cometió sin querer un grave error, ya que la empanada contiene cebolla, un ingrediente tóxico para los canes.

“Instalados junto a la parrilla dieciochera con la familia y sus amigos, los perros se exponen a que los alimenten con sobras, empanadas, carne cruda, huesos y embutidos que no son convenientes para ellos”, advierte Herly Studer, médico veterinario de Fit Fórmula.

Y añade que los seres humanos tienen una flora intestinal más variada y pueden procesar distintos alimentos que para los perros se convierten en difíciles de digerir o son tóxicos, y que pueden provocarles trastornos digestivos que en medio de las celebraciones obliguen a llevarlos a una clínica veterinaria.

Alimentos prohibidos

Entre los principales errores está dar al perro trozos de empanada, pues la cebolla que contiene es altamente tóxica para el can. La cebolla contiene una sustancia llamada tiosulfato que al no ser metabolizada apropiadamente se acumula en la sangre, provoca envejecimiento y destrucción de glóbulos rojos, pudiendo generar anemia. Los síntomas de esta intoxicación pueden incluir dificultad para respirar, vómitos, diarrea y orina pigmentada entre otros.

Las pasas de la empanada también pueden provocar insuficiencia renal en el perro, con síntomas de vómito, diarrea y letargo.

Otro error es darle longaniza o chorizo, pues puede provocar dolor de estómago y vómitos por su contenido de grasa. Además estos embutidos tienen elevada concentración de sal que también es poco saludable para sus riñones y sistema circulatorio en general.

Durante el asado, es habitual dar al perro las sobras, como huesos de pollo y carne, lo que pueden provocar perforaciones en su paladar, garganta, intestino y estómago. Estas perforaciones pueden producir dolor de estómago, vómitos y diarreas con sangre. También el hueso puede atragantarlos o causar obstrucciones intestinales y requerir cirugía.

Darles carne cruda es un mal hábito porque puede llevarlos a adquirir parásitos y bacterias que pueden comprometer gravemente la salud del perro. Los estudios indican que la incidencia de encontrar concentraciones de Listeria, Escherichia coli y Salmonella entre otras bacterias es muy alta, sin contar las enfermedades parasitarias como Hidiatidosis que se puede transmitir al ser humano a través de las deposiciones del perro.

Si bien la carne asada será apetecida por el animal, habitualmente se le da restos con grasa que pueden hacer que aumente de peso y en razas mas delicadas incluso provocarles una pancreatitis. La carne no entrega una alimentación equilibrada, pues el perro requiere vegetales y cereales.

Finalmente, el veterinario señala que se debe tener cuidado con dejar vasos de alcohol que puedan quedar al alcance del perro, porque ellos también pueden presentar estados de ebriedad, que podría a provocarles alguna inflamación aguda al hígado, además de gastritis.

Si se desea regalonear al can y hacerlo igualmente partícipe de la fiesta, hay alternativas que son procesadas por la flora intestinal del perro sin problemas, como huesos de cartílago comestibles, snacks y calugas con sabor a lomo vetado o filete.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV