Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:39

Comisión de RR.EE. del Senado aprueba Convención Internacional contra Municiones de Racimo

por 7 mayo 2010

El proyecto de acuerdo aprobatorio de la Convención sobre Municiones en Racimo, adoptada en la Conferencia Diplomática de Dublín el 30 de mayo de 2008, se encuentra en sus últimos trámites legislativos, ya que sólo falta que la Comisión de Hacienda y la Sala del Senado se pronuncien sobre el mismo, para que quede en condiciones de ser promulgado por el Presidente de la República.

Esto, luego que la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, aprobara en forma unánime el convenio internacional, que se enmarca en la política de Estado que ha tenido Chile en torno a eliminar las minas antipersonales y las bombas de racimo.

Según explicó el presidente de esa instancia legislativa, senador Hernán Larraín, la aprobación de este proyecto de acuerdo por parte de la Comisión de Relaciones Exteriores "es un paso muy positivo y espero que sea una señal valiosa para esta política que tiene Chile de terminar con las minas antipersonales, ahora con las bombas de racimo y luego con la posición de desarme nuclear que ha representado el

Presidente en la reciente cumbre de Washington. La Comisión ha dado un paso más consolidando esta política de Estado".

El legislador destacó la postura unánime de la Comisión frente a este convenio internacional, argumentando que "Chile ha firmado proyectos para determinar la fabricación, producción, el uso y la existencia de bombas de racimo en nuestro país, considerando que se trata de un arma extremadamente peligrosa que en su explosión no discrimina el blanco y por tanto afecta no solo a militares sino que también a civiles y personas indefensas".

Cabe señalar que en el marco de las reuniones del Proceso de Oslo, iniciado en febrero de 2007, la Conferencia de Dublín tuvo como objetivo concluir un instrumento internacional jurídicamente vinculante que prohibiera el uso, la producción, la transferencia y el almacenamiento de las municiones en racimo que causen "daño inaceptable" a la población civil.

Asimismo, se buscó establecer un marco de cooperación y asistencia que asegurara un adecuado suministro de ayuda a los sobrevivientes y a sus comunidades, la limpieza de áreas contaminadas, la destrucción de stock de las municiones de racimo prohibidas y la importancia de educar respecto a su riesgo.

upi/jp/jn

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes