Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:44

Pizarro (DC) pide a Presidente Piñera renuncia de embajador Miguel Otero

por 7 junio 2010

El senador Jorge Pizarro (DC) emplazó este lunes al Presidente Sebastián Piñera a que exija la renuncia del embajador en Argentina, Miguel Otero, quien se refirió este fin de semana sobre el actuar del régimen militar (1973-1990)

Según Pizarro las declaraciones de Otero "son muy graves" pues pueden traer problemas a Chile, aduciendo que un representante diplomático habla en nombre del país.

"Son muy graves las declaraciones del embajador Otero porque los embajadores hablan en el nombre de Chile y de su gobierno (…) nos van a traer problemas sobre todo en América Latina, por la sensibilidad que existe respecto de las violaciones de derechos humanos", afirmó el titular del Senado.

Asimismo, Pizarro sostuvo que "el presidente Piñera tiene que pedir la renuncia al embajador, porque sino, se puede prestar para que se piense que es la política del gobierno en materia de política exterior".

Pizarro afirmó que "no hay opiniones personales de este tipo", refiriéndose a las justificaciones que entregó Otero al tema.

REACCIONES DEL BLOQUE OPOSITOR

El presidente del Partido Socialista (PS), senador Fulvio Rossi, definió de "graves" y como un "agravio a las víctimas de violaciones a los derechos humanos" durante el gobierno militar, las declaraciones del embajador de Chile en Argentina, Miguel Otero, quien expresó que "la mayor parte de Chile no sintió la dictadura" de (Augusto) Pinochet.

Por lo anterior, el legislador pidió a nombre del PS la remoción inmediata del representante diplomático, a quien atribuyó "hacer un grave daño a la imagen internacional de Chile y realizar una apología de Pinochet y su dictadura".

En entrevista al diario trasandino Clarín, el embajador alude además a que de no haber ocurrido el golpe de 1973, "Chile hoy sería Cuba".

"Estas declaraciones afectan y dañan gravemente la imagen de nuestra democracia en el extranjero y es un agravio a las víctimas de la dictadura y a cientos de compatriotas que sufrieron las graves violaciones a sus derechos humanos. No entendemos como una persona que se supone debe representar a Chile en el exterior comprometa de esta manera el prestigio y la imagen de Chile en un tema tan sensible como este, cuando todos los sectores nos hemos comprometido a velar y promover los Derechos Humanos", sostuvo Rossi.

En tanto el senador Alejandro Navarro rechazó las declaraciones de Otero, las que definió de "bochornosas".

De igual modo Navarro dijo que los dichos del otrora legislador RN "son un nuevo intento por reescribir la parte más oscura de la historia de Chile, insistiendo, nuevamente, en convencer a los chilenos y al mundo de la necesidad del golpe militar, cuando ya nadie comulga con ruedas de carreta en esa materia".

El parlamentario indicó que "parece poco serio que alguien que hoy ostenta la condición de embajador, pero que fue fiscal en la Universidad de Chile tras el golpe, y que luego formó parte de las llamadas comisiones legislativas que asesoraban a los integrantes de la junta militar cuando el Congreso estaba cerrado, hoy pretenda convencernos de que la dictadura casi pasó inadvertida para los chilenos, sino que además pretenda lavar su propia imagen diciendo que se opuso al despido y expulsión de profesores y alumnos por diferencias ideológicas".

Sumándose a los reproches, el jefe de bancada de los diputados del Partido Radical Social Demócrata, Marcos Espinosa, junto con rechazar categóricamente las declaraciones del embajador chileno en Argentina, Miguel Otero y sumarse a la petición de su remoción del cargo, consideró una falta de respeto para millones de chilenos esas declaraciones e hizo un llamado al gobierno de Sebastián Piñera y a los partidos que lo apoyan, a no olvidar "el duro transe que vivió nuestro país durante 20 años".

"Todos hemos hecho un esfuerzo por superar las graves consecuencias humanas y políticas que significó el establecimiento de un régimen militar en el país en donde millones de chilenos debimos soportar entre otras cosas, violaciones a los derechos humanos, destierro, muertes y una división que hasta ahora aún persiste en el país y desde esa perspectiva, hablar tan someramente de lo que fue esa época, es una falta de respeto", explicó el legislador.

Espinosa recordó que durante estos años tanto la Concertación como los partidos de la Alianza por Chile, "intentamos convivir con este tema y buscar de manera responsable superarlo. Hasta ahora lo habíamos hecho bien, por lo que lamentamos que haya personas que no entiendan ese esfuerzo y lo que es más lamentable es que sea una autoridad política la que haga estas alocuciones sin ton ni son".

upi/pc/mfg/bp//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes