Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:50

Familia Prats–Cuthbert indignada por suspensión de fallo de la Suprema

por 6 julio 2010

Su desazón expresó este martes la familia Prats–Cuthbert tras imponerse que nuevamente fue postergado por la Segunda Sala de la Corte Suprema el fallo definitivo con las condenas dictadas contra los responsables de los homicidios del otrora comandante en jefe del Ejército y su esposa, perpetrados en septiembre de 1974, en el barrio bonaerense de Palermo.

Al respecto, la abogada Pamela Pereira manifestó que "con mucha indignación queremos informarles que se nos has ha dado a conocer por el ministro (Hugo) Dolmestch de la Corte Suprema que el fallo no está,

que no hay fecha para cuando se entregue".

Tras revisar recursos de casación interpuestos por los acusados, la Sala Penal debe pronunciarse si confirma o modifica las sentencias planteadas por la Corte de Apelaciones de Santiago (enero de 2009) y

el juez de la causa Alejando Solís (julio 2008).

"Nos parece que es una realidad francamente indignante, así se lo hemos manifestado personalmente. No nos parece razonable ni comprensible la situación que se ha creado. No hay razones para que este fallo se haya dilatado prácticamente ocho meses en su redacción. Por lo tanto, le hemos señalado nuestra desaprobación, nuestra molestia y la indignación de la familia", declaró la abogada querellante.

Debido a la suspensión del dictamen, las hijas de Carlos Prats serán recibidas junto a sus defensores, mañana miércoles a las 08:30 horas, por el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica.

Junto con esto, Pereira manifestó que "hemos decidido pedir una audiencia a la Corte Suprema sin perjuicio de seguir manteniendo la relación con esta Sala de la Corte a objeto de que pueda salir esta

fallo en definitiva. Hicimos presente que no sólo está en juego los intereses que tiene esta familia, sino que también aquí hay una institucionalidad".

"Se trata del crimen de un comandante en jefe ocurrido en un país extranjero, por cierto que hay un interés del gobierno argentino también comprometido, entonces nos parece realmente muy delicada la situación que se ha generado sin que tengamos una razón que justifique la información. Nosotros teníamos la información del departamento de comunicaciones y se nos había señalado por el presidente Juica que se estaba firmando el fallo y la propia Sala sabe que hemos estado toda la mañana esperando el fallo y la verdad es que ahora sale el ministro a darnos esta explicación que no explica nada, porque tampoco hay un razonamiento que justifique la demora de los ocho meses en que esta fallo está en veremos", agregó.

En tanto, el ministro Hugo Dolmestch comentó que "no sé que si haya dado una fecha y el fallo no está firmado. Que yo sepa nunca se ha citado a las partes. El fallo está terminado sólo faltan algunos detalles que son mínimos y es probable que salga durante esta semana, pero yo no puedo asegurar nada. La familia tiene derecho a conocer el resultado de los fallos".

En tanto, Sofía, la mayor de las hijas del matrimonio Prats, afirmó que "nosotros hemos manifestado al ministro nuestra indignación para esta situación, porque llevamos ocho meses esperando el fallo. Periodo en que hemos tenido distintas reuniones para saber el momento en que esto se iba a realizar y se nos han dado distintas fechas que se han ido modificando en el tiempo. Y hoy la explicación es que todavía no está listo. Entonces no hay ninguna razón para que este fallo se haya demorado ocho meses sólo en su redacción".

El 29 de enero del año pasado, la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la sentencia dictada el 30 de junio de 2008 por el juez de primera instancia, Alejando Solís.

El magistrado condenó a doble cadena perpetua al general Manuel Contreras, como autor del asesinato del exiliado oficial y de su esposa.

Carlos Prats, ex jefe del Ejército chileno, y su esposa, Sofía Cuthbert, murieron en un atentado con explosivos colocados en su automóvil, el 30 de septiembre de 1974 en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, donde se habían radicado tras el golpe de 1973.

De forma adicional, Contreras fue sentenciado a otros 20 años de prisión como jefe de la asociación ilícita que organizó la disuelta DINA para cometer el doble crimen.

Las mismas penas recibió el ex brigadier Pedro Espinoza Bravo; mientras el general retirado Raúl Eduardo Iturriaga Neumann, encargado de las operaciones en el exterior del organismo, recibió dos condenas

de 15 años de prisión por los asesinatos y 541 días por asociación ilícita.

El ex brigadier José Zara fue sentenciado a dos penas de diez años de cárcel por los homicidios y a 541 días por la asociación ilícita, al igual que los ex coroneles Cristoph Willike Floel y Juan Morales Salgado.

Mientras Mariana Callejas fue condenada a dos penas de diez años. La mujer fue esposa del ex agente estadounidense Michael Townley, quien actualmente reside en Estados Unidos, acogido al programa de protección de testigos, fue el encargado de instalar y detonar la bomba colocada bajo el automóvil del general Prats.

upi/mf/bp//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes