Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:25

Proyecto FIA-INIA mejoraría calidad del Ciruelo Europeo para deshidratados de exportación

por 19 julio 2010

A través de un proyecto del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), cofinanciado por el Ministerio de Agricultura, con recursos del Fondo para la Innovación y la Competitividad Regional (FICR), los agricultores de la Región de O´Higgins buscarán incrementar la calidad de su oferta y participación en el mercado con las ciruelas europeas deshidratadas, compitiendo así con la variedad D´Agen que hoy lidera este segmento.

La iniciativa "Determinación de los parámetros agronómicos para mejorar el calibre en ciruelo europeo" es ejecutada por INIA Rayentué, en las provincias de Colchagua y Cachapoal, desde noviembre del 2009. Entre sus integrantes están 8 agricultores, algunos de ellos miembros de la Asociación de Productores y Exportadores (ASPROEX), y pequeños productores del Grupo de Transferencia Tecnológica de Ciruelo Europeo.

En total, se estima que la iniciativa beneficiará al menos a 100 fruticultores, quienes forman parte del "Cluster de ciruela deshidratada de los valles de Colchagua y Cachapoal".

El costo total del proyecto es de $106.706.804, al que el FIA aportó -a través del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FICR), de la Región de O´Higgins- $62.970.000.

Este trabajo nació a raíz de una convocatoria que realizó la Agencia Regional de Desarrollo Productivo de O'Higgins durante el año 2009 en el marco del Programa de Mejoramiento de la Competitividad (PMC) Frutícola, específicamente para el rubro ciruelas deshidratadas de la zona.

Su objetivo es fomentar investigaciones que impulsen la fruticultura y, de esta forma, solucionar algunas de las brechas tecnológicas del sector.

En la zona, junto con la presencia de la uva de mesa, el ciruelo europeo ha surgido como una especie con gran potencial económico para ingresar al rubro de los deshidratados y, de esta manera, aumentar la oferta para la exportación. Esto debido a que la superficie plantada de este frutal en la zona ha registrado un fuerte incremento a nivel nacional.

La apuesta del proyecto es incrementar la oferta y participación de Chile en el mercado mundial de estos deshidratados, con un producto de mayor calidad, lo cual se traduce en un determinado calibre o tamaño de la fruta (número de ciruelas/libra) y dulzor.

El coordinador del proyecto de INIA Rayentué, Patricio Almarza, señaló que como una forma de aprovechar la coyuntura el trabajo de INIA Rayentué quiere determinar cuáles son los parámetros o factores agronómicos que mejorarían el tamaño promedio de la ciruela europea en fresco. Para ello se trabajará en manejo de los frutales, poda, nutrición, raleo, frecuencias y tiempos de riego de acuerdo a los tipos de suelo.

upi/cf

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes