Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:05

María del Pilar Pérez se emociona por primera vez en juicio al ver su departamento

por 5 octubre 2010

Dura como un roble había permanecido María del Pilar Pérez durante el juicio que la Fiscalía Oriente sigue en contra suyo y del presunto sicario José Mario Ruz Rodríguez por tres crímenes cometidos en la comuna de Providencia durante el 2008 y por el cual ambos arriesgan estar de por vida en la cárcel.

En el noveno día de juicio oral, el Ministerio Público exhibió en estrado una pericia fotográfica que habría emocionado a la mujer al observar en esas imágenes su departamento ubicado en calle Seminario 95, lugar que habitó hasta que fue detenida en noviembre del 2008 acusada de inducir el asesinato del joven economista Diego Schmidt-Hebbel.

Durante la jornada declararon además dos peritos. El primero de ellos fue la médico Sheila Cerda, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Salvador, quien atendió a María del Pilar Pérez luego del momento de su detención cuando fue hallada semi inconciente en su cama producto de una intoxicación medicamentosa.

La profesional dijo que la acusada puso ese día en riesgo su vida y que había un intento de suicidio tras la ingesta indiscriminada de medicamentos.

"En la ficha clínica está el diagnóstico de intoxicación medicamentosa. Si no hubiera llegado al servicio de urgencia en ese momento le habría bajado la presión arterial, se le habrían provocado arritmias que en caso de no haber sido tratadas podrían haber sido mortales", sostuvo.

PSICOPATÍA

Luego de esto testificó el médico siquiatra del Hospital Penitenciario Rafael Vizuete, quien evaluó a la mujer tras el episodio de la medicamentación e intoxicación.

Su informe médico, según dijo, concluyó que la mujer sufre depresión estable y que posee una personalidad narcisista e histriónica.

"Ella manifestó estar sobrepasada, que había tocado fondo y la idea de ella era quitarse la vida. En su personalidad se manifiestan rasgos narcisista e histriónicos. Ponemos también en observación que debería observar sicopatía (…) cuesta mucho obtener empatía con ella al entrevistarla, es arrogante e impone presencia", sostuvo el galeno.

upi/so/pa/cf

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes