Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:57

Gómez (PRSD) solicita pena de cárcel y suspensión perpetua de licencia para conductores ebrios

por 15 octubre 2010

El senador radical, José Antonio Gómez, presentó un proyecto de ley que endurece las sanciones contra quienes conduzcan bajo la influencia del alcohol, en estado de ebriedad y a exceso de velocidad, aumentando las sanciones relativas a la suspensión de licencia y multa.

Se busca además, que los involucrados se hagan cargo, diferenciadamente, de los distintos tipos de daños que tengan sobre las personas y la propiedad.

"Graves accidentes en nuestra región y en el país hacen necesaria una legislación mucho más dura. Este proyecto de ley apunta en ese sentido, para crear conciencia en los conductores sobre su responsabilidad al volante", señaló el parlamentario.

El texto plantea que para quienes sean sorprendidos manejando bajo la influencia del alcohol y no hayan provocado daños ni lesiones a terceros, la actual normativa establece una multa de 1 a 5 UTM y la suspensión de licencia durante un mes. Propone también una multa de 10 a 20 UTM y la suspensión de licencia de uno a dos años.

En el caso de aquellos que producto del manejo bajo la influencia del alcohol hayan ocasionado la muerte en un tercero, hoy se establece una multa de entre 8 a 15 UTM y la suspensión de licencia de uno a dos años. En el nuevo cuerpo legal se propone aumentar la multa de 100 a 200 UTM y la suspensión de la licencia por 15 años.

En cuanto al estado de ebriedad, quienes sean sorprendidos manejando sin provocar daños ni lesiones, pasaran de pagar de entre dos a 10 UTM, a pagar una multa de entre 50 y 100 UTM. Sobre la suspensión de la licencia, se aumenta de entre seis a 12 meses a la suspensión de tres a cinco años.

Con respecto a las lesiones con resultado de muerte para quienes conduzcan en estado de ebriedad, que actualmente deben pagar de entre 8 a 20 UTM, pasarán a cancelar una multa entre 200 y 500 UTM. Sobre la suspensión de la licencia de conducir, que para este delito va de los dos a los cuatro años, pasaría a ser de por vida.

Asimismo, el proyecto elimina las facultades del juez para establecer una multa menor, atendiendo la capacidad económica del infractor y establece que el Registro Nacional de Conductores de Vehículos Motorizados deberá anotar también las condenas por todas las infracciones propuestas relativas a la conducción en estado de ebriedad, bajo la influencia del alcohol o drogas o a exceso de velocidad.

upi/ha/cf

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes