Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:31

Profesionales y empresas reciben el Premio 2010 del Instituto del Cemento y del Hormigón

por 13 diciembre 2010

El Instituto del Cemento y del Hormigón (ICH), entregó, en su vigésima versión, el Premio 2010 a dos profesionales, una empresa del rubro, y en la categoría 'aplicación tecnológica', durante una ceremonia que tuvo lugar en el Hotel Manquehue.

En la ocasión, el presidente del ICH, Carlos Molinare, destacó el trabajo de excelencia de cada uno de los premiados, pero además agradeció la contribución de los galardonados en la incorporación de nuevas tecnologías que han mejorado la calidad de los productos, aumentado la competitividad e impactado de forma positiva en el medio ambiente.

En la categoría Trayectoria Profesional, fueron favorecidos los arquitectos, Antonia Lehmann Scassi-Buffa y Luis Izquierdo Wachholtz, por su gran aporte al desarrollo arquitectónico y a la tecnología constructiva de la edificación con hormigón, plasmado en sus innumerables obras y en la innovación en sistemas de acabados de hormigón a la vista.

Lehmann e Izquierdo son arquitectos de la Pontificia Universidad Católica de Chile, fundando en el año 1984 la sociedad Izquierdo, Lehmann, Cía.

Las empresas Tensocret y Sirve S.A. recibieron el Premio ICH 2010, en la Categoría Desarrollo Tecnológico, por su significativo aporte en innovación, llevado a cabo mediante el diseño y aplicación de aisladores sísmicos en estructuras de hormigón armado prefabricadas en las obras: edificio corporativo de la empresa Vulco en Santiago y el edificio habitacional Marina Paihue en Pucón.

El edificio corporativo de la empresa Vulco, el cual fue ejecutado en el año 2005, posee 1.200 m² repartidos en sólo 2 pisos y tiene la particularidad de haber sido ejecutado en dos meses mediante un sistema de prefabricación, estructurado en base a marcos de hormigón armado.

Este sistema de prefabricado fue armado y construido por la empresa Tensocret, con la ingeniería de Sirve S.A. El método de aislamiento sísmico de este edificio está conformado por 12 aisladores elastoméricos y 6 deslizadores friccionales, instalados en la fundación de este edificio.

Este sistema de protección permite, ante un sismo, reducir aproximadamente 5 veces la

deformación entre pisos. Los aisladores son dispositivos que se disponen, generalmente, en las fundaciones del edificio, cuando éste no tiene subterráneo, y en el cielo del primer subterráneo, cuando tiene subsuelo.

En la categoría "Aplicación Tecnológica" fue reconocido el Proyecto: Estanques de GNL – Quintero, otorgado a la Sociedad GNL Quintero, por el "excepcional uso del hormigón el cual debió cumplir elevados estándares de resistencia, homogeneidad y durabilidad".

La obra contempla 40 hectáreas de superficie con tres estanques de alta seguridad para almacenar un total de 334 mil m³ de GNL: un estanque de 14 mil m³ que fue inaugurado el segundo trimestre de 2009 y dos estanques de 160 mil m³ cada uno que serán inaugurados a mediados de 2010.

GNL Quintero, cuya inversión supera los US$ 1.066 millones, ha adoptado los más altos estándares de calidad, seguridad y respeto por el medio ambiente en su diseño, construcción y actual operación.

upi/hc

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes