Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Denunciante acusa intervención para evitar judicialización del caso Karadima

por 19 mayo 2011

Dos horas duró la declaración de Juan Carlos Cruz ante la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI, en la que reiteró sus denuncias en contra del sacerdote Fernando Karadima, pero también fue consultado sobre las presuntas presiones hacia los querellantes de parte de sacerdotes del Arzobispado de Santiago para intentar evitar que el caso terminara en tribunales.

Según dijo Cruz a la salida de la diligencia, durante la visita del Secretario de Estado Vaticano Tarcisio Bertone a Chile, tras el terremoto del 27 de febrero de 2010, "se comenzaron a suceder una serie de hechos extraños que lo hacen pensar que algo tuvo que ver con las tratativas de la Iglesia por evitar que el caso llegara a la justicia".

"A todos nos han presionado de alguna forma. No tengo todo el conocimiento pero efectivamente desde que dijimos que íbamos a denunciar han habido mil formas de presiones desde el Papa para abajo. Que retiráramos las denuncias y las dejáramos bajo secreto pontificio cosa que nadie pudiera hacer nada y la cosa quedara calladita. Eso viene de la época en que empezamos a decir que íbamos a hacer las denuncias, cuando vino el Cardenal (Tarcisio) Bertone a visitar el cuento del terremoto, pero nadie se queda doce días... fue una estrategia para ver cómo podían sacarse el problema de encima", explicó.

El denunciante explicó cuál habría sido el rol que jugó el segundo hombre del Vaticano en el caso Karadima. "Vino cuando iba a explotar esta crisis. Pasaron cosas muy misteriosas, se filtró la noticia a la iglesia, me llegó una carta del Cardenal (Francisco Javier Errázuriz), un montón de cosas bien programadas. No me cabe duda que vino a visitar a la gente del terremoto, pero también hubo discusiones sobre lo que iba a pasar porque esto ha sido la crisis más grave que ha tenido la iglesia de Santiago", aseguró.

Cruz manifestó su molestia en contra de la decisión del Vaticano de permitir que el sacerdote Juan Esteban Morales, párroco de El Bosque, pudiera visitar a Karadima en su reclusión, aduciendo que "esperamos que monseñor (Ricardo) Ezzati se ponga las pilas, aunque es difícil porque vemos que (Juan Esteban) Morales sigue visitando al padre Karadima, y se la sacan con que 'esto lo mandó la Santa Sede'... bueno y el Obispo ¿qué es lo que es?. El Obispo no es un monigote, tiene poder en la diócesis y puede decirle a la Santa Sede 'no me pongan a este cura, pongan a otro'. Nosotros hemos apoyado a monseñor Ezzati, seguimos confiando en él, pero por favor que cumpla y que saque a Morales porque lo encuentro insólito, él está muy comprometido en este caso", cuestionó.

Finalmente Cruz, quien prestará declaración mañana ante la ministro en visita Jessica González, hizo un llamado a los obispos formados por Karadima a que se presenten ante la justicia. "Yo los llamo a que no invoquen los fueros o protecciones especiales de obispos y que colaboren con la justicia", puntualizó.

upi/so//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes