Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 19:04

Justicia condena a 15 años de presidio a líder de red internacional de pedofilia

por 29 octubre 2011

El Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Mauricio Cuevas Salinas a cumplir una pena única de 15 años de presidio, sin beneficios, por su responsabilidad en calidad de autor de los delitos consumados de abuso sexual reiterado, y producción, almacenamiento y distribución de material pornográfico infantil, ilícitos cometidos entre septiembre de 2009 y marzo de 2010, en contra de su sobrino I.A.C.C. -de 3 años de edad, al momento de los hechos- en un inmueble de la comuna de Huechuraba.

La sentencia fue pronunciada por la sala del Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, integrada por los jueces Carlos Iturra Lizana, quien la presidió; Marisel Canales Moya (suplente) y Rafael Andrade Díaz (redactor).

En la audiencia de comunicación de pena el magistrado Rafael Andrade Díaz informó que también se condenó a Cuevas Salinas "a sufrir la pena accesoria de interdicción del derecho de ejercer la guarda y de ser oído como pariente en los casos que la ley designa; y queda, además, condenado a la sujeción a la vigilancia de la autoridad por el lapso de diez años, ello una vez cumplida la pena corporal". Es decir, una vez cumplidos los 15 años de presidio, el condenado deberá informar cada tres meses y por diez años su domicilio a Carabineros.

Asimismo, se impuso al condenado las penas accesorias de inhabilitación absoluta para ejercer derechos políticos y para cargos, oficios o profesiones en el ámbito educacional o que involucren una relación directa y habitual con menores de edad por un lapso igual al de la pena principal (15 años).

El tribunal, también por unanimidad, absolvió a Cuevas Salinas de su responsabilidad, en calidad de autor, de los delitos de violación impropia reiterada y abuso sexual agravado.

Por último, el tribunal ordenó que, "en la oportunidad legal correspondiente, se incorpore al Registro Nacional de ADN, muestras genéticas del condenado".

El caso se remonta a septiembre de 2009, mes en el que el Ministerio Público inició la investigación por "producción, obtención, almacenamiento y distribución de material pornográfico infantil que diferentes usuarios nacionales y extranjeros de la red Internet compartían, distribuyen y almacenan.

Dicha investigación tuvo su origen en antecedentes entregados por una ciudadana chilena residente en Holanda, quien vía internet da cuenta a Carabineros, que un ciudadano chileno que estuvo de paso en su domicilio, en ese país empleó su computador dejando archivos contenedores de pornografía infantil.

Luego de puesta esta denuncia en conocimiento de la Fiscalía y verificada la situación se desarrollaron diligencias por la Sección de Delitos Sexuales del Departamento OS-9 de Carabineros de Chile, lográndose determinar que desde el mes de noviembre del 2008 hasta dicha fecha, desde diversos países, esto es, Canadá; Ecuador; EEUU; México; Argentina; Venezuela; España; Alemania; Holanda y Chile se producía, distribuía y almacenaba a través de la web, por medio de correos electrónicos y por otros medios informáticos, diversas imágenes de videos y fotografías de pornografía infantil".

Asimismo, durante igual periodo y en el mismo domicilio, el imputado Mauricio Cuevas Salinas realizó, en al menos tres oportunidades, tocaciones corporales de carácter sexual a su sobrino, nacido el 2 de septiembre de 2006. Estableciéndose que, "algunas de dichas acciones de significación sexual fueron fotografiadas o filmadas por el imputado, para, posteriormente, distribuir tal material a otros usuarios por medio de la web".

upi/so//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes