Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 15:32

Fiscalía logra condena por violación y abusos sexuales reiterados contra sacerdote

por 28 diciembre 2011

Dos penas de 10 años y un día arriesga el cura párroco de Putaendo, Francisco Valenzuela Sanhueza, luego de que el Tribunal en lo Penal de San Felipe lo encontrara culpable de los delitos de violación de menor de edad y abusos sexuales reiterados, por los cuales lo acusó el Ministerio Público.

La misma instancia judicial, sin embargo, absolvió al presbítero de las acusaciones sobre estupro y exhibición de material pornográfico a otras menores que oficiaban de acólitas en la misma parroquia de San Antonio de Padua, resolución que será revisada por la Fiscalía para determinar si recurre o no contra la misma.

De acuerdo a los antecedentes del caso y juicio llevado adelante por el fiscal jefe de San Felipe, Osvaldo Basso, durante el 2004 el religioso realizaba tocaciones a una de sus acólitas de 9 años de edad mientras conducía su vehículo rumbo a diferentes ceremonias eucarísticas en la comuna, conducta que repitió en sus oficinas parroquiales durante 2005, para al año siguiente lanzarla a la cama de su dormitorio parroquial para tener relaciones sexuales con ella, pese a que sólo tenía 12 años de edad.

Acciones como estas se repitieron en 2007, 2008 y 2009, ya que el cura siguió realizando tocaciones a la menor mientras viajaban juntos a efectuar misa a sectores rurales, comportamientos que el acusado incluso protagonizó en la sacristía y con su indumentaria para oficiar misa.

Durante un tiempo, los hechos comenzaron a ser conocidos por la comunidad y el sacerdote temió por su libertad y lo comentó a su víctima, pero igual continuó con sus conductas, aunque en forma más esporádica, hasta que la joven lo repelió y amenazó con contar todo lo sucedido.

Por estos hechos, Francisco Valenzuela fue declarado culpable por el tribunal, situación que no aconteció respecto de otros dos casos calificados por la Fiscalía como de abuso sexual de menor de 14 años y de estupro, según los cuales, el cura (en 2007) envió a una de sus acólitas la foto de su órgano sexual vía telefónica, y con otra (desde el año 2000) tuvo relaciones sexuales en la misma parroquia.

La lectura de sentencia se realizará el 6 de enero de 2012, a las 19 horas.

upi/so//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes