Domingo, 25 de septiembre de 2016Actualizado a las 15:48

Larraín (UDI) espera que sean una buena oposición para reformularse y ser alternativa de gobierno

por 11 marzo 2014

El senador Hernán Larraín (UDI), manifestó este martes luego de producido el cambio de mando en el que por segunda vez Michelle Bachelet asumió como Presidente de la República, que espera que en el Congreso prime la cordura ya que son minoría.

El legislador gremialista dijo esperar que ellos como oposición sean "pro Chile", que se reformulen en una nueva colación para en cuatro años más ser una "verdadera alternativa de gobierno".

Para Larraín, "el escenario de la oposición es difícil porque quedó muy debilitada después de las últimas elecciones y eso hace pensar que no será suficiente contrapeso y que por lo tanto, en muchas materias, el nuevo gobierno podrá hacer todo lo que quiera. Sin embargo yo espero que prime la cordura y que más allá de las mayorías y minorías busquemos siempre entendernos para encontrar las mejores soluciones para Chile", dijo, agregando que como coalición opositora, deben tener la mayor altura para respaldar todas las iniciativas que vayan en bien del país.

Al respecto, el senador comentó que deben ser "una oposición pro Chile es lo que me parece necesitamos. Creo que en aquellas materias donde haya diferencias muy sustanciales habrá que buscar acuerdos hasta donde sea posible. Al mismo tiempo ejerceremos nuestro rol de fiscalización para que se actúe dentro de la legalidad y para que los recursos de todos los chilenos vayan a los objetivos de bien común que correspondan".

Asimismo, declaró que "esperamos ser una buena oposición, que nos permita ir reformulando, en una nueva coalición, nuestro proyecto político, con el fin de ser en cuatro años más, verdadera alternativa de gobierno".

Referente a la administración de Michelle Bachelet, aseguró que esta asume un momento "especialmente complejo", producto de las altas expectativas puestas en el gobierno entrante, explicando que "hay sin embargo un respaldo interno de mucha heterogeneidad. La Nueva Mayoría no es un bloque que tenga una misma visión y ya hemos visto conflictos de distinta naturaleza entre sus integrantes. Por otra parte ha surgido la presión social como un protagonista muy activo, hay que pensar que cuatro subsecretarios cayeron producto de la presión social, y eso genera un clima impredecible".

A juicio de Hernán Larraín, la desaceleración económica es un aspecto que tampoco juega a favor del inicio del nuevo gobierno, ya que según él, "probablemente eso debería limitar el impacto de algunas medidas que están propiciando como el de la Reforma Tributaria, porque esta, en ese escenario, podría agravar la situación y empeorar el futuro de nuestro desarrollo", apuntó.

upi//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes