lunes, 23 de julio de 2018 Actualizado a las 08:00

Cerca de ocho mil millones es el déficit total heredado por Jorge Gajardo

El escandaloso legado financiero de Pablo Zalaquett en La Florida

por 28 enero, 2009

Nadie lo acusa de enriquecimiento personal, pero las nuevas autoridades de la comuna recibieron la alcaldía con una deuda sideral que va desde medicamentos hasta pago de pensiones a personas en edad de jubilar. Es decir, un hoyo equivalente a casi un tercio del presupuesto municipal. Gastos aparentemente sin ninguna utilidad social e ingresos publicitarios que nunca se han cobrado tienen a la Contraloría investigando y a la actual administración del actor de "Los Venegas" con las manos atadas.

"Recibí la municipalidad sin deudas pero sin caja para hacer cosas. Lo más probable es que en 2009 los ingresos caigan y la proyección de ingresos que hay en el presupuesto no se cumpla", decía Pablo Zalaquett a El Mostrador.cl un día después que Raúl Alcaíno le entregara las llaves de la Municipalidad de Santiago. Como alcalde electo de la UDI por esta comuna, el 6 de diciembre Zalaquett entró a las grandes ligas de la política y dejó sin habla a todos quienes lo veían como el rival más débil frente a Jaime Ravinet.

Ese mismo 6 de diciembre también tomaba el mando de La Florida el alcalde socialista Jorge Gajardo y teniendo en cuenta las sorpresas que encontró en la "cuenta corriente" de la municipalidad, se le hizo difícil alabar la gestión de su predecesor, quien en Santiago prometió "renovar la política". Con los problemas que se encontró el actor de "Los Venegas", se vio atado de manos y dispuso una auditoría que finalizó el 30 de octubre pasado con resultados en rojo, y que fue solicitada por el consejo municipal al que pertenecia el actual alcalde Jorge Gajardo

Publicidad gratis  

Las proyecciones que hizo el equipo de Gajardo es que recibirían una municipalidad con una deuda aproximada de $800 millones. Monto más que aceptable para una comuna con un presupuesto anual de $24 mil millones de pesos. Pero la realidad es algo más cruda. Las conclusiones de la auditoría a las cuentas municipales encargada por el propio Zalaquett a petición de los concejales, antes de dejar la alcaldía floridana, consignó que "hubo escaso control, relajo en la cobranza de los derechos de todo tipo, distorsión de los estados financieros, y una deuda que solo a esta fecha es de $ 3.639 millones", según los datos a los que tuvo acceso El Mostrador.cl.

Según un preinforme de la Contraloría General de la República citado por el alcalde Jorge Gajardo, el organismo fiscalizador comprobó que no se cobraron los derechos por uso de paletas publicitarias. La suma se  aproxima a los mil millones de pesos. Además la Contraloría está investigando desde 2007 hasta mayo de 2008, todas las cobranzas que se dejaron de hacer.

"A partir de los resultados que arroje esa investigación vamos a emprender todas las acciones civiles, penales y administrativas para que estas situaciones ilícitas no queden impunes", dice Gajardo y agrega que esta cifra se suma a otros $ 5 mil millones de déficit de la Corporación de Educación y Salud de la Florida (COMUDEF).

El hoyo de la corporación 

Pablo Zalaquett es desde su anterior gestión el presidente de la comisión de educación de la Asociación Chilena de Municipalidades y como tal, en junio del año pasado durante las últimas paralizaciones en los colegios criticó severamente el movimiento estudiantil por el daño que infringía a las arcas de las comunas, no recibir las subvenciones a causa de la inasistencia de los alumnos. Cuando fue a la televisión invitado para analizar la crisis reconoció que con la merma de asistencia el municipio perdía "cien millones de pesos al mes". 

Posiblemente esta coyuntura haya influido en que el déficit de la Corporación de Educación y Salud de la Florida (COMUDEF) sea tan alto. Aterrizada al mundo real, la deuda de $ 5 mil millones significa por ejemplo que varios proveedores y bancos hayan demandado a la municipalidad y que en algunos consultorios falten los medicamentos básicos.

"En esta cifra se incluyen los planes de retiro del personal, en edad de jubilar, los planes del fondo para el mejoramiento de gestión de  la educación y las subvenciones especiales. Algunos de estos planes no  se ejecutaban o se ejecutaban parcialmente. Esos recursos suman unos $1.473 millones de pesos y es grave porque hay que devolver esos dineros y no están", dice Gajardo.

Aunque el edil concertacionista dice que la culpa no es directamente de Zalaquett sino de Virginia Garrigo, la directora de la COMUDEF que actualmente trabaja en la municipalidad de Puente Alto, las culpas pueden compartirlas también los concejales de la anterior administración, pues según los estatutos de la corporación pueden tener un representante en el directorio y nunca ejercieron ese derecho.

El alcalde de Santiago no respondió las consultas de El Mostrador.cl  por este tema, pero en su entorno aseguran que Zalaquett se hizo cargo de los cuestionamientos a su gestión antes de dejar La Florida y que la deuda de arrastre "es de la época de Gonzalo Duarte". Gran parte de los recursos "se usaron en la remodelación y construcción de colegios y consultorios. Esa inversión se recupera al año siguiente con la entrega de subvenciones" dicen, bajándole el perfil a una realidad que para la nueva administración resulta escandalosa.

Autos y propaganda 

Gajardo responde a esta versión señalando que "al menos en el período 2007 hasta mayo de 2008 la responsabilidad administrativa y financiera es de él. No estamos haciendo un juicio político, sino un juicio económico que nos permita tener base para las acciones legales y con ellas al menos manejar las cobranzas".

El "desorden  y falta de criterio", según Gajardo, en algunos aspectos, como el gasto de $ 130 millones al año en arriendo de vehículos municipales, otros $ 200 millones en el arriendo de  camionetas de seguridad ciudadana, serían el origen de un déficit millonario que se acrecentó con una cifra, también de $ 200 millones al año, en la producción de "una revista sin ninguna utilidad social sino de propaganda personal y de candidatura" de Zalaquett, ex socio de la empresa de comunicaciones Hill & Knowlton Captiva.

Gajardo afirma también que se perdieron unos camiones municipales y que hubo un problema estructural basado en la sobre dotación de personal. "La COMUDEF podía funcionar con unas 30 personas sin embargo aquí había 160", añade. Y aunque es difícil explicar las deudas sólo por el exceso de personal o los gastos en insumos, lo cierto es que sumando los $v 3 mil millones de déficit municipal más los $ 5 mil millones de la COMUDEF, se llega a que casi un tercio del presupuesto municipal está congelado.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV