Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:18

Receptor judicial Fernando Claro y el caso Twitter:

"Sebastián Bowen quiso meterse en el bolsillo el Estado de Derecho"

por 22 julio 2009

El abogado encargado del desalojo de las familias en un terreno de Lo Barnechea por una orden judicial del 17º Juzgado Civil, asegura que el jefe  del comando de Frei no estuvo "ni a un milímetro de ser detenido por nadie". El ex hombre de "Un Techo para Chile" señaló que su rol fue de mediador para que las familias tuvieran donde vivir.

Fue uno de esos instantes donde la tensión aumenta producto de la circunstancias. Los tonos de voz suben y las diferencias se agrandan, máxime cuando Carabineros está presente. Así fue la polémica en la que se vio envuelto el "chico estrella" del comando de Frei, el ex "Un techo para Chile" Sebastián Bowen, cuando se produjo el intento de desalojo de familias en Lo Barnechea, e indicó a través de Twitter que estaba siendo detenido, cuando en realidad ni siquiera estuvo cerca de ello.

El hecho gatilló la reacción del propio Bowen y el duro comentario del periodista Fernando Paulsen, quien  calificó como "grave" que el asesor haya inventado su detención para lograr evitar el desalojo y lo comparó con el autocorte en la cabeza del Cóndor Rojas en Brasil.

Sin embargo, en la polémica faltó una versión: la del abogado Fernando Claro, el receptor judicial mandatado por del 17º Juzgado Civil de Santiago para desalojar a los pobladores, debido a la acciones judicial interpuesta por la empresa Gestión Patrimonial en contra de José Oyarce.

De acuerdo a la versión que entregó a El Mostrador, Claro asegura que todo iba bien cuando llegó a la propiedad ubicada en La Dehesa, hasta que apareció un joven, que buscaba impedir la diligencia. Se trataba de Esteban Dell'Orto, quien trabajó en Un Techo para Chile.

"Le insistí a este joven que debía permitir que se realizara la diligencia encargada por un tribunal, pero me indicó que trabajaba para el Comando de Frei y en Un Techo para Chile. Le pedí entonces a la fuerza pública que adoptara las medidas y fue esposado para realizar el procedimiento, pero no quedó detenido", recordó.

El altercado se produjo en un sector bajo una loma, donde Claro no podía ver a otras personas que llegaban al lugar. "De pronto llegó el chofer del camión que sacaría las pertenencias de las personas que allí residen y me dice, sabe jefe hay un joven alto y rubio que no me deja pasar", indicó.

"Subí y de pronto me enfrenta un joven, a quien por cierto he visto en las noticias y es Sebastián Bowen, quien me increpa señalando que el desalojo se acaba, que se paraliza de inmediato, que el trabaja para el comando de Frei y en Un Techo para Chile y allí comenzó un altercado", recordó.

La discusión entre Claro y Bowen se torno a ratos tensa.  "Para donde estás llevando la micro cabrito. Esta es una resolución judicial y tú te estás metiendo el Estado de Derecho en el bolsillo, cómo tu candidato elige tan mal", le dijo el receptor.

El primero insistía en realizar la diligencia, mientras el segundo hacía llamados y escribía en Twitter lo que sucedía, señalando que estaba siendo detenido por Carabineros, versión que cambió sobre la marcha.

"El nunca estuvo ni a un milímetro de ser detenido por nadie. Eso no es cierto. Carabineros de hecho le quitó las esposas al otro joven, incluso por intervención mía".

Según Claro no todo terminó allí.  A eso de las 17 horas, cuando la batahola había terminado, "llegó un señor que entró a una propiedad privada, la misma donde se producía el desalojo, mirando el lugar como Pedro por su casa". Se trataba del presidente del Consejo Regional Metropolitano y ex presidente regional del Partido Socialista, Manuel Urrutia.

Al principio hubo una conversación tensa, pero luego todo se calmó. La versión es confirmada por el propio Urrutia: "Sucede que una persona afectada llegó hasta la Intendencia. Yo fui hasta el lugar a enterarme de los hechos. Se ha hecho otras veces. Una vez en el lugar, me enteré de los antecedentes que obraban a favor del señor Claro. Me mostró el expediente y la orden judicial, tras lo cual informé a la Intendencia".

El mediador

Bowen, consultado respecto al altercado, confirmó las palabras del abogado Claro. Y explicó "que nosotros nunca intentamos detener el desalojo. Me mostraron la resolución judicial y vimos que estaba bien dictada e intentamos mediar para que las familias, a quienes conozco, y que son muy organizadas y trabajadoras, no se quedaran en la calle".

Respecto al "twitteo" que realizó desde su Blackberry, en donde aseguró que estaba siendo detenido, explicó que en un momento cuando la discusión subió de tono, el receptor Fernando Claro, le indicó que si impedía el procedimiento "me iba a mandar preso, por evitar una resolución de la justicia".

"En ese momento estaba twitteando y los Carabineros me tomaron, en buena forma y todo, pero al decirles que buscábamos una mediación y que trabajaba para el comando de Frei y que efectivamente lo hice también para Un Techo para Chile, las cosas cambiaron y pudimos dialogar", dice Bowen.

Según el jefe del comando de Frei, la idea es que el municipio les entregara o arrendara un terreno a los pobladores y pudieran tener allí sus casas con un plazo definido -"un año podía ser", señala Bowen- para luego dejarlos y, "a través de los planes de vivienda del municipio pudieran tener una residencia definitiva".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes