Viernes, 22 de septiembre de 2017 Actualizado a las 12:18

Falta información sobre tratamientos

Tuve cáncer, me recuperé y quiero ser madre: ¿Cuáles son las posibilidades?

por 11 septiembre, 2017

Tuve cáncer, me recuperé y quiero ser madre: ¿Cuáles son las posibilidades?
Muchas mujeres ven truncados sus sueños de ser madres tras esta dolorosa enfermedad. Algunas son jóvenes pero luego de tratamientos de radio y quimioterapias sus conteos de óvulos bajan. ¿Existe hoy la forma de revertir esta situación? ¿Nos deben informar sobre procedimientos para tener hijos luego de estar sanas? ¿Cuáles son las nuevas tecnologías médicas para convertirse en padres?

El trauma que genera el anuncio de un cáncer es de alto impacto y el proceso de curación que viven quienes se enferman a veces es largo y doloroso. Por eso es que muchas mujeres dejan la maternidad de lado y no prevén ser madres más adelante y cuando lo quieren a veces es demasiado tarde o demasiado complejo.

“Hace 4 años me dijeron que tenía cáncer de mamas, tenía sólo 38 años, apenas me dijeron que estaba enferma sólo me dediqué a buscar el mejor tratamiento y realizarme la cirugía lo más rápido posible” relató la socióloga Claudia Montecinos. Y agregó emocionada que “tras el proceso de quimioterapia y luego una operación de endometriosis severa nunca pensé en que podría cerrarle las puertas a mis deseos de ser madre. Cuando por fin tomamos la decisión con mi pareja… ya era demasiado tarde, el conteo de óvulos era muy bajo”.

Las quimioterapias o radioterapias pueden tener impacto en la maternidad y muchas mujeres creen que no serán fértiles tras este tratamiento, por lo que es importante estar consciente de las condiciones que se deben tomar en cuenta a la hora de ser madres.

La fertilidad después de la quimioterapia depende de dos factores: la edad y los tipos de dosis de medicamentos de quimioterapia que reciba la paciente. A medida que las mujeres envejecen, los ovarios producen menos óvulos fértiles. Cuando entras en la menopausia, los ovarios dejan de producir óvulos fértiles.

Es cierto que las mujeres menores de 30 años que reciben tratamiento para el cáncer tienen mayores probabilidades de quedar embarazadas después de la quimioterapia. En general, mientras más joven son, mayores serán las probabilidades de que los ovarios produzcan óvulos fértiles después de la quimioterapia. Sin embargo, lo más difícil es cuando las mujeres de 40 años o mayores reciben quimioterapia, ya que son más propensas a quedar menopáusicas después del tratamiento.

La Dra. Adela Camus relata que no necesariamente la radiación y quimioterapia son símbolos de infertilidad. “Hay tipos de drogas (o combinación de ellas) utilizadas en el tratamiento del cáncer que tienen muy bajo riesgo de disminución de la reserva ovárica y hay otras con alto riesgo de producir una menopausia precoz. El riesgo de infertilidad con la radioterapia depende principalmente si esta afecta la zona pélvica donde se ubican los ovarios y el útero. Y, si este es el caso, también depende de la dosis de radioterapia utilizada”, señaló.

En ambos casos (quimio y radioterapia), a mayor edad y/o menor reserva ovárica el riesgo de pérdida de reserva ovárica es mayor. La quimioterapia sólo puede afectar los ovarios y la reserva ovárica. La radioterapia pélvica, en cambio, puede afectar afectar los ovarios y la reserva ovárica y también el útero, con lo que puede afectar la probabilidad de implantación del embrión y de lograr un embarazo normal y a término.

Lamentablemente existen algunos tipos de cáncer que dejan nulas las posibilidades de un embarazo, “la radioterapia o cirugía que afecta el hipotálamo y/o la hipófisis, que están en el cerebro y producen hormonas que regulan la función del ovario (y también la función de otras glándulas, como la tiroides y las glándulas suprarrenales), pueden hacer que se produzca una ausencia de ovulación y de regla que no es debido a una falla del ovario sino por falta de las hormonas que estimulan su función. En este caso, como el ovario sí contiene ovocitos en cantidad normal, es posible estimular la ovulación con hormonas inyectables y, de esta forma, recuperar la fertilidad” señala Camus.

Por eso parecía incierta la maternidad de Claudia, pero según nos explica el ginecólogo experto en reproducción de la Clínica Las Condes Dr. Rodrigo Macaya “Cuando algunos de estos tratamientos (radioterapia o quimioterapia) son necesarios para salvar la vida de la paciente con cáncer, podrán afectar de mayor o menor manera la calidad y cantidad de ovocitos disponibles en una mujer, determinando a veces incluso la aparición de una menopausia adelantada o la falla completa de la función ovárica. Sin duda cuando esto sucede ya no es posible la reproducción espontánea de esa mujer, pero lo que sí es posible es lograr un embarazo con ovocitos donados por otra mujer”.

Claudia debió prepararse con una terapia hormonal, “No fue fácil, mi mal humor era un carrusel, a veces nos desanimamos, pero queríamos ser padres, pensamos en adoptar, pero antes queríamos ver todas las posibilidades”.

Según el Dr. Macaya, “este tratamiento requerirá la preparación de la paciente receptora con terapia hormonal necesaria para lograr un útero receptor y la estimulación ovárica de la paciente donante. El ovocito donado será fecundado en el laboratorio con el espermatozoide de la pareja de la paciente en tratamiento, lo cual necesariamente se realiza a través de una fecundación in vitro. Cuando la cantidad y/o calidad de los ovocitos no está completamente comprometida, pero no se logra un embarazo espontáneo, entonces se podrá intentar una estimulación de ovulación para un tratamiento de reproductivo de baja o alta complejidad”.

Muchas mujeres se asustan con el diagnóstico de cáncer, pero cuando esta enfermedad es detectada a tiempo, generalmente tiene tratamientos con resultados positivos. “Es normal que uno se asuste y que crea que jamás podrá rehacer su vida biológica, pero de igual forma podría darte la opción de congelar tus óvulos y prevenirte para lo que se viene, explicarte tus opciones” dice Claudia Montencinos. Por lo mismo, es recomendable “educar al equipo médico y a toda paciente que va a recibir un tratamiento de radioterapia o quimioterapia y está en sus expectativas postergar la maternidad para después del tratamiento del cáncer. En pacientes en edad fértil y que ya han iniciado actividad sexual y que además aún mantienen una reserva ovárica normal, se podrá optar por la congelación de ovocitos antes de iniciar el tratamiento del cáncer. En una mujer que aún no ha iniciado actividad sexual o en una mujer menor de edad (antes de la menarquia), la posibilidad de conservar su fertilidad futura será la criopreservación de tejido ovárico” advierte el experto en reproducción.

En tanto, “es obvio que lo importante será primero lograr la sobre-vida de la paciente con cáncer. Una vez que el tema reproductivo aparece como una posibilidad, se deberá evaluar la calidad y cantidad de ovocitos disponible para decidir si existe alguna posibilidad reproductiva con estos ovocitos o será necesario acudir a la donación de ovocitos” manifesta.

Dra. Adela Camus I. de la Unidad de Medicina Reproductiva Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Clínica Las Condes explica que los distintos factores frente a la consulta si es o no recomendable la maternidad tras un cáncer:

-No parece haber un incremento en la morbilidad y mortalidad durante los embarazos de mujeres sanas sobrevivientes de un cáncer en remisión.

-Tampoco se ha demostrado que las tasas de recurrencia de un cáncer aumenten después del embarazo.

-No hay diferencias en la incidencia de anomalías genéticas o cromosómicas en niños nacidos de padres con una historia de cáncer o de tratamiento por cáncer

-No hay un aumento en la incidencia de enfermedades malignas de la infancia en los niños nacidos de padres con una historia de cáncer o de tratamiento por cáncer, excepto de aquellos cánceres que se asocian con síndromes hereditarios.

-El intervalo ideal entre el tratamiento del cáncer y el embarazo es, en general, desconocido ya que los datos al respecto son limitados. Por lo tanto, la decisión del momento del embarazo debe hacerse en forma individual en cada caso particular.

Claudia Montecinos hoy tiene 42 años y es madre de mellizos, sabe que ya no volverá a ser madre nuevamente, pero está feliz. “Cuando uno pasa por una enfermedad tan dolorosa física y espiritualmente cree que todo se terminó, pero hoy la ciencia y la medicina han avanzado tanto, y tenemos grandes especialista que pueden cumplir nuestros sueños de ser padres. Sólo creo que falta un compromiso mayor de la salud chilena de facilitar estos tratamientos a quienes lo requieran, porque nada te da más felicidad luego de que estuviste tan cerca de la muerte que la misma vida” relata emocionada.

 

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

La Imagen del Día

Bella & Sana

Historias de Sábanas

Síganos

Videos

Cultura + Ciudad

Plan Individual

Anual:
$45.000
Semestral:
$20.000
Trimestral:
$10.000
Mensual:
$5.000

Plan Empresa

Anual:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 500.000)

Semestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 250.000)

Trimestral:
$100.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 150.000)

Mensual:
$40.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 50.000)