viernes, 20 de julio de 2018 Actualizado a las 17:39

Rompiendo con los cánones de belleza impuesto

Tres mujeres chilenas enfrentan los estereotipos de género a través del deporte

por 13 enero, 2018

Tres mujeres chilenas enfrentan los estereotipos de género a través del deporte
Patricia Peña, Marcela Wolfsbane y Alejandra Canales son tres fisicoculturistas chilenas que con varios años de trayectoria se han abierto camino en este deporte de alta rudeza y esfuerzo físico. Siendo aún una disciplina de alto prejuicio por el desarrollo muscular a realizar, estas tres mujeres se han dedicado a triunfar en sus respectivas categorías. Además de soportar y/o conocer casos de acoso sexual en su contra.

Uno de los grandes temas de mayor discusión en la actualidad son los estereotipos de género, el que te dice que debes comportarte de cierta manera acorde si eres hombre o mujer. Los primeros siempre irán asociados a la rudeza, mientras que las mujeres irán a la delicadeza, lo fino. Es por ello que tenemos una alta población de jóvenes descontentas con su físico, con su figura, porque se alejan de lo que espera  de ellas la sociedad. Pero no todos piensan igual.

“Toda la vida he hecho lo que se me da la gana. No me importa lo que digan, yo soy de ideas fijas.”, afirma Patricia Peña, una mujer ad portas de sus 60 años que compite en la categoría de Women Physique dedicada al Culturismo y Fitness.

Patricia Peña

Esta disciplina deportiva contempla en Chile pocas categorías femeninas en sus torneos. La categoría “más comercial”, donde las mujeres tienen un poco más de músculos definidos, pero sin perder la delicadeza que se espera de ellas, se llama Bikini Fitness.

La siguiente categoría corresponde a Body Fitness y Body Fitness Coreográfico, en ambos la mujer desarrolla mayor masa muscular, pero no tanta definición, y se diferencian en que en uno se desarrolla una coreografía post exhibición en el escenario.

Luego le sigue el Women Physique, donde se le exige mayor desarrollo muscular y bastante definición. Le sigue el Fisicoculturismo femenino, donde predomina el desarrollo muscular sobre la definición, aunque esta puede llegar a ser altísima de todas formas.

En dicha disciplina, que consiste en el mismísimo culto al cuerpo, Peña lleva más de 25 años de trayectoria compitiendo por Women Physique.  “Se me mete en la cabeza una idea y la proyecto. Trabajo para conseguirlo y lo hago”, declara con firmeza.

Partió en el mundo de la danza y se enamoró del fitness con el tiempo. Comenzó su camino por esta disciplina en el año 1992, en un rincón de  Puente Alto, y hasta la actualidad lleva premio un torneo sudamericano y un mundial. Lo que la convirtió en PRO en 2015. Hoy espera el carnet de profesional para presentarse a las previas del próximo Arnold Classic a desarrollarse en Sao Paulo, Brasil.

Otra chilena que ha incursionado en esta área del Culturismo es Alejandra Canales, abogada y personal trainer de 31 años, quien desde el 2014 se ha dedicado a competir. Primero fue por Bodyfitness y recientemente se cambió  a Women Physique. Además participó en el Arnold Classic de Brasil del año pasado.

Alejandra Canales

“Para ser mi primera vez, mi participación en el Arnold Classic me dejó muy conforme. Si bien no quedé entre las últimas 6 finalistas, lo que era muy difícil, sí pase la primera selección o corte entre muchísimas atletas de muy buen nivel y con mayor experiencia en la categoría, y con muchos más años de entreno. Como estoy partiendo en esta categoría, aún me queda un largo camino por mejorar y detalles que pulir”, declaró al respecto.

Comenzó yendo al gimnasio durante sus estudios de derecho en la universidad. Aproximadamente desde el 2005 al 2014 se dedicó ir al gimnasio, y desde hace 3 años que decidió competir. Tiene una visión clara sobre cómo le afectan los estereotipos impuestos  a la mujer “respecto a la sociedad y a la gente ajena  sí hay mucho prejuicio frente a los músculos sobre todo en las mujeres,  siendo que es un país muy machista, lo cual lo agrava”.

“Por eso la gente en la calle a veces se sorprende, se da vuelta, comenta, sobre todo si eres una mujer con apariencia musculada, pero uno aprende a lidiar con eso.”, enfatiza Canales.

Respecto a eso también sabe harto Marcela Wolfsbane, la única  fisicoculturista mujer, tiene 48 años. 8 de los cuales lleva compitiendo como fisicoculturista, categoría que a primera vista le llamó la atención. “Si tú me dices fisicoculturismo femenino, en Chile, es  muy discriminado. Demasiado. Yo tengo problemas en mi trabajo. La sociedad, las mismas parejas que he tenido, se sienten incómodos por tener una mujer fisicoculturista”, confirma desde su experiencia.

Marcela Wolfsbane

Además, cuenta el problema que vive en su trabajo: "Yo trabajo en Farmacias Ahumada, allá la gente me ve y hay felicitaciones diciendo 'felicitaciones a Farmacias Ahumada por la diversidad'... ¿qué piensan? A mí no me molesta, mis compañeros se molestan. Pero así es la sociedad en Chile”.

Y al estereotipo de género no le interesa si ella es una deportista destacada, si ha competido en 5 torneos sudamericanos. Le afecta a ella como a cualquier mujer.

“Ya me acostumbré, trato de no hacerles caso. Porque es gente que no se preocupan de ellos y andan pendiente de la vida del otro”, opina Wolfman, quien actualmente tiene como norte participar en un torneo llamado NPC en Chicago, Estados Unidos. Tanto la estadía y los pasajes se lo costeará ella, pero no le importa, pues es uno de sus grandes sueños participar allí.

“Para ser fisicoculturista mujer acá en Chile es difícil. Uno, no hay apoyo, ni de las marcas, todo lo costeas solo. Porque el fisicoculturismo no vende. En todo deporte se  busca lo que vende y donde se pueda ganar”, declara.

Es por ello que no solo el fisicoculturismo femenino posee poco financiamiento, sino que varios hombres también deben costear sus pasajes para poder probarse internacionalmente. Pero en algunos casos, Patricia Peña además relata haber sido víctima de acoso sexual.

“He visto cosas más ordinarias todavía que no, no estoy pa' eso. Así que ya me  conocen, si yo soy la más vieja en este rubro. Yo tengo lugar, así y todo siempre van a haber los hueones calientes, que te andan ofreciendo pa' ayudar a las cabras ¿A cambio de qué?...”, exclama la competidora de Women Physique.

Lo peor fue cuando se le consultó si eso de ofrecer apoyo por relaciones sexuales se daba con frecuencia, no dudo en responder “pff, de toda la vida, ahora peor con las bikini”.

Respecto a esto Alejandra Canales ha escuchado cómo son las cosas en el medio, y también tiene una experiencia similar. “Sí, me ha ocurrido por redes sociales o virtualmente acosos desagradables por parte de algunas personas pero nada que me haya causado algún problema  mayor”, sostiene.

Pero a pesar de la lucha contra los estereotipos y contra el acoso sexual que rodea el medio, las tres poseen un futuro optimista: Marcela en vista del NPC Chicago, Patricia Peña en el Arnold Classic de Brasil y Alejandra quiere ir a competir a Estados Unidos, donde el auge de esta disciplina es aún mayor que en Chile.

Ellas ya tomaron la iniciativa y han pensado por ellas, por lo que quieren, convirtiéndose en claros  ejemplos para que jóvenes se decidan por lo que deseen.

Más información sobre El Mostrador