lunes, 16 de julio de 2018 Actualizado a las 02:15

Además dice que ese no el pensamiento de la iglesia católica

Felipe Berríos manda mensaje a comunidad trans: “Siento desconcierto y vergüenza por las palabras de Ezzati”

por 7 abril, 2018

Felipe Berríos manda mensaje a comunidad trans: “Siento desconcierto y vergüenza por las palabras de Ezzati”
Con un audio enviado a Franco Fuica, presidente de OTD, el sacerdote jesuíta radicado en Antofagasta, pide perdón a todos quienes se sintieron ofendidos por los dichos del Cardenal de Santiago, quien usó una metáfora que Berríos califica de “absurda” e “hiriente”.

"A través de este medio quisiera comunicarme con la comunidad trans y decirles que siento desconcierto y vergüenza por las palabras emitidas por el cardenal de Santiago, Ezzati, no solo por lo hiriente de sus palabras, sino que también, refleja un modo de pensar que no es el modo de pensar de la Iglesia Católica, lo que nos ha mostrado el Papa Francisco, y es una metáfora bastante absurda la que usa, es hiriente", con esas palabras comienza el audio que el sacerdote Felipe Berríos envía a todos los que se sintieron ofendidos por las polémicas declaraciones vertidas por la cabeza del catolicismo en nuestro país, calificando de "absurda" la metáfora que usó el cardenal, quien dijo que "no porque yo a un gato le pongo nombre de perro, comienza a ser perro", para mostrarse claramente en contra de la ley que pretende regular el cambio de nombre registral de las personas transgénero en nuestro país.

Completamente en desacuerdo, Berríos decide hablarle a toda la comunidad trans y lo hizo a través de Franco Fuica, Presidente de Organizando Trans Diversidades (OTD), con quien mantiene una amistad desde el año pasado y quien decide compartir el mensaje "porque sus palabras pueden cambiar la mentalidad de la gente que cree que no merecemos nada, no merecemos el amor de Dios, no merecemos una ley, no merecemos reconocimiento", explica Franco.

Berríos continua: "Por eso quisiera decirle a la comunidad trans y a todos los chilenos que se han sentido heridos con estas palabras, que esas palabras no reflejan el sentir de la Iglesia Católica, y como sacerdote quiero pedir perdón a todos los que se han sentido heridos. No tenemos que soportar esa clase de agresiones y pensamientos tan absurdos, que reflejan también mucha ignorancia. Por eso a todos ustedes quisiera dales mi apoyo y un abrazo grande", termina el audio.

Por su parte, Fuica, a nombre de OTD, mandó un texto llamado La Transfobia de Ezzati y que compartimos íntegramente.

“Las personas trans siempre hemos existido, lo quieran o no aceptar algunos sectores. Que esos mismos sectores nos nieguen y nos quieran borrar de la historia y de la sociedad, solo habla de una violación flagrante a nuestros derechos humanos, partiendo por el derecho humano a la identidad, que incluye la identidad de género. Cuando una periodista le pregunta al líder de la Iglesia Católica en Chile, Ricardo Ezzati, sobre nuestro derecho a la identidad, despierta la transfobia bestial que se esconde detrás de su crucifijo. Lamentamos profundamente que sus palabras no sean el real mensaje de Dios.

La exigencia que presentamos las personas trans es el reconocimiento de nuestra identidad; que es un sentimiento personal y profundo, que ni él, ni todos los fanáticos religiosos pueden entender, porque hablan desde el privilegio que siempre se les ha reconocido su identidad. ¿Qué pasaría si la pregunta fuera al revés? ¿Deberían los cisgéneros, incluidos niños cisgénero, tener derecho a que les reconozcan su identidad?

Cuando Ezzati dice “hay que ir a la realidad de las cosas”, le invito a revisar la Encuesta-T, que arrojó alarmantes cifras de intentos de suicidio adolescente de personas transgénero, y ya que no entiende sobre identidad, podría abogar por el derecho a la vida, ése que tanto defiende y cita cada vez que puede.

Nosotres, reivindicamos derechos básicos que nos han sido negados. No necesitamos ni curas, ni políticos, ni médicos, ni nadie que nos valide. Seguiremos luchando porque la identidad de género les sea reconocida a todes, hasta que la última persona trans pueda vivir libremente y sin miedo”.

Más información sobre El Mostrador