lunes, 24 de septiembre de 2018 Actualizado a las 06:42

Claudio Parra habla del nuevo

Cultura - El Mostrador

"Este es un disco más urbano"

por 19 marzo, 2001

Los Jaivas pasan por un momento de singular productividad. Mientras preparan el segundo volumen de las "Obras Sinfónicas" y la continuación de "Trilogía", tienen listo un nuevo compacto que incluirá piezas "por encargo" y seis canciones inéditas. Claudio Parra conversó con El Mostrador sobre una placa que aún no tiene nombre.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Aunque no han definido una fecha para cada proyecto, "estamos a todo lo que da. Nos falta tiempo. Estamos viendo la posibilidad de lanzar dos discos al año. También estamos trabajando en otra obra conceptual", explica Claudio Parra a El Mostrador.



El ritmo del grupo se intensificará aún más en mayo, cuando sea la hora de lanzar la reedición de El Volantín, el álbum debut de Los Jaivas que por esas fechas cumplirá 30 años. Aquel podría ser el primer paso de un masivo regreso de los viejos álbumes a las disquerías.



El nuevo disco, cuyo concierto de lanzamiento debería ser también en mayo, aún no tiene nombre, pero dos canciones se discuten como posibles títulos. Está compuesto por seis temas que ya editados -algunos de ellos producto de diversos "encargos"-, como "Todos Americanos", el himno de la Cumbre de de las Américas realizada en Chile en 1996, o la versión del grupo para "Vamos por un ancho camino", grabada para el Tributo a Víctor Jara que editó Alerce. Además, tres cuecas de las creadas para el último compacto -En el bar restorán. Lo que nunca se supo-, cuya novedad es que son de estructura estrictamente tradicional. "Están pensadas en la coreografía de la cueca, de manera que se puedan bailar", dice Claudio.



Los otros seis temas son inéditos y sólo uno de ellos, "Milonga Carcelaria" ha sido probado en púbico.



-¿Por qué no han puesto nombre al disco, a un mes del lanzamiento?
-No lo hemos decidido, tenemos dos posibilidades. Y es que trata de un álbum de canciones diversas, que no tiene un hilo conductor, no es un álbum conceptual como Mamalluca o Alturas de Machu Pichu, donde está todo centrado en un tema. En este caso, son temas independientes uno de otro y los hemos hecho en distintas épocas, con distintas motivaciones. Entonces, generalmente, cuando se trata de un álbum que no tiene un tema común, nosotros optamos por ponerle al álbum el nombre de una de las canciones, que es lo que va a pasar en este caso.



-¿Por qué quisieron lanzar un disco tipo recopilación antes de los otros proyectos?
-Nos gusta que toda nuestra obra quede documentada en álbumes diferentes. En el fondo, estábamos trabajando en un álbum nuevo y poco a poco se empezaron a juntar temas. Es lo que nos ha pasado siempre, desde el primer álbum, cuando hicimos "Todos Juntos" y "Mira niñita". Así fueron saliendo temas y los juntamos en un álbum. En esa ocasión no tenía nombre, se llamaba Los Jaivas solamente. Son las dos posibilidades de trabajo que hay. En Mamalluca había una temática central, unos poemas que musicalizar, entonces el trabajo sale mucho más rápido porque hay todo un motor central que le da el motivo al trabajo.



-¿Qué estilos trabajaron en el nuevo material?
-Los nuevos temas vienen más en el estilo de Hijos de la tierra, y se parecen también a los primeros álbumes. Quisimos hacer un disco con nuevos temas de Los Jaivas solos, con un sonido muy especial. Mamalluca (99) no es así porque está la sinfónica, hay un coro. En Trilogía: el reencuentro (97) participan muchos amigos. No es el grupo solo que está tocando, sino que en cada tema hay un invitado especial.



-¿Qué otras novedades tiene en el aspecto musical?
-Hay incursiones en ritmos que no habíamos utilizado antes. Es el caso de la "Milonga Carcelaria". Aunque el ritmo no es exactamente una milonga. Es una variante de la milonga con un sentido urbano como de carnaval, tipo murgas como las que usan en Montevideo o Buenos aires. Otro de los ritmos nuevos es el mambo caporal o "saya" que se baila mucho en el Norte. Es tan popular que trasciende el ámbito folclórico. Yo he estado en discotheques en Arica, Antofagasta y de repente ponen un mambo caporal y toda la gente baila, son ritmos muy fuertes, dinámicos. La gente los conoce y baila colectivamente, hacen los mismos pasos.



-En ese sentido, ¿es un disco más popular?
-Sí. Son ritmos de cueca, saya, milonga y otros que no sé cómo clasificar. Hay bastantes solos de guitarra de Gato, instrumentos folclóricos: flauta dulce, trutruca. Hay harta percusión. Hay ritmos que se pueden bailar y otros más paisajistas, lo que también es una característica del grupo.



-¿Qué experiencias recoge el nuevo álbum?
-El caso de la "Milonga carcelaria" es una experiencia vivida por Eduardo (Parra) que le escribe una carta a Gato (Alquinta) para contarle lo que está sufriendo en esos momentos. Sucedió en Argentina hace un tiempo atrás, está escrita en ritmo de milonga porque él hace alusiones a la milonga en la carta. Es un disco más urbano que otros, tanto por algunos ritmos que usamos como por las experiencias que cuenta. Hay otro tema que cuenta una historia de bar, que también es una anécdota de Eduardo. Hay otra anécdota urbana que pasa en un colegio y la cuenta Gato. Estoy hablando de anécdotas y eso es una novedad en los textos, en la temática, porque hasta el momento hemos sido muy poco anecdóticos. La forma de narrar nuestra es más con imágenes y no con cosas tan precisas como una historia, eso pasa en tres temas que estamos haciendo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV