Vicente Feliú impulsa a los cantos arcanos - El Mostrador

Sábado, 16 de diciembre de 2017 Actualizado a las 17:26

En el encuentro Un canto de To

Cultura - El Mostrador

Vicente Feliú impulsa a los cantos arcanos

por 23 octubre, 2001

El líder de La Trova Cubana llegó al país. Vino provisto de guitarra para dar recitales y compartir experiencias en el ciclo Un canto de Todos, que se efectuará días los días 23, 25, 26 y 27 de octubre, en la Cúpula del Parque O´Higgins y el Teatro Providencia.

A más de quince años de la desaparición de la Nueva Trova Cubana, Vicente Feliú, uno de sus fundadores, desembarcó en Chile con guitarra en mano. Viene como el invitado de honor y en calidad de gestor de Un Canto de Todos, el espacio de encuentro, reflexión y difusión de la canción de autor que brindará una serie de actividades los días los días 23,25,26 y 27 de octubre, en la Cúpula del Parque O´Higgins y el Teatro Providencia.



También realizarán conciertos Paula Ferré, Kiri Escobar, Carlos Nahuel, Francisco Villa, Eduardo Peralta, Luis Le Bert, Eduardo Gatti y Eduardo Yáñez. Como representantes de las nuevas generaciones estarán Patricio Anabalón, Jenisse Díaz, Alexis Venegas, Vejara, Manuel Huerta, Iván Torres, Marcelo Ricardi, Félix Parraguez, Juan Pablo Luna y Jaime Nolasco.




"Un Canto de Todos es un proyecto cultural para la canción iberoamericana. Es un centro que dirijo con cantores de todo el mundo. Empezamos el año pasado albergados en la Casa de las Américas. Ahí un grupo de cantores previó un encuentro que uniera a los cantores iberoamericanos, en especial a los de las últimas generaciones, que son los menos conocidos, los más desprotegidos y los que no llegaron en el momento de la Nueva Trova", dijo Feliú.



En la versión del año pasado de Un Canto de Todos participaron -entre cubanos y extranjeros- más de 80 músicos. Quedaron tan entusiasmados con la acogida que acordaron continuar las actividades y realizar un concierto anual en diferentes territorios. Este año la sede es Chile. Así el cubano intenta estrechar lazos entre los artistas divididos por la geografía pero unificados en la corriente de cuestionamiento social, música y sueños.



"Inicialmente yo había soñado con un encuentro enorme. Es muy difícil hacer un encuentro así en un país que no sea Cuba, donde hay muchos problemas resueltos. Entonces, quedamos en que tuviera gran participación de chilenos con algunos extranjeros. Este sistema de encuentros tiene que servir para que la gente se conozca", contó.



Itinerario



Vicente Feliú, descubre la guitarra de su padre, y simultáneamente comienza a componer en 1964, cuando cursaba la segunda enseñanza. Por aquellos años otros jóvenes en diferentes puntos de Cuba integran a la vez las experiencias sociales a la canción, y años más tarde, en 1972, conformarían lo que se dio a conocer como la Nueva Trova Cubana.



En ese itinerario compartió sueños con Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Lázaro García y Augusto Blanca, entre otros. Trabajó durante quince años en la organización, ocupando diferentes responsabilidades, incluso la presidencia.




La extensión de ese proyecto ha albergado en otros terruños a Luis Eduardo Aute y Juan Carlos Senante (España), Isabel Parra e Inti Illimani (Chile), León Gieco y Mercedes Sosa (Argentina), Jackson Browne, Pete Seeger, Holly Near y Little Stevens (Estados Unidos), Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa (Uruguay), y Luis Enrique y Carlos Mejía-Godoy (Nicaragua). Con todos ellos Feliú alguna vez ha compartido el escenario. Además, grabó en las colecciones de la Nueva Trova y tiene cuatro discos personales: Créeme (1978), No sé quedarme (1985), Artepoética (1990) y Aurora (1995).



Decencia



El movimiento musical la Nueva Trova Cubana desapareció en el año 1985. Feliú dice que "se fue en fade in". Ahora, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Incola y otros van por rutas distintas; Algunos cantan aún y, otros permanecen vinculados a la radio o la producción. Aunque murió como organización el estilo sigue vigente con la Novísima Trova, una suerte de respuesta de los creadores jóvenes como Santiago Feliú y Frank Delgado, entre otros.



"Felizmente se murió la organización, que si no se moría había que matarla. Ya estaba enquistada. Estaba para dar un salto hacia algún lado. Ahora con Un Canto de Todos buscamos un camino nuevo, y que ojalá encuentre un mínimo aporte", precisó Feliú.



- ¿Cómo lograrán ese apoyo a la cultura?
- Mira. De todas maneras la gente canta, porque o si no se muere. Sí Pancho Villa tiene un espacio y van tres cantores con él, entonces, se va creando un circuito. Eso ha pasado en Argentina, en España. Las peñas que desaparecieron y se reemplazaron por los estadios, pero creo que hay que rescatar el espacio íntimo de tú a tú, donde la gente se sienta cómoda y pueda cantar.




- ¿Qué distingue a esta nueva generación de trovadores en relación con la anterior?
- Todos los cantores se saben de un lugar, de un tiempo y tratan de que todo sea mejor. El lema que define a Un Canto de Todos es canto que ha sido valiente siempre será canción nueva, eso es de Víctor Jara. Siempre se harán canciones con sabores arcanos, raigales y siempre serán nuevas, porque siempre hay algo nuevo que decir respecto de las mismas cosas. La generación de ahora tiene su propio lenguaje, pero al igual que antes nos caracteriza la honestidad, la libertad, el amor, la amistad, la esperanza.



- ¿Los trovadores hoy están tan unificados como antes?
- Una de las características de la Nueva Canción es que ha sido muy abierta a estilos distintos. Se ha buscado la belleza y calidad con respecto a otra música. Ahora todo está como replanteándose, porque nada salió: Ni el socialismo era tan bueno ni el capitalismo era tan malo. Hay que buscar otra posición. Me parece que los cantores están en esa misma búsqueda. Por eso ha aparecido una enorme hemorragia de cantores que en los '80 estuvieron en el triunfo de las democracias y que al final fue la misma mierda.



- ¿Cree que en esos años había menos sueños que ahora?
- Sí. La gente estaba acomodada a que ya había resuelto los problemas. Pensaban que ya no habría más muerte ni más hambre, que la democracia había triunfado y no fue así.



- ¿Le resulta difícil a la generación actual de músicos crear un proyecto?
- No les queda más remedio o se mueren de angustia. Ahora mismo lo que nos proponen es que vayamos a matarnos todos o que le demos a los Estados Unidos la supremacía absoluta del planeta y los pobres que se mueran. Nada más que eso nos tendría que unir para sobrevivir.



- ¿Cómo ha variado el panorama en los trovadores con la inclusión de tecnología en la música?

- Para mucha gente la Nueva Trova Cubana es Compay Segundo. El es un puntal y hace sones y guarachas, que son ritmos fundamentales para la Trova Cubana, pero no es lo que hacemos nosotros. Hoy lo latino es lo que te ayuda a menear el culo, lo que te ayuda a sentirte bien a olvidarte de los problemas. Ahora en vez del chutantachunta pum pum encontraron esta vía latina, que es un producto del comercio y no de una necesidad cultural.



- ¿De qué manera se plantean hoy?
- El arte no se hace para vender. No está de más que se venda, pero con decencia. Esa no es la motivación. No nos interesa hacer cultura para que se venda como los productos de una fábrica de chorizos. Estamos en contra de esa manipulación de la cultura. Lamentablemente la cultura que se estudiará dentro de 20 años será esa, pero siempre habrá alguien que se pregunte qué se hacía en esos años y va a aparecer Violeta y los que no llegaron a los grandes mercados. Estoy seguro que así será al igual como ahora rescatamos música de los años '20 o '30, esa que tratan que olvidemos a toda costa y que es nuestra identidad.



- ¿Cuáles son los caminos que cree que debieran seguir los cantores?
- Hay que rescatar nuestras raíces, cada cual las suyas y si hay ritmo que bueno, la cueca es para bailar y el carnavalito, también. Hay que rescatar las cosas esenciales y no dejarnos manipular demasiado. No estoy en contra del comercio, ojalá a Mercedes o a la Violeta la encaramaran en el lugar donde está Ricky Martín y que todo el mundo las escucharan. Pero sabemos que esta canción siempre será una alternativa colateral porque está en contra de los grandes mercados.





_________________________



Vea artículo relacionado:





Alejandro Filio: ''Somos bichos independientes'' (18 de julio de 2001)



Francisco Villa abre recital de Soledad Bravo (05 de julio de 2001)








Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)