Grassi y Cruz traen el espíritu blusero andino - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 01:06

Brindarán recital el 8 de novi

Cultura - El Mostrador

Grassi y Cruz traen el espíritu blusero andino

por 6 noviembre, 2001

Ambos son dos aves raras con algo en común al sello de músicos como Egberto Gismontti, el brasilero prodigioso que vivió en la selva. Todos ellos habitan en el territorio de las armonías y escalas del jazz que, combinadas con la rítmica latinoamericana, son una muestra clara de fusión e identidad.

Alex de Grassi -considerado el mejor guitarrista acústico de punteo en cuerdas metálicas del mundo- y Quique Cruz -el chileno que emigró con la quena, el charango y el bombo- pudieron conocerse en los escenarios míticos de Norteamérica, pero no fue así. El cruce de vías se produjo en Los Andes, en Bolivia, donde Grassi investigaba. Y como ambos miraban en la misma dirección y venían de la influencia de esa vanguardia sonora que arrasó al mundo en los sesenta, la del rock, pop y jazz, lograron concretar sueños.



El encuentro se produjo en el año 1992 y ocho años después nació Tatamonk, que más que un disco es un rito de ampliación de conciencia, una pregunta, una experiencia que hizo posible la combinación de la raíz latinoamericana con el blues y el jazz que despertó el espíritu blucero de la andinidad.




Tatamonk reúne en el mismo dialecto al piano, contrabajo, batería, trompetas, guitarras acústicas, zampoñas, quenas, quenachos, charangos y percusión andina con los ritmos folclóricos de la chacarera, el huaino y la saya. Por ejemplo en el tema Alba se utiliza como base melódica el rondador - un instrumento de caña pentatónico del ecuador- con ritmos combinados de San Juanito y albazo, juxtapuestos sobre métricas de Jazz. Y de igual manera, el tema Tatamonk mezcla acordes de jazz en guitarra y charango con un ritmo de blues, acompañado de la melodía del conocido canto andino, Tata San Juan, interpretada en antara.



Después del primer trabajo fonográfico vendrá un segundo, una suite musical, Arqueología de la memoria, que -además- sumará la fortaleza probada de Jorge Campos y Pedro Villagra y otros habitantes de esas mismas altitudes.



"En el recital vamos a tratar de tener como invitados a Pedro Villagra y Jorge Campos. Estamos conectados. Todos trabajamos en diferentes partes y hacemos cosas parecidas", dijo Cruz.



Y Grassi agregó: "Tengo mucho entusiasmo por conocer a los músicos en Chile. Parece que en este tiempo hay muchas ideas nuevas en las artes allá y espero que encontramos oportunidades para trabajar juntos".







Desde el norte



Alex de Grassi nació en Yokosuka, Japón y creció en San Francisco, expuesto a diversas influencias musicales. Empezó a practicar guitarra inclinando hacia la música folclórica, siguió las luces de Bert Jansch y John Renbourn, guitarristas acústicos de punteo británicos, y de innovadores americanos como Leo Kottke, John Fahey y Ralph Towner.



Discípulo de Bill Thrashery, Mark Levine (piano) y William A. Mathieu (composición), poco después de su primer álbum (1978) fue citado por la revista Acoustic Guitar como uno de los diez mejores en el estilo de punteo.



La ruta de grabaciones siguió y ya con Slow circle se instaló entre los compositores para cuerdas más innovadores de las últimas décadas. Ampliando el sonido, prácticamente orquestando a la guitarra solista, crea la ilusión de varios instrumentos sonando juntos.



La piedra angular de la decena de discos registrados por Grassi es el dinamismo rítmico que entroniza a la fusión en un sitio inusual. Se dice que él es el guitarrista de los dúos que toca solo.



El partner



En sus primeras andanzas, Quique Cruz transitó por las expresiones andinas, influido por Inti-Illimani e Illapu y Los Jaivas, Violeta Parra y Víctor Jara.



En 1976 salió de Chile con su quena, charango y bombo debajo del brazo, se instaló en California y descubrió algo más para vivir de la música: el Jazz. En la ruta grabó y viajó con Jackson Browne, Strunz y Farah, Kenny Loggins, Sting y Pete Sears y fue aceptado en el círculo dorado de músicos de Berkeley.


El resultado de la experiencia de ambos es Tatamonk. El disco que presentarán en el recital del 8 de noviembre en el Teatro Oriente.

________________________________________________



Vea entrevistas completas a Alex de Grassi y Quique Cruz

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)