Francesca Ancarola busca la canción imprevista - El Mostrador

Domingo, 19 de noviembre de 2017 Actualizado a las 03:29

Cantautora acturá en Teatro Mu

Cultura - El Mostrador

Francesca Ancarola busca la canción imprevista

por 30 enero, 2002

Un concierto único ofrecerá Francesca Ancarola junto a su grupo, el día miércoles 30 de enero a las 21 horas en el Teatro Municipal de Viña del Mar, ubicado en la Plaza Vergara s/n.


Nunca fue la enfant terrible pero -según cuentan-, cuando estudiaba solía darle unos toques personales a selectas interpretaciones clásicas, gesto que no era aceptado a cabalidad al interior de las aulas del Conservatorio. Poco a poco dejó la guitarra y las canciones populares que elevó de niña para ingresar a un mundo de programas, computadores, cintas y experimentación. Marcó hitos en la creación contemporánea y siguió cantando. Luego, convencida estudió ópera en Nueva York, y siguió cantando, como el año pasado, cuando con potencia y un histrionismo peculiar acompañó a Pedro Aznar en el escenario.



Y no deja de ser que el mismo cantor argentino promueva a una artista nacional, comentando que es la mejor voz que ha oído en Chile. ¿Le habrá hecho alguna vez un comentario semejante alguno de sus maestros de música culta?



Francesa Ancarola ya cuenta con dos discos en un franco desarrolla de la fusión latinoamericana. A lo que le integró el trabajo escénico con el cuerpo que desarrolló en la opereta María de Buenos Aires de Astor Piazzolla.



- Después de haber recorrido la música clásica contemporánea, la composición, de ir a Nueva York a estudiar canto lírico, de cantar jazz y música latinoamericana. ¿Cuál es tu postura como artista?
- Es buscar. Me gusta recorrer cosas y conocerlas, ver si me quedan, me sirven, me gustan o no, y de alguna forma siento que las cosas confluyen en el todo de lo que estoy haciendo. Lo lírico fue el aporte de la técnica y el repertorio quedó para mí. De la música contemporánea me queda la búsqueda de los timbres, la posibilidad de conocer combinaciones y poder mezclar sin mayores prejuicios. Finalmente lo popular me acompañó y se quedó conmigo más las otras cosas, en las que he visto luces.



- ¿Por qué sí pudiste quedarte cantando ópera o lírico te dedicaste a cantar a la Lucha Reyes, la negra de oro del Perú?
- Me tira lo popular por lo creativo, porque tiene que ver con desarrollar un estilo, en el repertorio más clásico hay que hacer las cosas al estilo de alguien.




Integración



En la ruta tiene registrados: "Que el Canto tiene sentido" (1999, nominado Altazor) y "Pasaje de ida y vuelta" (2000, nominado a Apes y premiado con Fondart y Altazor en categorías Jazz - Alternativo). Algo de esto y un poco de aquello serán la columna vertebral del recital programado en la Quinta Región.



Además, como teloneros participación del grupo de la quinta región Sur Pacífico (integrado por Paulette Joui en cello, Tomás Thayer en Bansuri y los guitarristas Marcos Ribas y Alan Reale).



Así y poco a poco la agenda de actuaciones de Francesca Ancarola comienza a estar cada vez más saturada. Pocos días atrás se presentó en el Festival del Huaso de Olmué y previo un poco antes representó a Chile en el Festival de Jazz Latino de Lisboa-Portugal y en Septiembre pasado en Mercat de Música Viva de Vic en Barcelona, España.



En octubre del 2000 viajó a Alemania en donde actuó en "Music Bridges", junto a cantautores de todo el mundo, y rápido partió a la Expo Hannover 2000, a compartir escenario con Julieta Venegas.



Pero de todo nada fue como esa noche en que Aznar la llamó al escenario a cantar La Cigarra. Este y otros hitos son parte de su próximo registro, que es uno de los proyectos de grabación marcados en su cronograma de trabajo. Otro asunto es la edición de una compilación que probablemente salga registrada en Lisboa y España.



Ancarola, sin pertenecer a movimiento alguno alinea su talento al de otros cantautores nacionales, que en circuitos reducidos empiezan a ser hombres-nombres frecuentes en la canción chilena que heredaron las obras de trovadores, como Joan Manuel Serrat y le siguen la huella desde Egberto Gismonti, cruzando por Piazzolla para llegar hasta Víctor Jara y Violeta Parra, pero que saben mezclar en una nueva manera de seguir cantando.



"En este minuto hay una apertura, un renacer en varias personas que están haciendo cosas. Después de que hubo un corte por un rato de toda la cuestión artística ahora se está retomando. Se demoró un rato, pero es que había que reencontrarse con otras cosas antes", contó.




-¿Hacia donde ves que va el movimiento musical nativo?
- Hay varias tendencias, por ejemplo las Mamma Soul y Los Tetas se entregaron a la cosa del Hip Hop pero ellos lo exploraron contando cosas de acá. Por otro lado habemos una cantidad de gente como Entrama, Magdalena Mathey, como yo, que estamos en la onda de la música latinoamericana, que significa basar la música en las raíces de Latinoamérica y combinarla con otras cosas. Además veo una tendencia a la búsqueda timbrística, en cosas como mezclar un cuatro puertorriqueño con un platillo hay búsqueda de combinaciones distintas.



- ¿Cuál es tu búsqueda?
- Lo que busco es una canción donde haya una mayor soltura, donde puedan pasar cosas imprevistas, que no sea todo tan fijo y de esa manera permitirle a los músicos expresarse creativamente, es decir, que puedan haber comentarios, ritmos. Quiero soltar un poquito la canción.



- ¿Es jazzearla un poco?
- Si, porque el jazz fue la primera música que intentó ir por ese lado. Llegó hasta el free jazz, donde todo puede pasar.



- ¿En lo temático, qué percibes?, porque la canción tiene un sentido con la palabra
- A mí me fluye más la música que la palabra, por eso trabajo con poetas. En "El cuarto de hotel", el bolero que hice en el primer disco hay un estudio de Chico Buarque, como hacía las canciones. El sintetiza súper bien todo. En la música no tengo ningún problema, pero las letras todavía son un lío para mí.



- Pareciera haber un desarrollo instrumental de lo que fue la Nueva Canción Chilena, con aspiraciones a un lenguaje más internacional. ¿Qué sucede con el qué cantar?, ¿qué hay de nuevo ahí?
- Así es. A mí me parece que Elizabeth Morris y Magdalena Mathey trabajan bien la música texto.



- Ellas no son tan difundidas y eso hace que la gente no cante sus composiciones.
-Sí, pero es que estamos de cara a un tiempo distinto, en el que la forma no es la establecida. Los órdenes están cambiando y la valorización de las cosas, también. Cada vez que viajo me doy cuenta que el interés ahora está en lo que pasa al interior de cada país. Así como el jazz se está yendo a pique, la World Music va para arriba. En Europa se perciben las ganas de la gente de querer saberlo todo. Está primando lo propio, lo que cada región del mundo hace.



- ¿Cómo ves el desarrollo cultural en el área musical en el país?
- Rescato la labor del Fondart, para los músicos es algo ya básico, sabemos que todos los años hay oportunidades de sacar proyectos adelante. Pero creo que así como el Fondart funciona muy bien, debería estar asociado a organismos como Dirac u otros organismos que puedan ayudar a terminar la labor que significa un trabajo artístico. Sí hay una cantidad equis de cosas que están consumadas me parece que lo lógico es que después un gobierno quiera mostrarlos afuera o adentro del país. Falta integración.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)