martes, 14 de agosto de 2018 Actualizado a las 16:40

Se presentan hoy en el marco d

Cultura - El Mostrador

Korn: La encarnación de una generación nihilista

por 9 marzo, 2002

La banda estadounidense es un fiel reflejo de los nuevos tiempos. En sus videos y presentaciones, proyectan una estética agresiva y descreída, pero que en verdad aún no encuentra un blanco específico. Puro desenfado inofensivo. Formados en 1993, Korn es el padre del aggrometal, algo así como metal agresivo y que promete reventar, con agudos punteos de sus guitarras de siete cuerdas, los tímpanos de los asistentes de esta noche a la pista atlética del Estadio Nacional.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cada generación tiene sus íconos y referentes sociales. Entre algunos jóvenes, estos son músicos que componen desde la sensibilidad de una época y que por momentos logran interpretar los malestares que subyacen a la normatividad social.



En su momento fue el hipismo. A fines de los noventa el grunge, movimiento surgido en Seattle, Estados Unidos, con grupos como Sound Garden o Alice in Chains y que tuvo como máximo exponente a Nirvana del mítico Kurt Cobain. Su lema era hacer música con lo puesto, sencillamente, sin el glamour de su antecesores: Poison, Kiss o Motley Crue. Respondían ya no desde lo social, sino desde lo estético.



Con el derrumbe de los metarrelatos y discursos utópicos desde donde los músicos de antaño nutrían sus composiciones, ahora la forma por sobre el contenido se ha agudizado aún más en las canciones de los grupos de rock. Entonces, no es de extrañar que tan rápido como surge una generación musical, fenece sin posibilidad de retorno. La desaparición de Nirvana y Sound Garden, rápidamente fue eclipsada con nuevos ídolos de adolescentes rebeldes con sus padres porque estos no les dan dinero para comprar más juegos de Nintendo, en su época, o Play Station, en la actualidad.



Llega así el aggrometal de la mano de Korn en 1993. Mezclando el surgente hip-hop con guitarras pesadas, propias del heavy metal, y rapeadas voces que incitan con su ritmo al desenfreno y catarsis de los seguidores de este estilo neo cualquier cosa, buscan remecer sensitivamente a quienes están dispuestos a escuchar sus monótonos sonidos hipnóticos.



Gustan estos chicos, qué le vamos a hacer. O mejor dicho venden, y vaya cómo lo hacen. En apenas 9 años de trayectoria, han salido de las tiendas de todo el mundo más de 10 millones de discos. Exitazo que también incluye a Chile, porque su último trabajo, Issues (1999) vendió 25 mil copias, lo que en definitiva motivó a la productora Pacífico traerlos a nuestro país al Primer Festival Aggrometal, en el que también participarán como teloneras las bandas nacionales Réquiem, Gorfrog y Dracma. La cita es hoy desde las 19 horas y aún quedan entradas.



"No tenemos una posición política"




Liderados por el vocalista Jonathan Davis, Korn se reunió con la prensa ayer en el Hotel Hyatt. Lacónicos e indiferentes, los integrantes sólo se remitieron a responder con frases breves y que poco y nada decían. De las escasas conclusiones que se pueden sacar después del "diálogo" con los fans-periodistas que formularon preguntas del tipo "¿qué es lo que sabían de Chile?" o "¿qué canciones van a tocar?", es que quizás hubiese sido mejor escucharlos interpretar algunas canciones y haberse ido todos felices para la casa.



Consultados sobre su postura ante los últimos acontecimientos en Estados Unidos, sólo atinaron a decir que "no tenemos una posición política y no nos corresponde hacer análisis". Curioso, porque la estética del grupo es contestataria y crítica, pero parece que es sólo la pose que tienen para ocupar el nicho de adolescentes hambrientos de canciones duras y a la vez ambiguas.



Seguramente son los mejores expositores de una generación molesta y nihilista que no busca más que alimentar sus instintos más básicos desde una sensibilidad poco madurada. Pura sensación, puro éxtasis, pero poca propuesta y nula reflexión. Es por ello que tal vez no haya sido extraño que Jonathan Davis dijera que ellos no se sentían padres de ningún movimiento, porque no existen los padres en ningún ámbito, sentencian.



En fin, más preocupados de "las minas que estaban muy ricas" y el "vino chileno y las buenas discotecas", como comentaron, Korn es una banda que proyecta algo que en realidad es pero no es. Críticos, ácidos, pero sólo visualmente. A la hora de los quiubos, son unos verdaderos gatitos inofensivos.



Un sórdido origen




El nombre de la agrupación surgió, según algunos, a partir de una escena poco agradable que había presenciado Jonathan Davis entre dos homosexuales. Habían terminados estos de revolcarse entre las sábanas, cuando uno de ellos, que tenía diarrea, expulsó todo su almuerzo sobre la boca abierta de su pareja, quien recibió, entre otras cosas, un diente de maíz que la parecer le había caído mal a su acompañante. Si bien otros señalan que el origen del nombre proviene de Kiddie pORN, un logo hecho por Jonathan con la mano izquierda, la verdad es que por la confusión y los desmentidos de una y otra versión, lo mejor es dejar de seguir indagando al respecto.



La concreto es que Korn nació de la fusión de la banda de Davis, Sex Art y LAPD, de Munky (guitarrista), David (baterista), Head (guitarra) y Fiedly (bajo). Corría el año 1993 cuando Munky y Brian escucharon a Jonathan Davis cantar para su grupo en un bar de Bakerfield, California.



Quedaron maravillados e inmediatamente lo invitaron a participar en su grupo, pero Davis estaba un tanto indeciso porque se sentía conforme con su trabajo como ayudante de forense en el Condado de Kern, California. Sin embargo, una tía suya que es astróloga, lo incentivó diciéndole que la mejor decisión que podía tomar era unirse con aquellos dos desconocidos. Y lo hizo, comenzando así la historia de uno de los grupos fundadores del aggrometal, aunque a ellos les molesta ser definidos así o de cualquier otro modo.



En 1994 lanzaron su disco homónimo y consiguieron vender, sólo en su país, 700 mil copias, fruto de extensas giras que más que agotarlos, los motivó para sacar rápidamente su segundo trabajo, Life is Peachy, del cual destacó A.D.I.D.A.S, que significa Todo el día Sueño con Sexo y que, por el alcance de nombre, la empresa deportiva del mismo nombre de la canción optó por vestirlos y usarlos para promocionar sus productos.




La consagración definitiva llegó con Follow the Leader en 1998 y su famoso video animado del tema Got the Life que los catapultó a la fama por ser pedido incansablemente por sus seguidores en cadenas televisivas como MTV.



A pesar de llevar sólo doce meses en el mercado, sacaron después Issues que a la postre ha sido su última producción, la cual ha estado plagada de éxitos comerciales como Falling Hawai from Me -cuyo video fue dirigido por un entrañable amigo de la banda, Fred Drust, líder de Limp Biskit- y Make me Bad y Somebody Someone, qué aún siguen sonando en las radios nacionales.



Korn, que visita nuestro país por primera vez, anunció también que en el mes de junio será puesto a la venta Untouchables, el cual tiene como single promocional Here to Stay y el video está dirigido nada menos que por los hermanos Hughes, los mismos que estrenaron esta semana en Chile su película From Hell.




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)