Séptimo Festival de Cine de Valparaíso: en el año de su encrucijada - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 07:27

Patrimonio en busca de financi

Cultura - El Mostrador

Séptimo Festival de Cine de Valparaíso: en el año de su encrucijada

por 15 julio, 2003

Desde su nacimiento nunca ha contado con un financiamiento estable y, por eso, ahora que Valparaíso fue nominado como Patrimonio Mundial de la Humanidad, sus impulsores esperan que esto motive a las autoridades regionales para que juntos puedan realizar un plan estratégico que potencie el certamen como "la" apuesta internacional del puerto.

Hace siete años, antes de que se hablara públicamente de la posibilidad de que Valparaíso pudiera postular a la Unesco, el Teatro Municipal de la ciudad daba inicio a una idea que en ese año y en esa época sonó un tanto descabellada: hacer un festival de cine de caracter patrimonial.



Por cierto que hoy las cosas han cambiado, Valparaíso fue nominado hace sólo un par de semanas como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco y el Festival de Cine de Valparaíso -que este año se realizará entre el 23 y el 31 de agosto- se ha consagrado como la única muestra en Chile y América Latina destinada a rescatar la memoria.



Claro que, como muchas iniciativas en el puerto, el certamen se ha realizado con más pulso y buena suerte que con planificación y financiamiento estable.



De hecho, todos los años el director del evento, Alfredo Barría, obtiene el presupuesto vía fondos concursables regionales. Este año, postula a la categoría eventos interregionales del Fondart Nacional, con once millones de pesos, los que servirán para traer a los cineastas invitados de Argentina, México, Cuba y Uruguay, miembros del simposio y a los miembros internacionales del jurado.



Barría está seguro de que logrará el aporte, incluso afirmó que el festival porteño cuenta con los argumentos de calidad, identidad y nivel programático para posicionarse en esta categoría, que el año anterior apoyó al Festival de Cine de Valdivia, al de Viña del Mar y al Festival de Documentales de Santiago.



"De no ocurrir, estaremos a las alturas de la circunstancias. Pero el festival se hará con o sin financiamiento", aclaró. Ello, por cierto, con algunos cambios: no podrían asistir los invitados internacionales, por lo tanto, no habría simposio y tendrían que buscarse nuevos miembros para el jurado de la competencia de documentales.



Por suerte, la retrospectiva del director alemán Peter Lilienthal -el invitado internacional en esta ocasión-, no corre peligro porque pisará suelo porteño gracias al auspicio del Goethe Institut. De las películas tampoco hay que preocuparse: llegarán a Chile vía valija diplomática.



Sin duda que la nominación de la Unesco abre un universo de posibilidades interesantes para la zona y en especial para iniciativas como ésta. Eso lo tiene muy encuenta Barría, quien espera que ello dé un impulso para cerrar acuerdo con las autoridades regionales en aras de desarrollar un plan estratégico en los próximos años entorno al festival.



"Nuestra meta es cumplir 10 años y sostener esto como un proyecto ciudad, el proyecto internacional cultural de Valparaíso", dijo. Afirmó que tras siete años difundiendo el patrimonio, "no podemos caminar por la vereda del frente de las autoridades".



"Hoy no tenemos financiamiento y está todo programado, pero apostamos, el festival siempre a caminado al borde del abismo, hemos logrado los subsidios a través de postulaciones, este es el año de la encrucijada si pasamos esto, llegamos a los 10 años", comentó Barría.



Existe conciencia en que si se obtiene el Fondart el certamen contará con inmejorables condiciones para enfrentar lo que viene y para oclocarse en la agenda.



"En esto del Patrimonio de la Unesco la ciudad tiene que estar a la altura del desafío, es decir, hay muchas carencias, limitaciones y si las corporaciones, universidades, autoridades, no están a la altura, la Unesco simplemente puede revertir la nominación y eso sería bochornoso", afirmó.



Los 30 años del golpe



El carácter patrimonial del certamen se ha destacado especialmente por las exhibiciones de filmes relacionados al pasado reciente chileno, más específicamente, con la UP.



De hecho, hace dos años el festival inició una pesquisa histórica con la muestra del colectivo de Heynowski y Scheumann el 2001, que continuó con Chile-impresiones de José María Berzosa y que ahora concluye con Lilienthal, que exhibirá tres películas sobre el caso chileno, todas con guión de Antonio Skármeta: La Victoria (1973), En el país reina la calma (1975) y El ciclista del San Cristóbal (1987).



A ello se suma la franja "La memoria de Chile: 1970-1973", donde se expondrán documentales prácticamente inéditos en las salas de cine y que pertenecen a colecciones privadas. Además se mostrarán dos películas de México, una de la Universidad Auntónoma de méxico, Compañero Presidente, que trata la visita que hizo el Presidente Luis Echeverría a Chile durante la UP y Universidad Comprometida, sobre la visita que hizo Salvador Allende a la Universidad de Guadalajara, ambos estrenos en Chile.



"Este año cerramos simbólicamente el ciclo, terminamos de exhibir material del golpe inédito. Apartir del 2004 cambiamos de switch, pero el festival sigue siendo patrimonial, ésa es nuestra definición histórica", informó Barría.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)