Los problemas económicos que afligen a los cineastas nacionales - El Mostrador

Jueves, 18 de enero de 2018 Actualizado a las 16:52

Cuatro directores conversaron

Cultura - El Mostrador

Los problemas económicos que afligen a los cineastas nacionales

por 8 marzo, 2004

Directores como Orlando Lübbert, Pepe Maldonado, Juan Andrés Racz o Artemio Espinoza, se encuentran con sus proyectos fílmicos estancancados por motivos económicos. Dentro del supuesto actual "boom" del cine chileno, estos cuatro realizadores nacionales, al igual que muchos, deben esperar que aparezcan recursos "divinos".

"Postulé a los fondos concursables pero no me dieron nada. No he podido conseguir dinero. En este país hay que ser empresario para después ser cineasta. Todavía falta mucho para el real desarrollo del cine. Aún hay una gran sospecha del cine; cierta resistencia a invertir en películas. Todavía no se ve como negocio. Es muy poca la gente que se atreve a financiarnos", comenta el director nacional, Orlando Lübbert.



Al igual que un sinfín de cineastas chilenos, Pepe Maldonado, Juan Andrés Racz, Artemio Espinoza y Orlando Lübbert, actualmente ven cómo sus proyectos fílmicos "se llenan de polvo", a la espera de ser exhibidos -en el caso de Lübbert, aún no se filma-. Motivos económicos mantienen a sus películas en el más absoluto estancamiento, esperando una respuesta de los canales de televisión o alguna coproducción. Como comenta Racz, "es un proceso muy lento y desgastador".



Producto de la poca inversión en cine y la casi absoluta dependencia de los directores hacia los fondos concursables, la inestabilidad del medio se hace patente. Pepe Maldonado comenta: "El visitante nocturno, se filmó hace ya dos años. Comenzamos el rodaje a comienzos del 2002 y terminamos a fin de ese mes. Nosotros nos sacamos Corfo y después el Fondart para filmar la película. Pero el año pasado, cuando postulamos a post producción con la película ya terminada, filmada y editada, no conseguimos el dinero. Eso nos provocó un traspié enorme".



Y agrega: "En el fondo, tengo la película parada por plata. No tengo ningún pudor en reconocerlo, y creo que es más: este es un llamado de atención a las instancias que distribuyen los dineros. Si van a ayudarte, que lo hagan para que termines la película. Pienso que si tienes el filme acabado con la plata que te dieron, lo mínimo es darte un empujón para que se estrene y no se estanque. No entiendo mucho los criterios".



La cinta de Maldonado, El visitante nocturno, ex Buscando a la señorita Hyde, cuenta la historia de una bibliotecaria (Aline Kuppenheim) algo reprimida e hija única, que decide independizarse. Se va a un edificio en el centro de Santiago, donde anteriormente, murió degollada una mujer en el baño del departamento. "La protagonista, comienza a ser una especie de catalizadora, mediante la cual, nos vamos dando cuenta del mundo que rodeaba a la antigua arrendataria. A partir de ahí, se genera una línea dramática que involucra suspenso, misterio, un crimen y los posibles culpables", asegura su realizador.



Concebido como un proyecto poco comercial, el largometraje de Maldonado aún espera. "Siendo súper honesto, nosotros no manejamos para nada el tema de los contactos para conseguir recursos económicos. Seguimos el camino tradicional, pero no nos resultó. Necesitamos sesenta millones de pesos, aproximadamente, para ampliar a 35 milímetros (formato cine). Como yo tengo un producto más bien, no quiero decir alternativo, ni cine arte, porque es estigmatizarlo mucho, pero no de llegada inmediata, mi proyecto debe esperar", concluye.



Por su parte, Orlando Lübbert (Taxi para tres), hace cerca de tres años escribió un guión que contaba la historia de una mujer de Villarrica que, tras ser violada, es abandonada por su "pololo". Denominado Julia, la fugitiva, el proyecto, un melodrama con mucho humor según Lübbert, sería protagonizado por Paula Zúñiga, Daniel Muñoz y Heidrum Breinner.



"Hace algún tiempo me ofrecieron una coproducción con España, pero la oferta imponía la obligación de cambiar algunos actores protagonistas. Además, nunca se atreven a expresar que también intentarán modificar la historia, pero finalmente así pasa. Durante Taxi para tres tenía la idea en mi cabeza y al terminar la película, lo escribí. Ya hace más de tres años. Desde ahí que intento conseguir el financiamiento", cuenta el cineasta.



Actualmente, Orlando Lübert, en un proceso muy lento, según cuenta, espera la respuesta para una coproducción alemana que le permita filmar su película. "Acá en Chile, cuando ya tienes algo de plata, aparecen algunos interesados. Con sólo el guión en las manos es muy complicado conseguir dinero. En ese sentido, eso es lo importante de ganar Fondart. Cuando lo obtienes, aparecen los inversores. Ese primer paso inicia toda una dinámica económica".



La Residencia de Artemio Espinoza



Residencia, del realizador Artemio Espinoza, es la primera película perteneciente al movimiento danés, Dogma. Filmada con cámara en mano, en locaciones naturales y con iluminación no intervenida, el filme aún espera los recursos para su traspaso a 35 milímetros.



"Comenzamos a filmar el 19 de mayo de 2002 y la terminamos los primeros días de enero de 2003. Postulé a todos los fondos concursables para comenzar a rodar la película, pero no gané ninguno. La financié en parte de mi bolsillo y aparte por que cuento con el equipamiento, ya que trabajo en una productora", afirma el cineasta.



Continúa: "También postulé a los fondos para el traspaso a 35 mm y no gané nada. En Chile se financia sólo cine comercial. No hay otra alternativa. Incluso la gente de Fox me dijo que le encantaban las cintas Dogma, pero como no es comercial, no pueden distribuir la película. Todo pasa por eso. Un filme de corte comercial, que sabes que va a tener alta taquilla, obtiene recursos rápidamente, porque la vas a recuperar".



Artemio Espinoza ha sostenido conversaciones con varias distribuidoras como Fox, Andes Films y PWI. Recientemente Fox cerró la puerta a la distribución del filme por no encontrarse dentro de su línea. Por estos días, el cineasta maneja tres opciones: postular de nuevo al Fondart, ser financiado por Nescafé o vender la cinta a la televisión extranjera.



"Hace más de seis meses que se firmó un contrato con una empresa que distribuye películas para la televisión extranjera, quienes fueron a las tres ferias más importantes del mundo a venderla: Hong Kong, Cannes y México. La han solicitado en diecisiete canales de diferentes países, los cuales la están evaluando. En abril se debiese saber si la compran o no. De ahí pueden salir los fondos para terminarla", detalla.



Algo molesto con el medio y sus formas de asignación de recursos, Espinoza asegura que "el problema radica en que el Estado, a través de los concursos, debería financiar las películas que no son comerciales. Los fondos concursables sólo premian a los trabajos de alta taquilla o los consagrados. Si ves la lista de quines ganaron el año pasado, te das cuenta de inmediato. Ganó Wood, Caiozzi. ¿Qué pasa con los demás?. Quedamos fuera".



Juan Andrés Racz, Tendido mirando las estrellas



El filme de Racz, Tendida mirando las estrellas, está protagonizado por Paulina Urrutia, Chamila Rodríguez, Francisca Imboden y Gonzalo Robles. La película relata la historia de una chica que asesina a un hombre defendiendo a su hermano pequeño, quién es violado en una población. Producto de las consecuencias de sus actos, termina en la cárcel. En ese lugar se mezcla con los bajos mundos, prostitutas, etc.



"Gané un Fondart en 1999 para filmar la película, lo que no me alcanzó completamente. En 2001 postulé nuevamente, pero no me lo dieron. Ese año no hice mucho. A partir de ahí, comencé a perder la vitalidad en el proyecto, me fui desgastando. Al año siguiente sí obtuve el premio, pero tampoco me alcanzó", comenta.



A más de tres años y medio del inicio de la realización del proyecto, Juan Andrés Racz ha invertido cerca de cincuenta millones de pesos para sacar adelante el filme. "He puesto todo el dinero que tengo, lo que me tiene bastante complicado. Siempre nos falta plata. Comencé a filmar la película en 2000. Llevo tres años y medio en el proyecto, y como casi todas las películas chilenas, fuimos consiguiendo los fondos en camino, por eso me he demorado. Me ha costado conseguir la plata. De hecho, en 2001 no obtuve nada".



Tendida mirando las estrellas se encuentra totalmente filmada, editada y mezclada, sin embargo, los fondos para el traspaso a formato cine, aún son escasos. "No pretendo que mi película sea comercial, pero creo que el método de producción que tenemos, de ir viendo qué pasaba en el camino, no nos ayudó mucho. Cosa que no se hace en ninguna parte del mundo. No se filma si no se tiene la plata para todo. Nuestro artesanal método de producción, nos hizo las cosas más difíciles".



Según Racz, los difíciles momentos económicos por los que atraviesa su película, son riesgos previsibles al enfrentar proyectos personales. "No me interesa realizar cualquier película. También hay filmes que aparecen como grandes proyectos comerciales y les va muy mal, como El Nominado. Siempre hacer películas es difícil. Pero es particularmente complejo en Chile. Tan vez si mi película hubiese sido más liviana, me habría costado menos conseguir plata. Actualmente, el país está bastante light".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)