A 20 años de La secreta obscenidad de cada día - El Mostrador

Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizado a las 09:45

Retorna en una breve temporada

Cultura - El Mostrador

A 20 años de La secreta obscenidad de cada día

por 7 abril, 2004

Pese a las dos décadas transcurridas, ''La secreta obscenidad de cada día'' vuelve a la escena nacional con su elenco original. Su autor Marco Antonio De la Parra y León Cohen protagonizan este irónico encuentro entre Carlos Marx y Sigmund Freud.

En 1984 La secreta obscenidad de cada día se estrenó en un contexto social y político muy distinto al actual, planteando el irónico encuentro entre dos grandes pensadores modernos: Carlos Marx y Sigmund Freud. Este choque de ideas fue el escenario que Marco Antonio de la Parra utilizó para hacer una especie de radiografía del país, y deslizar a través del diálogo entre los personajes, un análisis de la sociedad chilena.



Convertidos por De la Parra en dos seres decadentes, despojados de su grandilocuencia intelectual, Marx (Cohen) y Freud (De la Parra) se convierten en dos exhibicionistas que se encuentran en el banco de una plaza, dispuestos a atacar a un grupo de escolares a la salida del colegio. Esta absurda situación los enfrenta, y lo que empieza como una lucha de poder por ganar un espacio, se convierte en un diálogo lleno de humor e ironía que entrelaza los principales fundamentos del pensamiento de cada uno.



El autor los pone frente a frente, dándoles la oportunidad de repudiarse y admirarse, tal como lo ha hecho la historia. Haciendo un recorrido por sus vidas, ambos personajes ahondan en sus experiencias y traumas infantiles, en sus sueños y utopías, para comprender finalmente cuál fue el destino de sus ideas, manoseadas por el tiempo. Envueltos en una espera, Marx y Freud se someten a una introspección.



Pero más allá de la absurda situación que los convoca, De la Parra se da el tiempo de plantear una mirada irónica y sagaz de la realidad chilena, a través de estos personajes, situándolos en un contexto político y social determinado. De esta manera el autor hace una especie de radiografía de una época con personajes que son capaces de desnudar nuestra idiosincrasia e identidad, tocando temas como el poder, la neurosis, el cinismo y el miedo.



De esta manera, De la Parra se hace cargo de los acontecimientos que han marcado nuestra historia reciente, convirtiendo a estos personajes en víctimas y victimarios de la tortura, en perseguidos y perseguidores, instalando así un tema ineludible en la dramaturgia chilena de los años '80, pero muy difícil de abordar de manera explícita en el mismo contexto. Para esto, el absurdo se convierte en un refugio perfecto de un análisis crudo a una situación que marcó de manera definitiva a la sociedad chilena. De esta forma, el autor se sirve de la figura de Marx y Freud para retratar a simples sujetos chilenos, decadentes, obscenos, y marcados por su pasado.



Utilizando como única escenografía una banca de plaza, la fortaleza de la obra radica en la destreza de los actores, quienes hacen uso del texto para desarrollar una relación entre los personajes, que se basa precisamente en el diálogo. La dinámica entre un ansioso Freud y un bien dotado Marx se desenvuelve en esta banca que se convierte en una especie de territorio, en diván de siquiatra o en escenario de tortura.
Con una propuesta simple y descabellada a la vez, De la Parra provoca al público a través del humor y la ironía, y lo invita a mirar más allá de los discursos de Marx y Freud, para ser capaz de ver lo que está detrás de estos retorcidos personajes.



A 20 años de su nacimiento, la secreta obscenidad de cada día tienen el desafío de sorprender y provocar a nuevas generaciones de espectadores, que más allá del humor y la anécdota, sean capaces de valorar una reflexión con una mirada hacia el pasado y el futuro de nuestra sociedad.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)