La versión local de Búfalo Americano - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 20:51

En la sala Pablo Neruda del Te

Cultura - El Mostrador

La versión local de Búfalo Americano

por 20 abril, 2004

Con una versión chilenizada de una de sus obras más emblemáticas, el connotado dramaturgo norteamericano, David Mamet, vuelve a la escena nacional, en un montaje dirigido por Cristián Marambio. Estrenada en Chicago en 1976, Búfalo Americano constituye una obra emblemática dentro de la dramaturgia contemporánea y un clásico del teatro norteamericano.

"El mundo está lleno de gente. Unos quieren una cosa, otros quieren otra. Y se matan por conseguir lo que quieren: nadie es amigo de nadie...". En torno a esta reveladora premisa, David Mamet se sumerge en los bajos mundos para mostrar de qué manera la sociedad actual está corrompida, atravesada por la ambición y la avaricia. La amistad y la lealtad son puestas en juego entre tres personajes que se embarcan en el robo de una valiosa moneda, desencadenando una historia de desconfianzas que enfrenta a cada uno de los personajes a sus ambiciones.



Estrenada en Chicago en 1976, Búfalo Americano constituye una obra emblemática dentro de la dramaturgia contemporánea y un clásico del teatro norteamericano. Se trata de una de las primeras y más premiadas obras teatrales de David Mamet, dramaturgo, director, novelista y ensayista, autor de numerosas piezas teatrales como Perversión Sexual en Chicago, Glengarry Glen Ross, Edmond, Oleana, entre otras, muchas de ellas llevadas al cine.



Ganadora del premio Pulitzer, Búfalo Americano ha sido representada en numerosos países y en 1996, bajo la dirección de Michael Corrente, se filmó la película con el mismo nombre, protagonizada por Dustin Hoffman y Dennis Franz.



En la dramaturgia de Mamet la fuerza radica en los diálogos, y es precisamente a través de ellos que se desarrollan las relaciones entre los tres protagonistas de Búfalo Americano. Don (Pedro Vicuña) es el dueño de una tienda de antigüedades y Bob (Francisco Pérez-Bannen), el muchacho de los mandados. Mamet plantea una relación a ratos ambigua entre Bob y Don, quien de alguna manera asume el rol de protector de este gastado joven que intenta salir de un pasado oscuro.



En esta relación, Bob se convierte en una especie de aprendiz de un maestro que intenta instruirlo, mostrándole lo cruda que puede ser la vida. Teach (Luis Gnecco) es el encargado de sembrar la desconfianza entre estos dos personajes, y en definitiva, de encarnar la más cruda representación de la ambición y el individualismo.



En medio de diálogos sarcásticos y mucho humor negro, los personajes van descubriendo que no todo es lo que parece, siendo presa de la desconfianza y la decepción. Cada personaje constituye una parte de un universo marginal, que sin embargo se reproduce en diferentes estratos sociales. La acción se centra en la interacción de estos sujetos, que a través de ácidos diálogos evidencian sus valores y ansias de dinero y poder.



Haciendo uso del silencio como recurso dramático, el texto logra crear un ambiente de tensión que se sostiene a lo largo de toda la obra, lo que contribuye a convertir una escenografía amplia y fría en un lugar a ratos sofocante.



El director Cristián Marambio, quien antes dirigió Hamlet a cargo de la Compañía Impasse, se plantea el desafío de chilenizar esta obra y de alguna manera acercar el texto a nuestra realidad. Sin embargo, los intentos por ubicar la historia en un escenario tan cercano como Estación Central, se vuelven a ratos innecesarios y en lugar de contextualizar la historia, la sacan de su ritmo y dinámica propia, que se desenvuelve en un mundo dominado por la violencia y la codicia de sus protagonistas, que podría situarse en cualquier parte. En este sentido, se produce un contraste entre la chilenización del lenguaje y los lugares, mientras la puesta en escena en general nos transporta a una realidad más distante de la nuestra.



A pesar de esto, la obra consigue mantener una atmósfera de tensión permanente, que se basa no en la anécdota, sino en la relación entre los protagonistas. Esto porque la fuerza de Búfalo Americano radica precisamente en los diálogos entre sus personajes, y cómo estos, en un reducido espacio, logran poner en escena una cruda radiografía de la sociedad actual.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)