miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Lanzan su disco Saunacabare

Cultura - El Mostrador

Amongelatina, pop retro-futurista explosivo

por 8 mayo, 2004

Así como las bombas molotov siguen siendo infaltables en las protestas, el amongelatina era el explosivo clásico en las versiones de los militares en los años de dictadura, tras cualquier atentado. Por eso al hablar del grupo Amongelatina, la asociación casi resulta inmediata: debe ser un grupo explosivo, pero algo plástico debe haber también.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El grupo tiene sus orígenes en 1999, con cuatro músicos que habían dejado sus antiguas bandas, y ninguno de ellos sabía de la existencia de los otros, pero tenían la misma inquietud, formar una banda que pudiera abarcar todos aquellos estilos que de alguna manera los habían influenciado en sus vidas. Fue en esa época cuando se conocieron Marcel Molina (ex Santos Dumont), Romina Tironi (ex Jirafa Ardiendo), Peter Estay (ex Dark Age) y Pedro Pablo Silva. Sin esperar, idearon el proyecto.



Explican que como consecuencia de esta necesidad que les inquietaba desde hacía ya algún tiempo: "queríamos salir de una vez por todas de los 90's, hacer música simple y arrancar de los arreglos ultra-supersónicos, ya tan explotados en ese entonces". Quizás por eso su sello, Capsula Records, los presenta como pop-rock retro-futurista ultra nacional.



Cuentan que con los primeros ensayos se dieron cuenta que tenían tendencias similares y claras, todos querían rescatar lo mejor de la música de los 70', el contraste entre instrumentos acústicos y electrónicos análogos, la honestidad y simplicidad de la música surf y de la música punk, y en general de toda la psicodelia e histrionismo de la época, pero a la vez necesitaban agregar la melancolía y oscuridad del new wave de los 80'.



Estos elementos, sumados otros de la década actual, fueron los que formaron su identidad. Pero recoger todo eso o parte de eso puede ser una tarea titánica o resultar un engendro que nadie entienda, pero el grupo logra entregar piezas logradas y donde hay una gran dosis de libertad en los sonidos y en las letras.



Eso lo confirman ellos, al decir que en su trabajo se hace notorio "el contraste de timbres, la flauta traversa, el teclado análogo, guitarras saturadas, rítmicas que a veces son fuertes, pero todo esto siempre dentro del pop".



Las primeras composiciones les dieron ciertas pautas que hasta el momento desconocían, temas como "Play no" o "Flint", dejaron en evidencia una tendencia incidental o cinematográfica, eso, sumado el gusto por el arte pop y lo estético, los llevó a crear rápidamente un concepto claro y completo. Sin esperar, el año 2001 se lanza de manera independiente el primer disco de Amongelatina, que lleva el mismo nombre de la banda. Este disco fue presentado en diversos locales santiaguinos, entre ellos el teatro Providencia, lugar en que la banda se presentó con el grupo francés "Holden".



Este nuevo trabajo confirma todo aquello e incluso amplia el espectro, ya que hay temas como el single "Rosa" que es casi una versión bailable y sabrosa del clásico de Sandro, sin serlo, por supuesto. O por ejemplo "Lágrimas perdidas", donde la letra podría estar en boca de otros intérpretes, pero con el sonido "amongelatínico" logra una riqueza distinta, y lo "lagrimoso" del tema no tiene su fuerte en ello, sino en su globalidad. Aunque hilando un poco más profundo, tras el grupo no hay una propuesta que busque un virtuosismo ilimitado, ni que pretenda inaugurar una nueva forma de de crear.



Tras algunos cambios el grupo lo conforman actualmente Max Feller, en teclados; Peter Estay en batería y percusiones; Pedro Pablo Silva en voz, guitarra y flauta traversa; y Cote Velasco en bajo.


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV