jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 03:16

De regreso en Chile

Cultura - El Mostrador

Ismael Serrano: "La música es una terapia para sobrevivir a las dudas"

por 20 abril, 2006

El cantautor español, que estuvo recientemente en nuestro país para ofrecer recitales en Santiago y en Talca, habla de sus ganas de reencontrarse más íntimamente con su público, y asegura que, a pesar de que han pasado casi diez años desde su primer disco, sigue reconociéndose en el espejo de esas canciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Noviembre de 1997. Campus Oriente de la Universidad Católica. Tímidos afiches en color sepia anuncian la tocata gratuita de un cantante español, un chico de look estudiantil, con una camisa blanca, un jeans y una guitarra al hombro. Él llega acompañado sólo por una chica, se sienta en medio del enorme salón y comienza a cantar. Es Ismael Serrano. Una de sus canciones, "Papá, cuéntame otra vez", ha comenzado hace pocas semanas a sonar en algunas radios.



Nueve años más tarde, ese chico ya no es tan joven, lo reconocen en todas partes y llena estadios en varios países de Latinoamérica, además de su España natal. Tiene seis discos a su haber, un enorme poder de convocatoria y sigue siendo el mismo. Un poco tímido, amable, categórico en sus opiniones políticas.



El año pasado visitó varias veces Chile, y a comienzos del 2006 estuvo en un viaje relámpago para cantar apenas dos canciones en el acto de cierre de campaña de Michelle Bachelet, junto a Miguel Bosé, Víctor Manuel y Ana Belén, entre otros artistas. Ahora regresó, luego de terminada la gira promocional de su último disco -"Naves ardiendo más allá de Orión"-, para presentarse el 18 y 20 de abril en el Teatro Oriente, y el 19 en Talca, con un concierto en formato acústico, más íntimo que el que lo trajo el segundo semestre del 2005 al teatro Víctor Jara.



-¿Cuál es el misterioso influjo que ejercen Chile y Argentina en ti, que siempre vuelves?
-Fundamentalmente se trata de que, a pesar de que Sabina dice que a los lugares en los que has sido feliz no deberías tratar de volver, yo me empeño en desafiarle -sólo en esta cuestión, y sin que sirva de precedente-, porque he vivido momentos muy intensos y felices en Chile. Siempre nos han recibido bien, desde el primer concierto en el que estuvimos, en el Estadio Nacional, y luego en la gira por las universidades. En todos los viajes siempre hemos tenido vivencias muy intensas.



-Estuviste apoyando la campaña de Michelle Bachelet en enero pasado. ¿Cómo tomas su triunfo?
-Con esperanza y con expectación. La responsabilidad que tiene ahora es muy grande, porque han depositado en ella muchas ilusiones de gente que quiere ver cómo se fortalece el proceso democrático que está viviendo Chile. Sobre todo, tiene una gran responsabilidad por la envergadura de las promesas, que nos llevaron a muchos a apoyar su candidatura.



-Joaquín Sabina, que estuvo aquí hace pocos días, la fue a visitar. Serrat también, cuando estuvo. ¿Es parte de tus planes esa visita?
-Nos encantaría, pero dudo que haya tiempo, porque vamos a estar muy poquitos días, y tenemos tres conciertos, con un viaje a Talca de por medio, y no sé si se dará la ocasión



"Sigo creyendo en los mismos principios"



-Tu disco "Atrapados en Azul" se publicó en el '97. ¿Qué te pasa hoy cuando lo escuchas, con sus temáticas mayormente universitarias y juveniles? ¿Te gana la nostalgia?
-No, las sigo cantando en mis conciertos con la misma convicción. Yo creo que si agarramos un manojo de canciones de aquel primer disco y lo mezclamos con este último, no hay tantos altibajos. Creo que sigo fiel a ese concepto de la canción de autor, la música tiende a la palabra, a la poesía que se compromete con la realidad; sigo creyendo en los mismos principios, sigo cantando las mismas canciones y viviéndolas con la misma intensidad. Si bien ha habido una evolución normal y tranquila, resultado del aprendizaje y de la visión de uno, creo que no queda tan lejos aquel disco. Este disco es quizás más austero y más solemne, pero creo que a ratos hay que rescatar esa solemnidad, porque vivimos en tiempos en los que es necesario seguir recordando ciertas cosas, ciertas reivindicaciones que siguen vigentes, que en lugar de ser escuchadas son cada vez más desatendidas.



-En "Vértigo" dices: "Cuando por fin me observe en tu espejo espero, al menos, que me reconozca". ¿Te reconoces en el espejo de esa canción y de todas las que escribiste hace casi diez años?
-Sin duda. Sigo reconociéndome, porque me mueven los mismos sentimientos a la hora de componer, sigo entendiendo la música como la entendía, casi como una terapia para tirar hacia delante, para sobrevivir a las dudas, a los miedos, a las pocas certezas que, por desgracia, siguen siendo los mismos.



-En esta visita, además de un recorrido por tu disco "Naves ardiendo más allá de Orión" y tus canciones anteriores, ¿vas a mostrar algún trabajo nuevo?
-Yo creo que no. A lo mejor adelantamos alguna canción si me da un extremo arrebato, pero la idea es hacer repaso de toda mi carrera hasta ahora. Para el siguiente disco todavía queda mucho trabajo y mucho camino. A veces a uno las canciones nuevas le queman en las manos, y uno siente la necesidad de cantarlas en directo, y a lo mejor adelantamos algo.



-Además del Ismael Serrano músico, ¿vamos a tener algo del Ismael Serrano cuentacuentos?
-Pues me temo que es inevitable que aparte de cantar me ponga a contar historias. Muchas veces uno necesita contextualizar las canciones o explicarlas, y a veces la mejor forma es acudir a fábulas que aprendí de esos cuentacuentos que como los juglares van de un lado para otro haciendo crónica social y sentimental del mundo en el que viven.



'El canto busca recuperar nuestra esencia de animales sociales'



-La frase de la película Blade Runner, que inspiró el nombre de tu disco, "Naves ardiendo más allá de Orión", habla de la posibilidad de otro universo de alguna manera, y de quemar las naves. ¿Podrías explicarme si esa metáfora hace referencia también al altermundismo que planteas en tus canciones?
-Sí. Cuando le puse el título a este disco, no me daba cuenta de la multitud de paralelismos que existía entre la película y el mundo actual. El mundo de Blade Runner, cada vez más oscuro, más tenebroso, se parece en algunos aspectos a éste, que se deshumaniza -porque los androides parecen bastante más humanos. Lo que busca el canto es recuperar la esencia que tenemos de animales sociales, que estamos perdiendo: la necesidad de exigir un mundo mejor, de no perder la mirada crítica, que creo que es lo que más nos define como seres humanos. En definitiva, la razón y el sentido común, que es lo que te hace cuestionarte muchas cosas. En ese sentido, el altermundismo tiene un protagonismo absoluto en estos días, la búsqueda de otro mundo posible, otro planeta en el que la felicidad esté mejor distribuida. Exigir el replanteamiento de un modelo social y económico en el que se nos impone un consenso ficticio.



-Un consenso que, además supone que todo está bien.
-A eso me refiero. Se nos dice que al caer el muro fracasa un modelo y triunfa otro. Habría que revisar ese triunfo, porque el éxito de este modelo conlleva que tres cuartas partes del mundo estén pasando unas necesidades en muchos casos extremas. Deberíamos cuestionarnos cuál es el éxito.



-Abrámosle una ventana a la esperanza: ¿qué te parece el viraje hacia la izquierda que ha habido dentro de los procesos latinoamericanos?
-Creo que es un momento crucial. Todos los políticos tienen una gran responsabilidad, porque lo que se ha logrado es que la gente que hasta ahora no aparecía en la agenda de los políticos recupere la fe en la democracia y sus procesos en Latinoamérica. La gente no puede ser permanentemente excluida. Esto revela la exigencia de alternativas por parte de la población latinoamericana, que no ha encontrado respuestas en las políticas económicas y sociales que se han estado llevando a cabo hasta ahora.



-Sabina, en su visita a Chile, dijo que tenía temor del triunfo de Ollanta Humala en Perú. ¿Compartes esas aprensiones?
-Sí, se generan muchas incertidumbres, y comparto esas dudas. Del populismo a atender a las necesidades reales de la gente va un buen tramo, ¿no?, y habrá que ver en qué se traduce su discurso.




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV