martes, 18 de septiembre de 2018 Actualizado a las 16:45

Preocupante diagnóstico

Cultura - El Mostrador

Los lectores de diarios son hoy mucho más consumidores que ciudadanos

por 8 julio, 2006

Más desconfiados que crédulos. Más conformistas que entusiastas. Más específicos en sus intereses. Menos críticos. Ése es, a trazos gruesos, el nuevo perfil del los lectores de la prensa chilena, según un estudio del observatorio de medios Fucatel. ''Un sujeto que busca entretención y que no espera que la lectura de diarios le ayude a formar opinión ni a entender el acontecer'' cotidiano.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El prototipo de lector de diarios de hasta hace una década, que buscaba 'noticias duras' entre las páginas de su diario de cabecera y se indignaba con las 'infamias' de los medios que estaban contra su ideología, está más que pasado de moda.



Eso, según los resultados de un estudio hecho por el observatorio de medios Fucatel -a través de una encuesta telefónica y dos focus groups-, para delinear la percepción que los lectores tienen de los diarios. De acuerdo con los datos obtenidos, hay parámetros clásicos del consumo de la prensa escrita que se mantienen constantes -como el hecho de que el domingo sea el día que más se lee diarios, o la idea de que los periódicos permiten entender las noticias de manera más profunda-; sin embargo, también se encontraron varias sorpresas.



La primera de ellas, es la impresión de que el lector actual es menos crítico y menos exigente en términos de cobertura periodística y profundidad del debate que el lector de hace unos años. De acuerdo con el documento, quien lee diarios hoy es "un sujeto que busca entretención, amplitud en la cobertura de temas, calidad formal, y que no espera que la lectura de diarios le ayude a formar opinión ni a entender el acontecer" cotidiano.



Expectativas



Las expectativas que el lector actual tiene de un diario se relacionan con temas meramente informativos, pero no sólo en el área política o económica. Se trataría, aparentemente, de un sujeto que se comporta más como un consumidor de un producto que como un ciudadano con derecho a la información. "El lector se caracteriza por comportarse de acuerdo con patrones de consumo, más que ideológicos, o de valoración respecto del rol clásico y tradicional de la prensa. La crítica no está presente. Sí la confianza en que uno es capaz de elegir, como consumidor", explica Andrea Valenzuela, encargada del estudio.



Manuela Gumucio, directora de Fucatel, cree que esta actitud de no demandar una información más profunda, con más diversidad de perspectivas, y en cierto modo 'conformarse' con el producto que se le ofrece responde a una visión pesimista sobre lo que se puede esperar de los medios. "Hay una visión un tanto fatalista de lo que la prensa ofrece, que no se puede cambiar. Uno siente que eso está muy cristalizado en la opinión de la gente: que todo esto responde a un mundo de mercado, con intereses comerciales. Nos llamó la atención es que nunca apareció una crítica por la falta de diversidad de las corrientes de opinión, por ejemplo. Los lectores se conforman con una situación que ven como inamovible."



¿De derecha o de qué...?



Otro de los aspectos que denotan un cambio profundo en el perfil de los lectores de prensa es el distanciamiento de las preferencias ideológicas a la hora de optar por uno u otro medio. A tal punto el tema no es considerado que se produjo la paradoja de que, durante un focus group, el diario La Cuarta fue identificado como un medio de izquierda, incluso contrario a la Concertación.



La situación, dicen los expertos, puede deberse a la identificación de "el diario popular" con contenidos de menor grado de censura, con un lenguaje más desinhibido y con contenidos que son universalmente entendibles, además de una preocupación por los sectores sociales más pobres. Manuela Gumucio, sin embargo, cree que "eso refleja una cierta ignorancia sobre el panorama de la prensa".



La división política clásica izquierda vesus derecha parece no tener demasiada importancia hoy a la hora de leer un diario.



"Hablamos de un nuevo lector, que no se ubica bajo los cánones de perspectivas políticas o ideológicas tradicionales. Los diarios identificados como 'políticos' sólo satisfacen los requerimientos de algún sector de la población. En definitiva. los principios del periodismo tradicional están en disonancia con las expectativas de los consumidores de diarios, que no necesariamente son los lectores de la prensa", explica Valenzuela.



Ilusoria libertad



A pesar del comportamiento de consumidor que tienen quienes hoy leen diarios, los hábitos de lectura demuestran fidelidad con la prensa escogida. La encargada del estudio, en todo caso, advierte que la sensación de "libertad para escoger" puede ser ilusoria. "El sujeto siente que es libre de escoger -dice-. Esa sensación, en todo caso, puede ser aparente, porque el sujeto elige entre las posibilidades que tiene, los diarios que existen y que estudian anticipadamente las necesidades de sus lectores."



Para la directora de Fucatel, el resultado de este estudio -cuyos detalles se pueden consultar en http://www.observatoriofucatel.cl/ - obliga a replantearse el debate sobre el rol de la prensa en la sociedad actual. "Creo que el resultado de esta encuesta es un llamado a todos nosotros para darnos cuenta de que estamos frente a nuevos diseños de los diarios, que buscan responder a sus consumidores, y que restan a la prensa su rol como pilar de la democracia."


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV