miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:24

Cultura - El Mostrador

Comienza reconstrucción de grabaciones esenciales de música popular chilena

por 13 septiembre, 2007

Rescate de las creaciones y esfuerzos por ponerlas al alcance de todos fueron el motor que permitió el inicio de elaboración de un catálogo esencial, que aspira a sumar 60 discos para 2010.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Luego de cinco meses de trabajo, EMI Music Chile y Música Popular.cl presentan la primera etapa del catálogo esencial de la música chilena, proyecto que busca rescatar discos que hoy son considerados verdaderas joyas de nuestra cultura popular y que, en su mayoría, nunca habían sido editados en disco compacto.



El catálogo, perteneciente a los registros históricos de EMI Odeón, incluye en esta primera fase 18 discos de artistas pertenecientes a distintos géneros, los cuales serán relanzados con su portada y repertorio originales, como una forma de respetar el concepto inicial de su primera publicación en acetato o vinilo.



Los discos editados corresponden a destacados músicos nacionales, como Lucho Gatica, Los Chileneros, Valentín Trujillo, Conjunto Cuncumén, Los Cuatro Hermanos Silva, Conjunto Millaray, Los Huasos Quincheros, Pablo Neruda, Quelentaro, Quilapayún junto a Paloma San Basilio, Roberto Parra, Silvia Infantas y los Baqueanos, Sol y Medianoche, Sonia y Myriam, Vicente Bianchi y Víctor Jara.



"Todos estos son grandes artistas, hicieron grandes discos y esos discos no pueden quedar solamente en manos del mundo digital. Yo creo que la gente los tiene que percibir físicamente, tiene que verlos y tiene que saber la verdadera historia", asegura Tulio Bagnara, productor ejecutivo de EMI, durante el lanzamiento del catálogo.



El trabajo de masterización y de restauración de los audios originales se realizó a partir de las cintas pertenecientes al archivo de EMI Odeón. La investigación estuvo a cargo de un grupo de periodistas pertenecientes al sitio www.musicapopular.cl, los que registraron información e historias particulares de cada disco y sus procesos de grabación, que quedaron plasmados en un tríptico para cada CD.



El objetivo es que para el bicentenario sean 60 los discos re editados, por lo que el trabajo conjunto de EMI con los periodistas de Música Popular continuará. Marisol García, parte del grupo de reporteros que estuvieron a cargo de la investigación considera de gran valor la iniciativa, dado que en Chile el registro de estas grabaciones se está perdiendo.



"Este es un gran problema que pasa en Chile. Desgraciadamente hay muchos master que están en manos de gente a la que no le importa nada la música chilena, que están sacando plata dentro de lo posible y no tienen ningún interés en re ediciones ni en esto que está haciendo la EMI ahora, que es que al menos estén disponibles en CD, que dejen de ser joyas carísimas de coleccionistas", aseguró.



"Para los sellos que estuvieron más vinculados con la izquierda, como Dicap (Discoteca del cantar popular), el Golpe Militar significó la destrucción casi completa de sus masters, excepto algunos que pudieron salvarlos escondidos. En general discos tan importantes como los de Víctor Jara han tenido que re editarse a partir de vinilos", cuenta García.



La iniciativa se enmarca en un trabajo que los periodistas Iñigo Díaz, Verónica San Juan, David Ponce, Jorge Leiva y Marisol García vienen haciendo con anterioridad desde su sitio web. "A través del sitio estamos haciendo un trabajo bien grande de armar una enciclopedia. Más que difundir música nueva, es ir atrás: qué es lo que se grababa en los años '40, '50. El sitio guarda mucha información que no estaba en Chile", agrega.



Y agrega que complementaron este trabajo con el proyecto del catálogo, porque creían en la idea de rescatar discos antiguos, pero estimaban necesaria la labor investigativa que acompañara las reediciones: "EMI nos contrató para la investigación y eso fue lo que hicimos: cada disco viene con una historia reporteada por cuatro periodistas sobre cómo se grabó, en qué circunstancias, quiénes participan, cómo se eligió el repertorio. Tuvimos que hacerlo a veces a partir de recortes de diario, porque algunos músicos ya estaban muertos y otras veces recurriendo a gente súper mayor y que ya no tiene muy buena memoria".



Para Eduardo Carrasco, integrante de Quilapayún, la música popular chilena nos pertenece a todos los chilenos, no sólo a los músicos. "Muchas veces se dice que los chilenos tenemos la memoria corta, pero felizmente hay personas que se preocupan por recuperar estas obras que son verdaderamente valiosas para todos", asegura.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV