miércoles, 18 de julio de 2018 Actualizado a las 01:11

Cultura - El Mostrador

Gran marco de público tuvo la muestra de música Fenix Festival

por 5 noviembre, 2007

Actividad desarrollada durante la calurosa tarde dominical del Arena Santiago cumplió con las expectativas y tuvo en sus invitados internacionales a sus mejores atracciones.

Unas 10 mil personas asistieron este domingo por la tarde al Arena Santiago para presenciar la primera edición de la muestra de música Fenix Festival.



La actividad comenzó temprano, a eso de las 13:30, con la presentación de las bandas nacionales Raudales, Primavera de Praga, Sónica y Gonzalo Yáñez.



Les siguieron Sergio Lagos y la nueva formación de Saiko, que debieron soportar el calor en el escenario secundario dispuesto al aire libre y la apatía del público que llegaba paulatinamente al Parque O'Higgins.



No pasó lo mismo al interior de la cúpula, donde desde las 18 horas, cuando puntualmente iniciaron su exposición los ingleses de Starsailor, se notó la efervescencia.



La potencia de los rockeros oriundos de Lancashire les permitió congeniar pronto con el público, que a esas alturas llegaba a unos 5.000.



Poseedores de un sonido inconfundiblemente británico, los responsables de "Love is here" (2001), "Silence is easy" (2003) y "On the outside" (2005) destacaron por su fuerza y el indesmentible influjo que Jeff Buckley en su vocalista, James Walsh.



Tras una hora de Starsailor, el primer delirio de la noche corrió por cuenta de Travis, el ya veterano quinteto de Glasgow al que muchos le atribuyen el posterior éxito de bandas como Keane o Coldplay.



Probados éxitos radiales como "Why does it always rain on me?", "Turn", "Sing", "Side" y "Closer" causaron la completa satisfacción de los asistentes, este último de su larga duración "The boy whith no name", de mayo pasado.



Algo similar causaron los estadounidenses The Killers, plato fuerte en la tórrida jornada dominical.



La pirotecnia en la puesta en escena no fue buen precedente para la banda de Las Vegas, pues los inconvenientes en el sonido fueron evidentes incluso para los menos entendidos.



Sin embargo, la popularidad de sus placas "Hot fuss" y "Sam's Town" les posibilitó salir airosos y montar un show que se prolongaría hasta eso de las 23 horas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV