Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 18:52

Cultura - El Mostrador

Revelan secretos de las mentes criminales más espeluznantes de la historia

por 11 junio 2010

Revelan secretos de las mentes criminales más espeluznantes de la historia
Monstruos, asesinos, maniáticos, bestias, psicópatas, homicidas y animales han sido llamados aquellos delincuentes en serie que han cometido entre tres y cuatrocientos asesinatos en su vida.

Los secretos que mantuvieron ocultos los asesinos en serie más peligrosos de la historia se revelan en la capital mexicana, en una exposición que describe y recrea los lugares más recónditos de la mente de estos personajes.

"Asesinos seriales" es el nombre de la muestra que desde hoy y hasta julio de 2011 permite en el Museo de la Policía un recorrido cronológico a través de la vida de 17 de los asesinos que más miedo infundieron en todo el mundo.

"El por qué y el cómo los asesinos seriales han operado en todos los tiempos ha sido una labor incansable para la criminología, pues tener absolutamente claro dónde se desarrolla un odio tan fuerte es casi imposible, aunque los estudios realizados por los forenses nos han acercado enormemente a mentes que parecían impenetrables", dijo a Efe en entrevista Giacomo Cantini, organizador de la exposición.

Monstruos, asesinos, maniáticos, bestias, psicópatas, homicidas y animales han sido llamados aquellos delincuentes en serie que han cometido entre tres y cuatrocientos asesinatos en su vida.

Tales son los casos del inglés Jack "El Destripador" que degolló y devoró unas de 100 mujeres, aunque sólo 5 pudieron ser comprobadas, el estadounidense John Wayne Gacy quien, disfrazado de payaso asesinó, violó y enterró bajo su casa a 30 adolescentes y el ucraniano Andrei Chikatilo, con 52 víctimas violadas y devoradas.

A estos se les unen los mexicanos Adolfo de Jesús Constanzo con 14 personas desangradas para ritos satánicos, el "Goyo" por la estrangulación de 4 mujeres y Juana Barraza "La mataviejitas", quien haciéndose pasar por enfermera mató a 20 señoras de avanzada edad.

De ellos asegura Cantini que el caso de Albert Howard Fish "es el más espeluznante", pues este norteamericano de 66 años escandalizó a la sociedad neoyorquina de los años 30 con el asesinato de 400 menores a quienes se los comía preparándolos con distintas recetas.

"Este apartado ha generado más de un desmayo a la gente que es mucho más sensible", señaló el organizador.

A lo largo de 13 secciones se encuentran las reproducciones exactas en cera de estos asesinos, la escenificación de los lugares en que vivían y los lugares en los que escondían a sus víctimas.

Un sinfín de objetos, fotos, ornamentos, instrumentos, escritos y vestimenta, que también se exhiben buscan definir la personalidad, las fijaciones de los asesinos y las técnicas que utilizaban para torturar, matar y hasta devorar a sus víctimas.

"Queremos explicar el por qué estas personas se han convertido en máquinas de muerte, y también acercar al público al mundo de la criminología para que comprenda cómo se logró en algún momento llegar hasta ellos", aseguró Cantini.

Estudios criminológicos, médicos y psicológicos han determinado que los traumas de la infancia, posibles accidentes que afectaron al cráneo, el entorno, el haber sufrido violencia física y sexual o ser huérfanos son algunas de las causas que más influyen para ser un asesino en serie.

Huellas dactilares, manchas de sangre, siluetas que indican la posición de los cadáveres, reproducciones de armas, fotografías y piezas de plástico de partes del cuerpo con diversos cortes y hasta la reproducción que se hizo del rostro de la "mataviejitas" son algunos elementos de la medicina forense que se exhiben.

La exposición se complementa con la narración de cada historia y con dos apartados dedicados a Cesare Lombroso, padre de la criminología y a tres de los métodos más empleados para aplicar la pena de muerte: la silla eléctrica, la cámara de gas y la inyección letal.

"Con la sección de máquinas pretendemos generar una reflexión hacia la utilización de las mismas, pues aunque parece que quien va a morir no sufre, en los últimos años se ha ido descubriendo que en realidad se padecen dolores alucinantes", enfatizó Giacomo Cantini.

Actualmente Estados Unidos ocupa el primer lugar de asesinos en serie con 1.291 (el 58%) seguido de Italia con 123, Inglaterra con 104, Francia con 72, Alemania con 70, China con 47, Sudáfrica con 38 y México con 30.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes