Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 02:52

Cultura - El Mostrador

Director Diego Sabanés: "Adaptar a Cortázar fue un atrevimiento adolescente"

por 5 agosto 2010

Director Diego Sabanés:
La película, basada en el relato "La salud de los enfermos" de Cortázar, aunque con la influencia de otras narraciones del autor como "Cartas a mamá", esboza un retrato de "cierta clase social y de la forma de alimentar una fantasía y desconectarse de la realidad", explicó Sabanés.

El director de cine argentino Diego Sabanés ha asegurado que adaptar un relato de Julio Cortázar en su primera película, "Mentiras piadosas", ha sido "una especie de atrevimiento adolescente", porque cuando hace diez años escribió el guión no tuvo en cuenta "la dimensión de lo que significaba".

Sabanés ha presentado hoy en Valencia (este de España) esta coproducción hispano-argentina sobre una familia que oculta a la madre enferma que su hijo se ha ido para no volver. Los hermanos y tíos del joven deciden escribirle a la madre cartas falsas y enviarle regalos para que su salud no empeore, de forma que se van creyendo su propia ficción.

La película, basada en el relato "La salud de los enfermos" de Cortázar, aunque con la influencia de otras narraciones del autor como "Cartas a mamá", esboza un retrato de "cierta clase social y de la forma de alimentar una fantasía y desconectarse de la realidad", explicó Sabanés.

La obra de Cortázar no ha sido muy adaptada al cine, y cuando así ha sido lo han hecho pesos pesados, como Michelangelo Antonioni, que dirigió en 1966 "Blow-Up" basada en el cuento "Las babas del diablo".

Sin embargo, Sabanés ha destacado que en los relatos de Cortázar había "un buen material" para su primera película porque permitía jugar "con realidad y ficción, con lo cotidiano y lo amenazante".

La adaptación de un autor cuyas narraciones "también se vieron muy influidas por el cine" ha tenido un buen reconocimiento de la crítica, y "Mentiras piadosas" ha llegado a España precedida por el éxito que tuvo en Argentina.

Aunque se trata de una versión libre y ha habido cambios, Sabanés optó por mantener la acción en los años 50, ya que en la época actual "ha cambiado "el peso de los roles familiares y las distancias se han achicado", ha comentado, y sería más difícil que sucediera una situación como la que plantea.

Además, intentó que la película tuviera el estilo de los años cincuenta, trató de ir "hacia algo clásico propio de la época en la que transcurre la acción", por lo que empleó recursos del cine de entonces y una manera de filmar "que no tiene que ver con lo que se lleva ahora".

Considera importante el trabajo de los actores, encabezados por Marilú Marini, una figura del cine argentino de los 60 que hace el papel de la madre; la abuela de la familia es Lydia Lamaison, una actriz muy importante en Argentina, y los hijos están interpretados por los actores procedentes del teatro Paula Ransenberg, Walter Quiroz y Claudio Tolcachir.

Respecto al guión, que llevaba 10 años escrito, el director ha reconocido que el cine "es un plato que se cocina lento", y que cuando comenzó a buscar financiación "la situación de crisis de Argentina en el 2002 hizo difícil conseguir subvenciones", y tras el rodaje en 2007, tuvieron que buscar "más dinero para la postproducción".

Además, ha considerado que los distribuidores desconfían a la hora de invertir "debido a las descargas en Internet, algo agravado porque en la película no había grandes nombres", ha puntualizado el director, que ahora se encuentra desarrollando "un par de proyectos" y otra vez buscando financiación.

Respecto a ello, Sabanés ha reconocido que en esta ocasión el contexto tampoco es muy positivo, ya que en el cine "hay un problema serio con la distribución y la comercialización, y sigue siendo muy caro colocar las películas en el mercado", lo cual es "una paradoja porque es cada vez más fácil rodarlas".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes