Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:10

Cultura - El Mostrador

Las campanas que volverán a Santiago

por 10 agosto 2010

Las campanas que volverán a Santiago
Se vendieron como chatarra después del incendio, el peor de la historia de Chile, ocurrido el 8 de diciembre de 1863 durante la fiesta de la Inmaculada Concepción, en el que murieron 2.500 personas, en su mayoría mujeres y niños. Una pequeña parroquia de Gales decidió devolverlas.

Un conjunto de tres campanas de una iglesia de la Compañía de Jesús en Santiago, que sobrevivieron a un devastador incendio hace casi siglo y medio, serán devueltas a Chile por una pequeña parroquia de Gales donde se conservaban desde entonces.

Así lo anunció el secretario de Estado para América Latina, Jeremy Browne, en un comunicado del Ministerio británico de Asuntos Exteriores, según el cual la devolución es un gesto conmemorativo del bicentenario de la independencia de aquel país.

Las tres campanas se vendieron como chatarra después del incendio, el peor de la historia de Chile, ocurrido el 8 de diciembre de 1863 durante la fiesta de la Inmaculada Concepción, en el que murieron 2.500 personas, en su mayoría mujeres y niños.

La iglesia quedó totalmente destruida y sólo se salvaron las campanas, que compró y envió por barco a Swansea (Gales) un comerciante británico llamado Graham Vivian, cuya familia tenía relaciones de negocio con la industria del cobre.

El hermano mayor de Vivian, Henry Hussey Vivan, que coleccionaba antigüedades, vio la bella ornamentación de las campanas, supo apreciar su valor y propuso colocarlas en el campanario de la Iglesia de Todos los Santos de Oystermouth (Gales), parroquia de la familia, en sustitución de las existentes.

En 2009, el embajador de Chile ante el Reino Unido comenzó las negociaciones con esa iglesia para lograr la devolución de las campanas, que en 1964 se habían bajado del campanario y colocado en el pórtico de la iglesia por el temor de que la estructura de la torre no soportase el peso.

A raíz del terremoto del pasado mes de febrero, la parroquia galesa decidió devolver las campanas al país de donde habían salido como regalo con ocasión del bicentenario.

"Nuestra decisión de donar esas históricas campanas al pueblo de Chile ha sido unánime y ha obtenido el apoyo de toda la comunidad, donde a lo largo de los años se ha rememorado la trágica historia de las Campanas de Santiago", afirma el párroco Keith Evans, citado en el comunicado.

Y agrega: "Aunque hemos sido custodios de las campanas durante casi ciento cincuenta años, sentimos que debían ocupar el lugar debido como parte de un nuevo monumento a las 2.500 víctimas del incendio de 1863",

"El regalo lo hacemos con amor cristiano y la esperanza de que renovará los vínculos entre Swansea y Santiago. Aunque las campanas estarán a miles de millas de distancia, seguirán siendo parte de nuestra historia en la iglesia de Todos los Santos de Oystermouth".

Según el Foreign Office, las campanas están ya camino del puerto de Valparaíso, adonde llegarán próximamente a bordo del buque de la Armada HMS Portland.

Desde Valparaíso serán transportadas a Santiago, donde se procederá a su entrega en una ceremonia a la que asistirá el Presidente, Sebastián Piñera.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes