Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Cultura - El Mostrador

Jaime Collyer: “La historia oficial de Chile elude la sexualidad”

por 6 octubre 2010

Jaime Collyer: “La historia oficial de Chile elude la sexualidad”
El escritor conversó en SDA Entrevistas de El Mostrador.tv sobre su último libro “Pecar como Dios manda”, que recorre las historias íntimas del primer período de la Historia chilena.

Un libro que desnuda por primera vez las costumbres y prácticas sexuales de nuestros antepasados, desde la llegada de los españoles hasta la Colonia, es el relato que nos ofrece “Pecar como Dios manda", la historia sexual de los chilenos.

Se trata de una acuciosa investigación realizada por el escritor Jaime Collyer, quien señaló en SDA Entrevistas de El Mostrador.tv que el texto es parte de un proyecto que ya se ha realizado con éxito en países como Argentina, Colombia y México, con el objetivo de “profundizar en la vida íntima, la vida de alcoba de los países que configuran América Latina”.

El escritor sostuvo que en Chile “hay una historia oficial, solemne, bien organizada por los poderes fácticos, donde la gente hace lo que tiene que hacer, los héroes son inmaculados, los clérigos son sacrosantos”. No obstante, esta historia oficial reproducida por la historiografía, “elude la sexualidad, los héroes patrios suelen ser asépticos, pareciera que no tuvieran vida sexual y, en rigor, es al revés”, afirmó Collyer.

El autor de “El habitante del cielo”, explicó que antes de la llegada de los españoles al territorio nacional, las culturas precolombinas chilenas “tenían una sexualidad fluida, natural, animista, relacionada con el entorno. No tenían una serie de tabúes”. De hecho, cuestiones como la virginidad en la cultura mapuche, “eran vistas como una carga que había que resolver rápidamente cuando las chicas entraban su primera menstruación y ahí iniciaban su vida sexual”.

Sin embargo, con la llegada de los colonizadores, desde una Europa donde reinaba el catolicismo medieval, la situación cambió pues “los españoles llegan con una carga de moralina, trayendo la noción de lo pecaminoso, el sexo es visto como algo que hay que expurgar de la vida cotidiana”.

Relaciones en La Araucanía

Pese a que mapuches y españoles se enfrentaron por más de cien años en Chile y en los primeros tiempos no hay muchas relaciones - aunque sí violaciones-, Jaime Collyer pudo constatar en “Como Dios manda” que “llega un momento en que los bandos confrontados se descubren y se genera un imán, porque el otro es distinto, extraño, un objeto a conocer”.

De acuerdo a Collyer, con el tiempo,  varias mapuches se relacionan con españoles, pero nunca llegan a ser reconocidas como sus mujeres oficiales, pues  los europeos mantienen sus esposas en España. Por la otra vereda, los caciques mapuches tienen como concubinas y sirvientas de sus propias esposas a las mujeres españolas que logran secuestrar.

De esta manera, pese a que  durante los años posteriores “hay una moralidad que intenta contener la sexualidad”, según Collyer, “desde los orígenes, la sexualidad corre a destajo, los chilenos siguen pecando como Dios manda y como se les da la gana a ellos”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes