jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:18

Cultura - El Mostrador

La hipermodernidad irrumpe en el teatro chileno

por 5 septiembre, 2011

La hipermodernidad irrumpe en el teatro chileno
El tema lo abordan la socióloga Consuelo Morel y los actores Rodrigo Canales y Hugo Castillo en el libro “Teatro Hipermoderno en Chile. Para comprender el teatro chileno actual", y donde utilizan una serie de conceptos que caracterizan a la sociedad hipermoderna que aplican a las obras nacionales “Simulacro”, “Cristo”, “Neva” y “¿Dónde está la Kate Moss?".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La hipermodernidad ha irrumpido en el teatro chileno. Ese es el tema del libro “Teatro Hipermoderno en Chile. Para comprender el teatro chileno actual”de la socióloga de la UC, Consuelo Morel, directora de Centro Teatro y Sociedad de la Escuela de Teatro de la PUC, y de los actores de la misma universidad, Rodrigo Canales y Hugo Castillo.

El libro será presentado el miércoles 14 de septiembre, a las 12.00 hrs. en la Galería La Maccina del Campus Oriente, de la Universidad Católica de Chile (Avda. Jaime Guzmán Errázuriz 3300) por Guillermo Calderón, dramaturgo y director de teatro de la obra Neva, “Diciembre” y “Clase” entre otras.

Los autores utilizan una serie de conceptos que caracterizan a la sociedad hipermoderna o sobremodernidad, para aplicarlas a 4 obras de teatro chilenas, “Simulacro”, “Cristo”, “Neva” y “Dónde está la Kate Moss?".

La obra usa como nuevo modelo de análisis del teatro el concepto de hipermodernidad desarrollado por tres de los más destacados analistas de la sociedad contemporánea actuales, los franceses Gilles Lipovetsky, Marc Augé y Jean Baudrillard.

Los autores pretenden mostrar cómo las manifestaciones de avanzada en el teatro chileno se encuentran atravesadas por las características de la hipermodernidad y manifiestan fielmente los cambios en esta sociedad hiperexcitada.

Los principales conceptos o rasgos de la sociedad contemporánea de la que somos testigos son el exceso de espacio, de tiempo y de ego. Lo efímero, lo lúdico y la diferenciación marginal, según los teóricos franceses. A ello habría que agregar la obsolecencia, la tecnología, la sensualidad, el lujo y el culto de lo joven.

Los autores manifiestan, además,  que el teatro está manifestando una crisis de lo humano y representa los mecanismos de la dificultad del hombre para vivir y relacionarse en la sociedad hipermoderna Desde esa perspectiva, este teatro es un llamado de atención que, al delatar la angustia y basarse en nuevos medios que se integran a lo artístico, muchas veces expone ausencias en las relaciones humanas. Es una manifestación vertiginosa que presenta una nueva síntesis lingüística llamándonos, sin dudas, a una reflexión profunda acerca de lo verdaderamente humano que está en crisis en la sociedad actual.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV