Los Muppets inician una nueva era - El Mostrador

Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:48

Cultura - El Mostrador

Los Muppets inician una nueva era

por 25 noviembre 2011

BBC Mundo
Los Muppets inician una nueva era
Los títeres creados por Jim Henson son los protagonistas de una película esperada por los fans, después de 12 años de ausencia en la pantalla grande. Pero, ¿cómo recrear el universo de los muñecos sin caer en la nostalgia?

"La mejor, la única… c’est moi", dice la ególatra y coqueta Miss Piggy, guantes de leopardo, collar de perlas y estilista propio que se ocupa de arreglarle la cabellera rubia para la foto.

La cerdita más famosa de la televisión está de vuelta y, con ella, René -deslumbrado y enamorado por el glamour porcino de Piggy-, el Oso Fonzi o Figaredo, el inclasificable Gonzo, los refunfuñones Statler y Waldorf, el chef sueco, las gallinas y todos los demás: Los Muppets acaban de sellar su regreso a la pantalla grande tras 12 años de ausencia.

"Los Muppets" -que se estrena esta semana en Estados Unidos y México y llegará al resto de América Latina a partir de enero- es la primera apuesta grande de Disney sobre la franquicia de los títeres, de la que es dueño.

Y lo hicieron bajo una receta probada: una comedia musical con los muñecos de trapo que han cosechado una legión de fans por más de 55 años haciendo lo que mejor saben hacer, un show de números donde el humor y la música le regalan a cada títere su momento de protagonismo.

"Es una gran suerte de que te den unos personajes geniales que ya existieron por casi seis décadas y crecieron en profundidad durante todo ese tiempo. ¡Es mucho tiempo para que un personaje siga con vida! Poder dirigirlos y escribir líneas de diálogo para ellos es un gran honor", señaló el director británico James Bobin, en entrevista exclusiva con BBC Mundo.

Bobin es un debutante en un largometraje de este calibre, después de haber co-creado episodios de Ali G y la serie Flight of the Concords.

También uno de los guionistas tenía credenciales cuanto menos curiosas para hacerse cargo de la empresa: el actor Jason Segel (el mismo de la serie How I met your mother y de la cinta Forgetting Sarah Marshall) fue quien acercó la idea a los estudios de Disney, casi como si se tratara de cumplir un sueño de antaño.

"Toda mi niñez estuvo marcada por los shows de Los Muppets. Llevo cinco años con esta película, es muy emocionante pasar de filmar a verla ahora en los cines. Sin dudas, es la parte de mi carrera de la que me siento más orgulloso", afirmó Segel, quien además de escribir el guión junto a Nicholas Stoller se convirtió en el "humano" principal de la historia.

Nostalgia y trapo

Desde 1999 la cerdita más famosa del celuloide, MIss Piggy, no aparecía ante las cámaras.

Desde 1999 la cerdita más famosa del celuloide, MIss Piggy, no aparecía ante las cámaras.

Los Muppets se tomaron una larga vacación, después de décadas de protagonismo en TV o de tener sus caras estampadas en camisetas, tazas, calendarios y toda una parafernalia de merchandising.

En su última cinta, de 1999, fueron de aventura por el espacio y, desde entonces, sólo se los vio en especiales televisivos y en una serie de videos convertidos en fenómenos virales vía YouTube.

Para Disney, esta película era una cuenta pendiente: después de la muerte del padre de los muñecos de trapo, Jim Henson, la familia vendió los derechos sobre Los Muppets a los estudios, en 2004.

"Lleva tiempo planear qué hacer con la franquicia una vez que la consigues, hay muchas instancias por resolver y obviamente ha sido muy difícil empezar un camino sin Jim (Henson)", señaló ante BBC Mundo David Hoberman, uno de los productores de la película.

El reto no era sólo burocrático y logístico: había que revivir a un grupo de personajes idolatrados por generaciones. Y hacerlo en tiempos en que la animación computada y el cine 3D tienen acostumbradas a las audiencias a despliegues visuales descomunales.

"Ante un desafío así, lo primero que uno hace es mirar mucho del material previo, porque te da el tono y el estilo. Lo que se ve en los shows y las películas es el marco, la referencia del mundo en el que habitan los títeres, que es fundamental porque los fanáticos los han seguido y saben qué tiene lógica y qué no", señaló Bobin.

Así, eligieron priorizar el mundo de las criaturas animadas a mano por titiriteros de larga escuela. Una regla: nada de CGI (gráficos por computadora) ni de animación en la post-producción.

"Hoy con el CGI todo se ve posible, pero no es tan fácil cuando quieres usar espacios reales y los titiriteros tienen que ser invisibles a la cámara. Yo quería que los muñecos estuvieran ante cámara, que fueran cosas reales que se pudieran sentir y tocar", afirmó el director.

Experiencia probada

En el camino contaron con la experiencia de los titiriteros originales. Aunque no todos: Frank Oz, quien dio vida a la Miss Piggy original, no quiso ser parte del proyecto porque -según señaló en una entrevista reciente- sintió que se respetara "el espíritu de los personajes".

    Hoy con la animación computada todo se ve posible, pero no es tan fácil cuando quieres usar espacios reales y los titiriteros tienen que ser invisibles a la cámara. Yo quería que los muñecos estuvieran ante cámara, que fueran cosas reales que se pudieran sentir y tocar"  James Bobin, director de Los Muppets

Hoy con la animación computada todo se ve posible, pero no es tan fácil cuando quieres usar espacios reales y los titiriteros tienen que ser invisibles a la cámara. Yo quería que los muñecos estuvieran ante cámara, que fueran cosas reales que se pudieran sentir y tocar" James Bobin, director de Los Muppets

Pero los que se quedaron -entre ellos, Martin Baker, productor ejecutivo del show en los años 70- ayudaron a los debutantes a construir el mundo Muppet.

"Muchos de los que participaron llevan años trabajando con estos muñecos. La verdad es que no hay mucha gente que pueda hacer este trabajo, no sólo por el trabajo físico y el uso de las manos para darles expresividad a un pedazo de tela, que es dificilísimo, sino también por las voces, que son las que todos identificamos con cada Muppet", indicó Bobin.

El ejercicio de cuidar la tradición entrañaba un riesgo: convertir a la película en un ejercicio de nostalgia. Los responsables del filme creen haberlo sorteado con éxito, incorporando canciones nuevas que se combinan con las clásicas y adoptando una estética de esta época, desde las tomas a la fotografía.

Confían, eso sí, en que serán los padres nostálgicos quienes llevarán a sus hijos al cine para garantizar una nueva generación de espectadores para la carrera artística de los muñecos de trapo.

Show dentro del show

Todos están allí, el elenco Muppet completo con una nueva incorporación: Walter, el hermano de Segel en la historia, que no es sino un muñeco simple ·hecho con dos telas, porque queríamos que conservara la estética básica de lo que ellos son", según los productores.

Y frente a cámara Los Muppets vuelven a hacer lo que saben: montar un show. ¿La excusa? Tratar de salvar un viejo teatro de la codicia de un magnate petrolero, que quiere demolerlo para buscar crudo debajo de la sala. Una recaudación de fondos, plagada de contingencias y enredos, termina con un final feliz. Como debe ser en el mundo Muppet.

En este caso, en un baile a cielo abierto sobre el Hollywood Boulevard, para el cual cortaron el tránsito en una noche de invierno y convocaron a un elenco que se viera como "gente común, no como actores o bailarines".

"El mensaje quiso ser que el mundo está dándole la bienvenida a Los Muppets otra vez", afirmó Bobin.

Tal como los planeó Henson, Los Muppets componen un equipo variopinto y allí se encierra otro mensaje, según el director.

"Estados Unidos siempre fue un país basado en la diversidad y creo que eso se refleja en el show. Algunos de ellos son animales, otros humanos, otros inclasificables… y su filosofía pone énfasis en cuánto mejor se trabaja en equipo. Eso es parte de un mensaje que era importante en los años '70 y sigue siendo importante hoy, quizás más importante aún con el cinismo que nos rodea", comparó el británico.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes