“Un poco invisible” la obra que se sumerge en el complejo mundo interior de los niños - El Mostrador

Sábado, 16 de diciembre de 2017 Actualizado a las 02:03

El montaje, en clave de teatro y stop motion, se estrena la próxima semana en Matucana 100

Cultura - El Mostrador

"Un poco invisible" la obra que se sumerge en el complejo mundo interior de los niños

por 28 noviembre, 2013

“Un poco invisible” la obra que se sumerge en el complejo mundo interior de los niños
Esta obra se acerca a la manera de percibir el mundo de los niños, sin subestimarlos ni idealizarlos. El director insiste en que se parte de la premisa de que "la niñez no es el paraíso, sino una etapa de desarrollo compleja y llena de problemas. No se trata de que no haya felicidad en la mente infantil. Se trata de reconocer el dolor y los miedos que también habitan en los más pequeños”.

En “Un poco invisible”,  la obra de Andrés Kalawski, dos hermanos, Felipe y Max, están aparentemente solos en una gran casa, y el mayor, Felipe, se está quedando invisible, tras un doloroso suceso que les ocurrió a ambos. Este montaje teatral, que mezcla actuación y animación a cargo de la Compañía Maleza, se introduce en las vivencias de estos hermanos y su relación con el mundo cotidiano, con el mundo real donde reina la soledad y el abandono y muy lejos de la idealización con que muchas veces se presenta el mundo ante la fantasía infantil.

CAMARA Y MUÑECO

En esta conmovedora historia, los dos hermanos  guardan un secreto, los adultos son terribles y no hay más consuelo que el que da la televisión, convertida en oráculo. Juntos intentan encontrar una solución.

Según palabras del autor, el montaje –dirigido a todo público– indaga en la problemática de los niños “que se sienten solos y sienten que no los ven”. “Están ahí, pero nadie les da pelota”.

“Quise tratar de dar espacio al legítimo dolor y horror que significa la infancia”, reflexiona el autor. “Muchas veces la infancia es planteada como una época dorada, y muchas veces no es así. Los niños tienen vidas interiores muy complejas y muy difíciles a veces, y me interesaba darle espacio a eso”.

Kalawski cuenta que le costó dar con una compañía dispuesta a montarla, ya que era difícil mostrar a un niño que poco a poco se va volviendo invisible. “Muchos me dijeron que no era factible”, recuerda.

Felipe2

Un desafío

Fue entonces que se topó con la compañía de teatro Maleza, pioneros en la combinación de teatro y animación. “A ellos les interesó no sólo el desafío técnico, sino el problema emocional, la historia que se quería contar”, dice.

Kalawski trabajó junto a Hugo Covarrubias y Muriel Miranda, directores de Maleza, para que se hicieran cargo de la dirección y  puesta en escena de su texto. Desde entonces el proceso ha tomado alrededor de un año y medio, ya que partió con un trabajo sobre la dramaturgia, siguió con la animación, luego la investigación sonora y, finalmente, la puesta en escena teatral. El elenco está compuesto por Mariana Muñoz y la misma Miranda.

Al acercarse a la manera de percibir el mundo de los niños, sin subestimarlos ni idealizarlos, Kalawski insiste en que se parte de la premisa de “que la mente de los niños, aunque distinta, es igualmente compleja que la de los adultos y que, aunque las preocupaciones cambien según la edad, la niñez no es el paraíso, sino una etapa de desarrollo compleja y llena de problemas. No se trata de que no haya felicidad en la mente infantil, se trata de reconocer el dolor y los miedos que también habitan en los más pequeños”.

Miranda cuenta que “a Hugo y a mí nos gustó la invisibilidad del personaje de Felipe, trabajar lo invisible tanto en el tratamiento visual como en el trasfondo psicológico de lo que esto significa, las diversas interpretaciones que provoca la presentación de un personaje que nadie puede ver. Nos interesó también que la historia estuviese contada desde los niños y cómo la infancia puede ser una etapa difícil”.

“El juego de lo invisible se convierte en un desafío escénico donde la animación facilita el efecto y nos permite que la obra suceda en distintos escenarios, ya que la animación son pequeñas maquetas de diferentes lugares”, añade Miranda. “A veces los muñecos están dentro de esa maqueta o las actrices. Se comparten sets de animación y la proyección de estos lugares es también la escenografía de la obra”, precisa.

abuelo BAJA

Maleza

La Compañía Maleza se formó el año 2004 al obtener el premio Azul de la Universidad de Chile a la creatividad estudiantil. Se hizo conocida por su puesta en escena homónima, estrenada en 2006, que tuvo siete temporadas y fue vista por más de diez mil espectadores, participando en el Festival de Teatro de Charleville Mezieres (Francia, 2009), Theatre World Brno (República Checa, 2010), y en los teatros Gerard Phillipe y  Theathe de Chartres, ambos en Frouard, Francia, en 2011. En 2013 presentan la obra en el Festival Internacional de Manizales, Colombia, donde para el 2014 están invitados con “Un poco invisible”.

Covarrubias y Miranda lideran además un estudio de animación, cuyo cortometraje animado en stop-motion "La noche boca arriba” ganó este año el primer lugar en el concurso de Mejor Cortometraje en el prestigioso Festival Chilemonos. Éste es el primer cortometraje chileno rodado nativamente en 3D estereoscópico, realizado para verse con lentes 3D, y ya ha quedado seleccionado en más de 15 festivales internacionales.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)