Opinión de rock: Balance 2013, el año en que el metal golpeó la mesa y repletó todos los espacios - El Mostrador

Martes, 12 de diciembre de 2017 Actualizado a las 07:47

Black Sabbath confirmó con el show y su disco 13 que son los padres indiscutibles del género

Cultura - El Mostrador

Opinión de rock: Balance 2013, el año en que el metal golpeó la mesa y repletó todos los espacios

por 29 diciembre, 2013

Opinión de rock: Balance 2013, el año en que el metal golpeó la mesa y repletó todos los espacios
Los conciertos de Iron Maiden y Black Sabbath, separados por sólo dos días, lograron llenar el Estadio Nacional y el Monumental, respectivamente. Pero, además, este año vinieron todos: Megadeth en su sexta vez, Slayer quinta o sexta también, Kreator por quinta vez, Steve Vai cuarta o quinta, etc. La cosa está clara. En Chile, el gran público es metalero y las productoras lo saben perfectamente bien. Para este 2014 se anuncian shows ultravendidos de Metallica para marzo y otro de Guns N' Roses. Además hay un Metal Fest con Megadeth y Venom para abril, con entradas ya en venta.

Black SabbathEs hora de balances de fin de año. De revisar los mejores discos, los mejores conciertos, los mejores debuts, las decepciones y los fracasos de este 2013 que se va.

Creo que lo más importante es destacar que este año el metal ha golpeado la mesa. Ha demostrado en cifras que es el género más importante del país. Por estos lados, el metal es el rey, ya sin discusión.

Los shows lo demuestran. Los conciertos de Iron Maiden y Black Sabbath, separados por sólo dos días, lograron llenar el Estadio Nacional y el Monumental, respectivamente. Ambos shows dejaron a los fanáticos extasiados y a la espera de que el 2014 repitan. Son espectáculos que unen a varias generaciones, y marcan diferencia de otros estilos musicales, en los que no hubo grandes conciertos, tanto por cantidad de público como por buenas producciones. Basta ver cómo uno de los artistas más exitosos y reconocidos del sello Motown, el Sr. Stevie Wonder (nadie podría discutir su calidad), quien nunca había pisado estas tierras, solamente pudo casi llenar un Movistar Arena en su debut en Chile. O a The Cure, una banda insigne de la onda postpunk, que en su primer concierto, ultra, súper, mega, archiesperado por sus fanáticos, parece haberlos aburrido a morir, en un show que fue calificado como excesivamente largo y cansador por sus propios hinchas (confieso que no lo escucharía y me baso en las opiniones que recogí).

Fanáticos de Iron Maiden llegan al Estadio Nacional

En cambio este año vinieron todos. Iron Maiden por séptima vez (y cada vez atraen más gente y hacen mejores shows), Megadeth en su sexta vez, Slayer quinta o sexta también, Kreator por quinta vez, Steve Vai cuarta o quinta, y así podríamos seguir. Cada vez mejores espectáculos y mayor audiencia.

Y ya para el 2014 se anuncian shows ultravendidos de Metallica para marzo y Guns N' Roses. Además de un Metal Fest con Megadeth y Venom para abril, con entradas ya a la venta.

Entonces, asimismo habría que hablar de la seriedad de las productoras que también han madurado (pienso en Chárgola y T4F, entre otras), y en otras nuevas que surgen con nuevos negocios. En la consagración del Caupolicán que con la renovación de sus equipos se pone al nivel del Movistar Arena.

Y además en el espacio que se ha abierto para que nuevas productoras puedan traer espectáculos menos masivos en otros escenarios menores, pero asegurando siempre calidad y seguridad. Pienso en Suicidal Tendencies, Mayhem, Nile, Messhuggah, el Teatro Club Kmasú, el Óxido; la de siempre, La Batuta.

Ahora, en lo concreto, el disco del año a mi juicio es 13 de Black Sabbath. Ellos son los padres indiscutibles del metal. De ahí viene todo. Y desde 1978 que no sacaban otro disco con Ozzy (Master of Reality). Por eso este disco era tan esperado. Todos queríamos saber cómo iban a sonar 35 años después y con millones de dólares para la producción. Y debo ser sincero. Es un cañón. Están todos como si no hubiera pasado el tiempo. Salvo la ausencia de Ward, que es reemplazado con tremendo éxito por un baterista más joven (Tommy Cufletos), todos los demás han mejorado. Iommy es perfecto, Gezzer es un látigo y Ozzy es demencial.

Creo que, en lo internacional, se han consolidado las grandes bandas. Los cuatro grandes (Metallica, Slayer, Megadeth y Anthrax) si bien no lanzaron discos, aseguraron su poder sobre las audiencias. Mötorhead ha alcanzado un lugar y un reconocimiento en vida en el panteón de los héroes del metal. Y creo que bandas como Carcass, con su esperado disco de retorno Surgical Steel, llegó a niveles de maestría nunca antes vistos, que están redefiniendo el metal.

PENTAGRAMEn lo nacional, fue el año de Pentagram. La mítica banda que junto a Massacre fundó la escena del thrash metal chileno allá por 1985, volvió a las pistas liderado por Anton Reisenegger, alcanzando reconocimiento mundial. Yo creo que es la banda de rock chilena más destacada en estos momentos a nivel internacional. Prueba poniéndolos en cualquier buscador de Internet y lo confimarás. La cantidad de bandas consagradas que los reconocen como influencia es notable. Este año sacaron un disco doble llamado The Malefice, que seguramente ganará varios premios y están de gira por Chile. Creo que hubo varios discos muy interesantes, como el de Boa o el de Santa Muerte. Destaco además el disco de la banda Darkemist, recién salido de los estudios, titulado Entrainment; les va a recordar a Messhuggah, creo que con eso digo todo.

Espero que el 2014 nos traiga mejores cosas y más espacios.

Entiendo que Dorso tiene una hermosa sorpresa para el 2014 y que la Batuta va a dar que hablar este año.

Esperamos más novedades porque la cosa ya cambió y el metal triunfó, dejando de ser un lugar de marginados y perseguidos para ocupar todos los espacios. ¿Qué pensará la gente que reprimió a Iron Maiden el 92, al ver que su concierto es auspiciador del noticiero central de TVN o ahora que Bad Religion pasea su logo en las micros del Transantiago?

Es esencial apoyar a la escena nacional y comprar los discos de las bandas chilenas y pagar las entradas de sus shows. Sólo de esa forma se va a favorecer el desarrollo de una escena a la altura de los fanáticos. De fanáticos únicos en el mundo.

Y no es en vano. Porque las grandes bandas como Iron Maiden, Anthrax o Mötorhead han filmado sus últimos DVD acá. Porque en Chile el metal ya triunfó y ahora es cosa de sentarse a disfrutar y esperar qué cosas malas vendrán desde el otro lado.

¡Viva el rock!

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)