Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 02:04

Su próxima presentación será el 18 de marzo en el GAM

Cultura - El Mostrador

UPA!: "En los 80 no podías resistir sólo con charango, también con guitarra eléctrica y saxo"

por 6 marzo 2014

La banda ochentera UPA!, compuesta por Pablo Ugarte (voz y bajo), Sebastián Piga (guitarra, saxofón), Mario Planet (voz y guitarra) y Octavio Bascuñán (batería), vuelven a los escenarios con un repertorio nuevo que irán intercalando con clásicos como "Ella llora". Casi 30 años después de su época de gloria, la banda entiende que su éxito se basó en parte a que su propuesta musical y estética que sirvió de alternativa a la izquierda que tenía como bandera sólo el Canto Nuevo y el folclor.

Foto: Javier Liaño

Foto: Javier Liaño

Cuando aparecieron en los 80 sonaban diferente a lo que estaba sonando en las radios. Elaboraron un pop más elaborado y con una calidad artística diferente dentro del boom de bandas chilenas que por ese entonces proliferaban dentro de lo que se conoció como rock latino. Con influencias claras del new wave, aportaron una reflexión social más sutil y emotiva que lo que hacían por ese entonces Los Prisioneros.

Canciones como “La bamba”, “Ella llora” y “Cuando vuelvas”, entre otras, quedaron grabadas en el inconsciente colectivo de muchos de los que hoy superan los 35. En su momento fueron himnos que se atrevieron a ser alternativa a la música de resistencia que predominaba en Chile desde el Canto Nuevo y dentro del rock chileno. Pablo Ugarte (voz y bajo), Sebastián Piga (guitarra, saxofón), Mario Planet (voz y guitarra) y Octavio Bascuñán (batería) irrumpieron en la escena con una estética alternativa y con un sonido que sumaba el saxo para darle un timbre distinto a sus creaciones.

Casi 30 años después, Ugarte explica que la postura y estética que asumieron en esos años respondió a una necesidad de ofrecer algo distinto al Canto Nuevo. “Había una estética de poncho, barba y de canción de protesta. Y ese poncho y barba se transformó en un estereotipo. Y nosotros entramos en un estado en que eso se quebró y vimos cómo podíamos transmitirlo desde el rock. Nos situamos en una estética distinta, pero seguíamos hablando de lo que era ser jóvenes viviendo en esa época y del anhelo de una situación mejor”.

Sebastián, por su lado, siente que el tratamiento de ellos estuvo marcado más por letras reflexivas más que el quejarse de una situación puntual. “Todos nosotros veníamos de la tradición de escuchar rock y jazz. En ese tiempo la mayoría de la canción de protesta estaba ligada al folclor. Después se fue ampliando el espectro. No sólo podías resistir con un charango, sino que podías hacerlo con una guitarra eléctrica y con un saxo”.

Una vuelta constante

Dentro de las razones que encuentra la agrupación para volver a las presentaciones en vivo está el hecho de que siempre se han mantenido en contacto para crear nuevas cosas y seguir reinventándose. “No habíamos parado de trabajar realmente. Queremos  volver más adelante con material nuevo no sólo para recalentar los viejos éxitos”, señala Sebastián Piga. Además agrega que “quisimos juntarnos por una necesidad artística, pensando en que hace un rato que nos venimos juntando y re juntando”.

Por su parte Pablo Ugarte indica que “quisimos tener en esta oportunidad una vuelta más consistente, sustentarla en el fundamento de hacer un disco nuevo y no presentarnos como un saludo a la bandera de lo que fuimos, sino de hacer algo para proponer lo que somos y lo que seremos. No es sólo la motivación de volver, sino de crear algo nuevo”.

Para la presentación en el GAM del próximo 18 de marzo, se espera que la vuelta sea con todo, en especial por el amplio repertorio de canciones creadas a lo largo de los años y a los fans que respaldan a la agrupación. “El público que conoce a Upa! sabe todo, entonces lo que toquemos va a estar bien.  Tenemos un repertorio súper grande de donde nutrirnos. Están los clásicos de Upa!, canciones menos conocidas y material nuevo”, expresa Piga.

Entre los motivos que encuentra el saxofonista está el hecho de que las temáticas de las letras siguen vigentes en  la actual realidad chilena lo que refleja que “cuando las escribimos en los 80’ o 90’ no estábamos tan perdidos”. Además destaca la unión que se ha formado con los fieles seguidores.  “Es algo grato de hacer. Nos gusta tocar juntos y la gente con la que compartimos también disfruta. Se arma una fiesta de música en conjunto con el público y es algo gratificante”.

Upa, en el estadio Víctor Jara

Upa, en el estadio Víctor Jara

Aunque las letras no eran confrontacionales ni servían de denuncia de los atropellos de la época, los integrantes de UPA! reconocen que no hubo creación musical en Chile que no haya sufrido el  impacto de la coerción cultural y, que debido a ello, los nuevos formatos musicales, al fin y al cabo, eran una respuesta a esa situación.

En este marco, cuenta el vocalista, Upa! logró juntar fuerzas y transmitir ánimos a los compatriotas. Entre los sellos distintivos que Ugarte destaca de la agrupación está el hecho de “haber podido aportar canciones al imaginario colectivo nacional desde nuestro imaginario creativo”. Además complementa Sebastián que “nos atrevimos a experimentar y haber marcado una posición fuera del sistema. Haber desarrollado un movimiento musical donde lo que había era un ambiente muy represivo, propio de la época”.

La unión a la Ruta Trasnochada

La Ruta Trasnochada es un colectivo de artistas integrado por Jorge “Coco” González, Carlos Araya “Carlanga” y Mauro Jofré, quienes son parte de una generación marcada en sus inicios por la dictadura. Ellos invitaron a Upa! a tocar durante la inauguración de una muestra en el Museo de Bellas Artes y ahora se les devolverá la mano. “Van a tener una instalación y van a estar con nosotros en el GAM. La idea es juntar estas tribus y hacer en el futuro un festival de rock y arte”. De hecho, la carátula del single “Respiras por dos” es un extracto de un grabado de Carlos Araya.

larutaUna mirada adicional para revelar la importancia que tuvo Upa! en el desarrollo del rock chileno es la que puede rescatar Freddy Stock, periodista y autor de la biografía de Los Prisioneros. Una de las mayores diferencias que encuentra en el trabajo de Upa! es la mayor desarrollo musical con una mirada más festiva. Además destaca que entre los desafíos de la época estaba la “precariedad en términos musicales, compra de instrumentos y difusión, pues los medios masivos eran cautivos del régimen, los sellos también eran muy preocupados de lo que se escribía. Era un momento muy oscuro para hacer rock”.

Sin embargo Upa! logra crear su propio sello. “Lo más interesante de ellos es la actitud musical estética. Es interesante en términos sonoros, la inclusión del saxo le entregó un timbre distinto. Es un grupo que en general marcó una nueva vereda y modernidad dentro del concepto del nuevo rock chileno”, explica Stock.

Otro aspecto que valora es la vigencia que han logrado hasta hoy, atribuyéndolo a la aparición constante en las radios, pues “marcaron con canciones que eran más alegres y eso imprime un recuerdo positivo. Se han ido juntando esporádicamente y se han ganado ese espacio. Es un grupo interesante de escuchar”, concluye.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes