Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 17:32

Las funciones se extenderán hasta el día 17 de abril

Cultura - El Mostrador

Crítica de ballet: “Peer Gynt”, amor entre bosques y frío

por 12 abril 2014

Crítica de ballet: “Peer Gynt”, amor entre bosques y frío
Esta nueva producción del Teatro Municipal de Santiago, basada en el clásico del arte escandinavo, destaca por lo logrado de su puesta en escena, la casi perfección interpretativa de sus bailarines estelares, y la sincronía, por segundos desconcertante, que alcanzan la sublime partitura dirigida por la batuta de Konstantin Chudovsky, y el deslizamiento de los discípulos de Marcia Haydée. Un imperdible en la cartelera del primer semestre.

Peer Gynt. TMS 2014. Foto Patricio Melo (40)

Viernes al anochecer. Se descorre el telón en el escenario de la calle Agustinas, por tercera vez en su historia, y ya han transcurrido dieciocho años, casi dos décadas, desde 1996, la segunda y la última oportunidad en que aconteció el siguiente relato de bosques y fiordos, sobre estas tablas de la capital de Chile.

Las figuras se manifiestan, se expresan al unísono, en una coreografía modelada por la música del compositor noruego Edvard Grieg y la estrategia visual y narrativa del inglés Ben Stevenson. Irrumpe el cuerpo estable del Ballet de Santiago, que da entonces, inicio a su temporada 2014, con un título célebre del género, uno dividido en dos actos, adaptado de la pieza homónima de otro nórdico famoso, Henrik Ibsen: Peer Gynt.

Peer Gynt. TMS 2014. Foto Patricio Melo (82)

1820, dos siglos atrás. Un hallazgo de amor, un caminito, en un bosque extraviado por el verde y el frío. Lucas Alarcón-Peer Gynt, observa pasar a Solveig-María Dolores Salazar. Nace la pasión como en los cuentos folklóricos y de hadas. Pasará, sin embargo, toda una vida de desencuentros, desapegos y malos entendidos, pobrezas y corrupción, para que terminen por fin juntos, aunque ya sean viejos, y uno de ambos, ella, incluso padezca la sombra permanente de la ceguera.

Se equivocan quienes piensan que esta urdiembre, se trataría de una fábula acerca de la liberación que provocarían el viaje y la aventura. Más bien resulta de la inspiración de una marcha iniciática, una que concluye con la mayor de las enseñanzas: al amor que creemos verdadero volvemos, porque es lo único trascendente que tenemos los hombres, y regresamos al terruño natal, pensando que al intentar aprehender la idealización del pasado, pondremos un “the end” al trayecto de restas y pérdidas mortales, que padece la inmensa mayoría, luego de vivir por un buen trecho de tiempo. Así de simple.

Peer Gynt. TMS 2014. Foto Patricio Melo (33)

¿Cuál es el principal motivo para comprar una entrada y dirigirse a disfrutar de este montaje de Peer Gynt, que se desarrollará en la capital hasta el jueves 17 de abril?

La respuesta. Esta nueva producción del Teatro Municipal de Santiago, basada en el clásico del arte y la literatura escandinava, sobresale por lo logrado de su puesta en escena, la casi perfección interpretativa de sus bailarines estelares, y la sincronía, por segundos desconcertante, que alcanzan las sublimes melodías orquestadas por la batuta del director Konstantin Chudovsky, y el deslizamiento de las zapatillas de lona, del conjunto “entrenado” por Marcia Haydée.

Es decir, que el público se enfrentará a un imperdible del primer semestre de la cartelera local, el que conjuga factores estéticos de altísima calidad en su despliegue: teatro, una partitura cuya belleza compite entre las jamás compuestas por el genio del hombre, y un elenco de ballet que destaca por el oficio y la experticia de sus roles. Además de gozar de un nivel superlativo, en comparación al desempeño dramático y de coreografía, de otros similares en Latinoamérica.

Peer Gynt. TMS 2014. Foto Patricio Melo (3)

Las ganancias se obtendrán en la parcela inefable del espíritu, en la habitación de los consuelos y del impulso vital que provoca el arte. El público abandona el Teatro, posterior a disfrutar de la aritmética sensorial de una música espectacular –no engañamos a nadie-, impregnada de un estilo en plena maduración virtuosa, y que se agrega a la plástica en movimiento de una dirección artística que, en la persona de Luz Lorca, recibirá este domingo, un homenaje oficial del Estado de Chile, en el contexto del día internacional de la danza.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes