Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 03:30

Seminario Internacional de Formación de Audiencias y Marketing de las Artes

Cultura - El Mostrador

Estudio concluye que "falta de costumbre" y "precios" alejan al público de las artes escénicas

por 17 abril 2014

Estudio concluye que
Basándose en el capital cultural de los consumidores potenciales o reales de arte y espectáculo, en el Seminario se encontró que la percepción de los chilenos respecto al papel de la cultura variaba significativamente. Así, mientras quienes gozan de un capital cultural alto entienden la función de aquélla como una oportunidad para un encuentro colectivo con el arte, en el otro extremo se aprecia que, quienes poseen un capital menor, le otorgan una relevancia secundaria frente a otros temas sociales, como la educación o la salud.

Dentro del IV Seminario Internacional de Formación de Audiencias y Marketing de las Artes, celebrado en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) y organizado por Red de Teatros, la recta final de la segunda y última jornada celebrada este miércoles se reservó para tomarle el pulso a la situación de las Artes Escénicas en Chile. Como colofón a dos jornadas de ponencias, los participantes asistieron a la presentación de un estudio analítico realizado con objeto de complementar a la última Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural de este país, fechada en 2012.

El mencionado trabajo, construido con el objetivo de conocer las percepciones y razones de los chilenos en torno a la participación y consumo de manifestaciones culturales, fue presentado por Matías Zurita, jefe del departamento de estudios del Consejo Nacional de Cultura de Chile. Entre los resultados cabe destacar que la muestra de personas participantes admitía no consumir teatro o danza principalmente por falta de tiempo libre. Pero, además, se señaló la existencia de una barrera de índole económica: el coste de estos espectáculos contribuían a forjar una distancia social percibida entre el público y aquéllos. Como consecuencia de todo lo anterior se instala, pues, una “falta de costumbre” en los ciudadanos a la hora de consumir artes escénicas.

Basándose en el capital cultural de los consumidores potenciales o reales de arte y espectáculo, en el Seminario se encontró que la percepción de los chilenos respecto al papel de la cultura variaba significativamente. Así, mientras quienes gozan de un capital cultural alto entienden la función de aquélla como una oportunidad para un encuentro colectivo con el arte, en el otro extremo se aprecia que quienes poseen un capital bajo le otorgan una relevancia secundaria frente a otros temas sociales, como la educación o la sanidad.

Brigada Espacial en Santiago a Mil

 

El análisis concluyó que la “falta de tiempo” es el principal argumento esgrimido como justificación a la poca afluencia de público a salas de teatro o espectáculos de danza, ofertas percibidas como “prácticas lejanas” y “caras”. En el seminario se analizó consecuentemente la paradoja entre los imaginarios sociales y las conductas individuales, es decir: si a nivel social se admite con frecuencia que la cultura tiene un valor necesario, simbólico y de cohesión e identidad colectiva, ¿por qué los resultados finales de consumo contradicen esa valoración?

Las conclusiones del estudio fueron posteriormente sometidas a discusión. El debate, moderado por Javier Ibacache, director de Programación y Audiencias de GAM, contó con la participación de Cristóbal Gumucio, director del Centro Cultural Matucana 100; Andrea Gutiérrez, presidenta de SIDARTE (Sindicato de Actores de Chile); Alejandro Castillo, actor, director y profesor de teatro; y Pablo Casals, actor, gestor cultural y director de La Butique Producciones. Los invitados, consultados por diferentes cuestiones como la dinámica y estado actual de las salas de teatro, la implementación de éstas a los malls o las características de los públicos actuales y futuros, fueron tejiendo una red de diálogo que subrayaba los rasgos más importantes de la situación en que se encuentran las artes escénicas chilenas.

“Los riesgos del teatro son muchos”, apuntaba Gumucio, "sobre todo en una audiencia dinámica, acostumbrada a ‘cambiar de película’ si a los veinte minutos no le gusta lo que ve".

En opinión de Castillo, en Chile “no tenemos teatro estable, y necesitamos continuidad”; y, según Gutiérrez, “las artes escénicas están sumidas en un estado de precariedad inmenso”, por lo que quienes trabajan para impulsarlas se hallan en una situación de sobrevivencia, “atomizados y encapsulados” en sus propias labores, lo que ha hecho surgir la colaboración entre espacios.

“Falta que [las artes escénicas] sean fortalecidas desde el sector institucional”, dijo Castillo, dando en el clavo sobre un asunto al que se volvió en más de un momento.

Opening Night

En cuanto al público –precisamente las audiencias eran el elemento principal del seminario–, y en relación al Festival de Artes Escénicas para la Primera Infancia celebrado en octubre de 2013, la propia Gutiérrez señalaba la importancia de que los niños tengan un contacto temprano con la cultura.

“Hacer que la gente experimente el arte es probablemente lo que más genera espectadores, y tener un acercamiento [a ellas] es lo que evita esa distancia [percibida] de la que hablábamos”, comentaba.

Por último, se señaló en varios momentos la importancia de los medios de comunicación. “Si uno no tiene un rostro televisivo no te pescan, si no eres conocido [para los medios] es una complejidad que termina en el fracaso de los grupos de teatro o de danza”, reflexionaba Gumucio.

Como punto final a este debate, Ibacache repasó en pocos minutos las ponencias que se habían celebrado durante ambas jornadas y recordó que mañana se celebra la Noche Solidaria de los Teatros –organizada por la Red de Salas– a beneficencia de los damnificados del reciente incendio de Valparaíso, en 11 espacios de Santiago.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes