Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 14:03

El escritor e intelectual falleció ayer domingo 28 de abril

Cultura - El Mostrador

Vasco Graça Moura, el gran intelectual de la derecha portuguesa

por 28 abril 2014

Vasco Graça Moura, el gran intelectual de la derecha portuguesa
La derecha portuguesa perdió hoy a su intelectual más destacado desde la llegada de la democracia, Vasco Graça Moura, un hombre polifacético que disfrutó de una larga y brillante carrera como escritor, pero también como gestor público.

vasco

Vasco Graça Moura

"Reaccionario de centro-izquierda", como él mismo se definía -no sin un punto de sorna- en una de sus últimas entrevistas, no dudó en defender sus ideas sin preocuparse por la polémica que sus palabras causaran.

Su libro más reciente era prueba de ello. En "La identidad cultural europea", abogaba desde un punto de vista casi antropológico por la necesidad de que la UE ponga límites a la inmigración para mantener vivos sus principios y valores, que consideraba en riesgo, aunque sin caer en el racismo o la xenofobia.

En los últimos años se erigió en una de las personalidades lusas más críticas con el acuerdo ortográfico que pretende unir a todas las variantes del idioma portugués, y como consecuencia siguió escribiendo sus columnas semanales en un diario luso bajo las normas tradicionales.

A su faceta como literato le sumó su labor como político. Militante primero y simpatizante después del Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha), fue secretario de Estado de uno de los primeros gobiernos tras la dictadura (1975) y eurodiputado durante una década (1999-2009).

Ideológicamente próximo, ensalzó públicamente la labor del actual primer ministro, el conservador Pedro Passos Coelho, a quien reconoció el mérito de sacar al país del "foso" en el que en su opinión se encontraba tras recurrir al rescate financiero de la UE y el Fondo Monetario Internacional.

Nacido en Oporto en 1942, se licenció en Derecho por la Facultad de Lisboa y ejerció la abogacía, una profesión que ya compaginaba por aquel entonces con su pasión por la poesía.

Con apenas 21 años, publicó sus primeros versos, reunidos en "Modo Mudando", una de las obras claves en su carrera.

Con la llegada de la democracia a Portugal, ocupó cargos de responsabilidad en diferentes órganos públicos, como la televisión RTP o la Casa de la Moneda, y entre 1988 y 1992 fue nombrado comisario de Portugal para la Expo Universal de Sevilla.

A finales de los 90 fue director del Servicio de Bibliotecas y Apoyo a la Lectura de la Fundación Calouste Gulbenkian, y desde hacía poco más de dos años presidía el Centro Cultural de Belem, una de las instituciones lisboetas más prestigiosas.

Además de la poesía, cultivó otros géneros, como la novela o el ensayo, y también fue un destacado traductor al portugués de obras claves en la literatura universal.

"La furiosa pasión por lo tangible", "Camoes y la divina proporción", "Cuatro últimas canciones" o "Poemas con Pessoa" son sólo algunos de sus títulos más conocidos.

Por la calidad de sus escritos recibió entre otros el Premio Pessoa -el más codiciado de las letras lusas- y el Vergílio Ferreira, e incluso fue distinguido en otros países, como Francia e Italia.

Víctima del cáncer desde hace años, fue condecorado con la Orden de Santiago de Espada el pasado mes de enero por el jefe del Estado, Aníbal Cavaco Silva, con motivo de un homenaje hacia su figura.

"La poesía es mi forma verbal de estar en el mundo", reconoció entonces desde el estrado.

Casado por tres veces y con cuatro hijos, Vasco Graça Moura dejó para la posteridad reflexiones sobre el amor y la muerte en su "Antología de los sesenta años": "Cuando yo muera, toma mi mano con firmeza, pon tus ojos en los míos si pudiera ser, si todavía en ellos la luz se desvanece, y di de nuestro amor como si no se tuviese que acabar".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes