Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 15:41

También la música del sello está disponible en descarga digital

Cultura - El Mostrador

El sello musical independiente que vuelve a apostar por el formato físico

por 15 mayo 2014

El sello musical independiente que vuelve a apostar por el formato físico
Se trata de la Gata Records, una iniciativa que se terminó de consolidar en 2011 de la mano de su creador Andrés Aillón, con una apuesta por nuevas propuestas musicales, y que según los entendidos ha logrado levantar un excelente trabajo de impecable factura publicando 27 discos hasta el momento.

Un interesante trabajo se encuentra realizando un sello musical independiente que, en contra de los tiempos, vuelve a apostar por el formato físico, ya sea disco compacto o vinilo.

Se trata de la Gata Records, una iniciativa que se terminó de consolidar en 2011 de la mano de su creador Andrés Aillón, con una apuesta por nuevas propuestas musicales, y que según los entendidos ha logrado levantar un excelente trabajo de impecable factura publicando 27 discos hasta el momento.

gataandresaillon

Andrés Aillón
Foto: Gentileza Gata records

La obra existente o en producción no sólo incluye talentos nacionales como Onofre Borneo, Simon War, Nicolas Lorenzini, Hidromental, Alvaro Vildósola,  Chilenomedio o Statickman, sino también internacionales como los argentinos Martin Del Litto, ETM y Low Ship, los españoles Ravers OnThe Storm y Melodonia, además del brasileño Lidimo y los israelíes Said & Rosenberg.

Fiestas y discos

Aillón cuenta que el sello como idea nació en 2006, mientras trabajaba como Dj en el Mucca, uno de los primeros lugares que se instalaron en el Barrio Italia con sello electrónico. “En ese momento, el proyecto se lanzó y se alcanzaron a editar algunos trabajos, pero luego el trabajo se suspendió”, recuerda.

Luego, en 2011, Aillón retomó el proyecto junto a un par de socios, centrándose más en hacer fiestas y con una selección de artistas “mucho más ecléctica”. Tras la salida de sus socios al cabo de unos meses, en 2012 Aillón decidió centrarse solamente en la producción de material discográfico, “poniendo atención también en pulir la selección de artistas hacia una línea más coherente y cercana a los sonidos que creía más interesantes”.

Para su creador, la idea es tratar de ofrecer una propuesta fresca, novedosa y de calidad, alejado de la electrónica comercial y lejos también de la música más experimental. “Nos gustan las canciones, tengan estas letra o no, y creemos que es posible realizarlas y fusionarlas con los sonidos que más nos interesan que son los ligados al disco, electro, house y el new wave menos comercial conocido como New Beat”, explica.

Foto: Gentileza Gata Records

Foto: Gentileza Gata Records

El proceso de selección de los artistas se realiza a través de las redes sociales, como por ejemplo Soundcloud. “Se busca e invita a participar a proyectos musicales que creo cumplen con el perfil musical del sello, primero en un compilado y después, si la relación es satisfactoria para ambos, se puede publicar un un single o un Ep”, agrega.

El formato físico

La música del sello está disponible en descarga digital, pero también en formato físico, pudiendo según sea el caso estar realizada en disco compacto, vinilo o ambos. Esto lo diferencia de los netlabels, que sólo optan por lo virtual.

“Me parece genial que hagan esa apuesta, ya que en esta última década todo ha mutado a otros plataformas, como el mp3 o las descargas vía online, etc, porque fue un poco lo que pidió el mundo en general”, asegura el argentino Emiliano Tupac Martinelli (ETM), uno de los artistas del sello. “Pero aun así es necesario tener la plataforma física como el CD o vinilo... hay muchas personas que prefieren lo clásico, que recorren disquerías en busca de discos, nuevos, viejos, usados, se toman el tiempo de leer los créditos, apreciar el arte de tapa, poder palpar esas cosas, que sea real”.

“El formato físico tiene un valor sentimental, es palpable y lo puedes regalar de mano en mano, se puede observar y escuchar”, coincide el penquista José Luis Seguel (Statickman), otro miembro del elenco de la Gata Records. “Si tu mama esta de cumpleaños y le gusta Rafael, ¿qué crees que andaría mejor? ¿Decirle ‘mamá, te regalo un Mp3s de Rafael’, o darle un disco o vinilo envuelto en papel de regalo?”.

También Luis Munita, “Chilenomedio”, otro artista de la Gata Records, destaca esta apuesta. “A mí me agrada mucho la antigua costumbre de escuchar música con la carátula del disco en la mano”, señala. “También tengo un rollo personal, pienso que los archivos se pueden borrar fácilmente y desaparecen, en cambio un objeto tiene un carácter más permanente”.

“La apuesta por el formato físico, además de parecernos fundamental a nosotros como músicos, productores, djs o coleccionistas, hace eco de una necesidad que notamos en nuestro público, por sobre los 30 años”, explica Aillón.

Es “gente grande, quizás una generación que nació con el Cd o el casete y que quiere seguir teniendo su colección en ese formato. Evidentemente con cada CD la descarga viene incluida, así pueden tener lo mejor de los dos mundos”, asegura. “Por un lado el objeto físico, con indiscutible mayor calidad sonora, con su arte, que tiene incluso aroma, que se puede prestar o regalar versus la portabilidad del formato descargable”.

El caso del vinilo en particular, Aillón apunta a que es un fenómeno a nivel mundial del cual no es posible restarse. “Las discográficas pequeñas son las que más apuestan a este fenómeno,  porque tienen una clientela mas de nicho. Nuestras estadísticas señalan también que la venta de música, en cualquier formato, se realiza por gente del extranjero, en Chile muy poca gente compra música”.

“Nos gustaría empezar a tener todo el catalogo que viene en vinilo, estamos negociando para eso con una planta en Los Ángeles, California, una en República Checa y otra en Alemania”, revela el productor. “Es una pena no poder mandar hacerlos aquí en Chile pero, paradójicamente, y es algo que no logro entender, sale muchísimo más caro”.

“Público leal”

En la Gata Records están convencidos de que, en términos cualitativos, la recepción ha sido muy buena, aunque en términos cuantitativos aún falte mucho por avanzar.

“Revistas especializadas, sobre todo fuera de Chile, han valorado nuestro trabajo y un nicho de público muy específico nos ha privilegiado con su preferencia y lealtad, pero nos ha sido muy difícil, salvo excepciones, acceder a audiencias mayores y contar con espacios para dar a conocer nuestra propuesta”, afirma Aillón. “En todo caso no nos quejamos, sabemos que ésta siempre será una batalla desigual y todo lo que hacemos es por una convicción estética que no pensamos transar”.

Los músicos, por su lado, también valoran enormemente la experiencia con el sello. Al argentino ETM le ha permitido “poder estar en contacto con lo que estaba pasando allá, hacer intercambios musicales y expandir la música”.

“Hace muy poco terminé un remix para el productor Statickman, que también está dentro del sello. Me gustó mucho el resultado final y a ellos también,  seria genial ir a presentar el disco”, anticipa el trasandino.

Para “Chilenomedio”, la Gata Records se ha transformado en un proyecto común de un grupo de amigos. “Me parece que hay sellos que han partido al revés, con un grupo de amigos que decide formar un sello. En el caso de Gata, siento que la música electrónica ha unido a gente que ha logrado compartir”.

Statickman, en tanto, destaca “la camaradería, como las ganas de trabajar, siempre planteando nuevos desafíos, esta la posibilidad de soñar y trabajar por ese sueño en un ambiente sano donde nuestro principal objetivo es disfrutar de lo que hacemos”.

Para este tercer año, la distribución digital se hará a través de ITunes y todas las demás tiendas digitales. El catálogo ya ha crecido bastante y Aillón prefiere dejar esa distribución en manos de terceros, según afirma.

Como se ve, la Gata Records tiene para rato.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes