Simón González, Premio Altazor a la música popular, renueva la escena musical latinoamericana - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 13:06

Autor del disco Pieza de Música

Cultura - El Mostrador

Simón González, Premio Altazor a la música popular, renueva la escena musical latinoamericana

por 16 junio, 2014

Simón González, Premio Altazor a la música popular, renueva la escena musical latinoamericana
El instrumentistas es uno de los representantes de la nueva generación de músicos chilenos inspirados en las raíces latinoamericanas y en el interés en la reapropiación de la identidad cultural nacional, que prometen movilizar y expandir el actual círculo de la música fusión tanto en nuestro país como en el extranjero.

París, Río de Janeiro y Santiago de Chile, han sido lugares claves y significativos para la vida del joven guitarrista y compositor Simón González, espacios  en donde ha sabido materializar a través de acordes, líneas melódicas, rasgueos de guitarra latinoamericana y sugerentes armonías que reúnen las influencias del jazz y la música académica.

A pocos días del resultado de los premios Altazor 2014, el Mostrador Cultura+Ciudad, conversó con Simón González, el instrumentista del año en música popular y que por estos días está dando que hablar entre los círculos de la cultura y las artes.

simong

Tu trabajo es fiel reflejo de una tendencia creativa de las nuevas generaciones de músicos que profundizan en las raíces latinoamericanas. ¿Cuál fue tu motivación e inspiración para desarrollar tu propuesta?

La música latinoamericana, en sí misma, ha sido fuente inspiradora. He crecido con ella y compartido con músicos que cultivan el género desde muy chico. Me inspiran sus ritmos irregulares, sus melodías, su gente. Me gusta su fuerza, sin embargo posee sutilidades que es preciso potenciar.

Una de las cosas que hago al momento de crear, es cerrar los ojos y escuchar el silencio. Cuando hablo de silencio, es precisamente lo que no se escucha, lo que aún duerme, algo que está presente pero que no se deja ver fácilmente. Cuando uno mira un paisaje, por ejemplo, resaltan ciertos elementos en primer lugar, colores, texturas, etc. Con la música pasa lo mismo y a mí lo que más me atrae es identificar aquellos espacios que están en segundo plano, que pasan desapercibidos.

¿Cómo cambió tu percepción musical haber vivido en Francia y en Brasil?

Lo que más agradezco es el contacto con gente proveniente de otras culturas. Tan sólo el escuchar cotidianamente el hablar de las personas es maravilloso, sobretodo el de las culturas provenientes de África, ¡Qué manera de cantar melodías al hablar!

Lo otro que valoro mucho son los encuentros musicales informales que tuve la oportunidad de vivir en esos dos países, en particular con los músicos latinoamericanos. Creo que todo músico popular (y ojalá ocurriera en todos los géneros musicales) debería tener una cuota mínima de reuniones, tertulias, guitarreadas, jams, o como se les quiera llamar. El hecho de compartir la música, y aprender a través de un modo empírico, es parte esencial de nuestra formación. Es aprender a hablar, aprender a escuchar, entender la gramática musical. Comprender cuáles son las cosas importantes al momento de tocar con otra persona, desarrollar la intuición musical y el lenguaje. Comunicación al fin.

Cuando uno está en una búsqueda constante, el fusionar las cosas se vuelve algo natural. La estética dentro de mi trabajo tiene que ver con la síntesis de muchos géneros. Tanto lo popular, lo folklórico, lo docto y el jazz (por encasillarlo de alguna manera). Son finalmente los estilos por los que he circulado, y la música que he escuchado toda mi vida. Y la que me inspira al momento de componer e interpretar.

"Pieza de música" es tu primer álbum como solista, en él participas con talentosos músicos chilenos como Andrés Pérez, Marcelo Córdova, Carlos Cortés,  y también Sebastián Almarza como músico invitado. ¿Cómo se fue gestando el proceso creativo. ¿Las composiciones y arreglos fueron creaciones tuyas o más bien se trató de una creación conjunta?

Sí, son creaciones mías, algunas que venían ya desde antes de empezar a tocar juntos, y otras se fueron gestando en el camino. Pero siempre llegué con la música escrita a los ensayos. Claro que las creaciones van tomando forma al momento de escucharlas con el formato completo. Las ideas y la gran experiencia musical que tiene cada uno de mis queridos colegas y amigos, contribuyeron a que la música del disco “Pieza de Música” se escuche con la madurez que necesitaba. Sobre todo cuando se busca un color particular en la sonoridad de esta música. Se prueban muchas cosas en los ensayos, maneras de tocar, tempos distintos, y también el “qué cosas no tocar”, que finalmente es lo más difícil al momento de crear e improvisar creo yo, tomar la decisión de generar tensión, dándole espacio al silencio.

¿Cuál es tu apreciación sobre la escena musical actual en torno a la música de raíz latinoamericana?

Creo que está cambiando. Los músicos están investigando cada vez más y probando más cosas. Están más exigentes al momento de crear, lo que es buenísimo, la música chilena está evolucionando. Tenemos una paleta de colores con elementos que nos une: el ritmo, la melodía, la armonía, y también la dinámica. Ahora bien, cómo conjugar estos elementos de manera particular y proponer algo que genere reflexión, esa es la tarea que tenemos que realizar.

La música chilena está cada vez mas enfocada en la identidad de un pueblo (lo que me parece fundamental), y por sobretodo en investigar nuestras raíces musicales, y en el cómo fusionarlas con lo que existe hoy dentro del espectro musical. Claro que hay híbridos que no logro apreciar, pero también hay fusiones muy bien logradas y muy  interesantes para el desarrollo de esta nueva música chilena.

¿Qué significa para ti haber ganado este premio?

Es sin duda pura felicidad. Quiere decir que es real el movimiento de transformación de la música chilena que uno persigue.

Ahora, me encantaría que el reconocimiento se trasladara también a la gente que no está en el medio artístico. Creo que es necesario transmitir a la gente las propuestas nuevas, darles un espacio importante dentro de la sociedad, un espacio de experimentación. Si no lo conocen, ¿cómo van a poder decidir si quieren escucharlo o no? ¿Cómo van a pedir que lo toquen en alguna emisora de radio? ¿Cómo van a llenar un concierto?  Es un reflejo claro de que hay un gran trabajo que hacer con respecto a la difusión de las artes en Chile. Y sin la ayuda directa de los medios que tienen el poder, es bien difícil. Pero sé al menos, y tengo la certeza de que cambiará la manera de apreciar a los artistas de nuestro país. Aquí se hace arte de primer nivel y la gente no lo sabe. Siento también que hay un trabajo que tenemos que hacer nosotros, que es el de valorar,  apoyar y promover lo que nos parece notable. Generar una familia de difusión propia, que los músicos vayan a ver teatro, o exposiciones, por ejemplo; que los actores asistan a los conciertos. Contaminarnos de las artes y entre las artes. Y así como resultado inevitable, enriquecer aún más la cultura de este país.

Próximos conciertos de Simón González

Sábado 5 de julioinauguración «Músicas Acústicas » en el Café del MAC.
Martes 8 de julio, La Tienda Nacional.
Jueves 10 de julioprograma «Escena Viva » radio USACH
Jueves 24 de julio, Sala SCD Bellavistaciclo « Brotesde Invierno »»

 www.simongonzalez.com

 

 

 

 

 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)