Martes, 26 de julio de 2016Actualizado a las 17:40

La premiación será este sábado en la Academia del Cine de Madrid

Cultura - El Mostrador

Protagonistas de documental "La once" esperan ansiosas el resultado de los Goya de este fin de semana

por 3 febrero 2016

Protagonistas de documental
Ximena Calderón y Alicia Pérez no esperaban que con el nivel de las candidatas presentadas a este Goya, su película dirigida por Maite Alberdi, se colaría entre las cuatro nominadas finales, junto a "El clan", del argentino Pablo Trapero; "Magallanes", del peruano Salvador del Solar, y "Vestido de novia", de la cubana Marilyn Solaya.

A sus 80 años, Ximena Calderón y Alicia Pérez están "entusiasmadas", "emocionadas" y desbordan energía e ilusión por recorrer el sábado la alfombra roja de los Goya como protagonistas del documental La Once, dirigido por Maite Alberdi y nominado a mejor película iberoamericana.

Sentadas en un café del centro de Madrid, se muestran expresivas y encantadas ante la experiencia de los Goya, aunque aseguran no tener expectativas y además, apunta a Alberdi, "estar aquí ya es un súper premio".

Ninguna se esperaba que con el nivel de las candidatas presentadas a este Goya, su pequeña película se colaría entre las cuatro nominadas finales -junto a El clan, del argentino Pablo Trapero; Magallanes, del peruano Salvador del Solar, y Vestido de novia, de la cubana Marilyn Solaya.

"Las otras tres son grandes competidoras", así que solo el hecho de estar junto a ellas "es un logro gigante que demuestra la calidad de la película", asegura Alberdi orgullosa.

Tanto como lo están Ximena y Alicia, que nunca pensaron que acabarían protagonizando una película, junto al grupo de amigas con las que se reunían una vez por mes para tomar el té, con sus conversaciones reales, sus bromas y sus "chascarros", resalta Calderón divertida.

Todo empezó cuando Maite Alberdi -"la primera nieta del grupo"- se reunió con Alicia y María Teresa Muñoz (su abuela, ya fallecida).

"Creíamos que era para anunciarnos que se iba a casar porque somos muy casamenteras y estaba soltera", explica Alicia, pero les propuso rodar su vida, concretamente sus encuentros mensuales.

Al principio creyeron que sería para un proyecto corto, que las rodaría dos ó tres veces. "Pero siguió y siguió" durante cinco años, hasta que el fallecimiento de María Teresa acabó con el rito.

Pero Ximena y Alicia no lo recuerdan con tristeza, sino que aprovechan cada momento de esta nueva vida que les ha ofrecido La once y, junto a la tercera componente viva del grupo, Angélica Charpentier, disfrutan del cariño que les demuestra el público en cada sitio al que acuden a presentar la película.

Pérez recuerda especialmente la calidez con que la recibieron en Columbia (Misuri), y en el sur de Chile. Y las dos esperan expectantes al público español en el primer pase al que asistirán, hoy, en la Academia del Cine.

Ante la atenta mirada de Alberdi, que escucha con atención a sus 'estrellas' -aunque a ellas no les gusta nada que les llamen así-, las dos mujeres aseguran, coquetas, que se ven peor en la pantalla que en la realidad, pero reconocen la naturalidad de las conversaciones rodadas por la realizadora.

"No nos dábamos ni cuenta de que estaban ahí", rodando, y tras terminar la parte del documental, todo el equipo se reunía con ellas para tomar otro té, explica Ximena.

Y aseguran que se han analizado a sí mismas en la película, cada detalle, cada fallo, cada imagen en la que aparecen sin un pendiente o con un gesto que a ellas mismas le sorprenden, porque han visto el documental en numerosas ocasiones, "16 veces", enumera Alicia.

Lo que más les sorprende es que el público que acude a ver la película no está compuesto solo de personas mayores o de sus familiares. "Hay mucha gente joven", resalta Ximena.

Pero se muestran especialmente satisfechas por la buena acogida que su trabajo ha tenido entre sus familias, especialmente sus nietos. "Teno un nieto psicólogo, el mayor, de 26 años, y tenía mucho miedo de su opinión porque es muy crítico y sincero. Pero me dijo que la encontró preciosa", señala Alicia.

También resaltan la opinión del hijo diplomático de Angélica, al que todas respetan mucho.

"Esta película ha sido un regalo de dios, un regalo de Maite" que aseguran que aún no han asimilado del todo.

Pero lo que sí han asimilado es que el sábado desfilarán por la alfombra roja de los Goya y se han preparado a conciencia, con la elegancia de Sara Montiel en la memoria, con el deseo de encontrarse con el argentino Ricardo Darín y con el sueño imposible de conocer al rey Juan Carlos "se parece a un novio que tuve", afirma Ximena.

Tras los Goya, el camino ya casi está acabado. La película se estrenará en julio en algunas salas británicas y españolas. "Y nos decían que era imposible", recuerda Alberdi.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes